Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD MARTES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2017 abc. es conocer ABC Los matrimonios en España duran entre 16 y 20 años de media antes de romperse Cataluña y Comunidad Valenciana, las regiones con más disoluciones en 2016 ÉRIKA MONTAÑÉS MADRID Divorcios, separaciones y nulidades por CC. AA. 2016 Tasas por 1.000 habitantes Tasa x 1.000 hab. Ceuta C. Valenciana Cataluña Canarias Asturias Baleares Media nacional Melilla La Rioja Murcia Madrid Cantabria Andalucía Galicia País Vasco Navarra Castilla- La Mancha Aragón Extremadura Castilla y León Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística) Total 2,7 2,5 2,5 2,4 2,3 2,2 2,2 2,1 2,1 2,1 2,1 2,1 2,1 2,0 176 662 3.057 13.809 1.231 17.885 5.526 4.007 1.222 3.804 2.487 4.104 1.891 233 12.464 18.632 5.155 2.408 2.539 Div. 215 11.904 17.931 4.975 2.265 2.383 Sep. 18 549 634 180 140 154 Nulid. 0 11 67 0 3 2 Por cada mil españoles, se producen 2,2 rupturas cada año. Menos que en otros países europeos, como Portugal, pero más que en Italia. Estamos en la media de nuestro entorno asevera Teresa Castro, demógrafa del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aunque si se tuviera en cuenta el número de parejas de hecho que quiebran, el dato se dispararía Según la investigadora, cada vez se rompen más uniones, aunque al no ser formales o estar registradas, no se contabilizan en informes, como el publicado ayer por el Instituo Nacional de Estadística (INE) referente a las nulidades, separaciones y divorcios en 2016. Dicha estadística cifra en 101.294 las rupturas del año pasado, un 0,1 menos que en 2015. Por regiones, la Comunidad Valenciana y Cataluña encabezan las disoluciones matrimoniales, con una tasa de 2,5 por cada mil habitantes; frente a Castilla y León y Extremadura (1,7 por mil) Apenas hay variaciones en datos globales respecto a años anteriores, puesto que los 96.824 divorcios que se produjeron en 2016 suponen un 0,3 más que en 2015. La tendencia se mantiene estable; las diferencias son ínfimas 170 629 2.940 13.179 1.174 16.969 5.337 3.863 1.157 3.634 2.389 3.921 1.787 6 31 117 618 57 903 189 144 65 167 95 182 103 0 2 0 12 0 15 0 0 0 3 3 1 1 ABC 1,9 1,9 1,9 1,9 1,7 1,7 tores en el 28,3 de los casos (aumenta 4 puntos porcentuales) mientras en otro 66,2 se concedió a la madre. En opinión del demógrafo Rafael Puyol, los porcentajes no representan una diferencia signicativa respecto a ejercicios anteriores y afianzan la idea de que nuestro país no es ajeno a la segunda transición demográfica que se está viviendo en todas las sociedades occidentales razona. La radiografía, según Puyol, es la siguiente: disminuyen los matrimonios formales (la gente se casa cada vez menos) y aumenta el fenómeno de la cohabitación entre las parejas más jóvenes, sin ningún vínculo civil o religioso La gente ya no tiene la concepción de un matrimonio para toda la vida, las reglas del juego han cambiado. La posibilidad de que duren se ha reducido, por el carácter de provisionalidad con el que nacen y porque el marco legal y económico favorecen la ruptura. Divorciarse es más barato y exprés declara Puyol. Nueva vida a los 44 y los 47 Los matrimonios españoles conviven una media de 16 a 20 años antes de su disolución. Cuando rompen, ellas tienen 44 años, de media, y, ellos, 47. El 22,2 de los divorcios se produjo cuando la pareja llevaba conviviendo entre 5 y 9 años. La investigadora Castro opina que el informe del INE aporta una dimensión parcial al no cuantificar todas las uniones rotas por el camino. Hay estudios que ya cifran en un tercio de los niños los nacidos de parejas de hecho ejemplifica. afirma a ABC Donato Ibáñez, jefe del área de Estadísticas Judiciales del INE. El año pasado hubo también 4.353 separaciones y 117 nulidades de uniones religiosas. En los procesos de divorcio y separación, se otorgó la custodia compartida de los hijos a ambos progeni- Opinión de los demógrafos En esta segunda transición demográfica los matrimonios no se conciben para toda la vida r mv mzqkv zmC l UNU ZT l N Z U bSZObW dbO RaU bUV YU a QTO QPU V Y dRP bOYU B a Y k LPU R OVa aU a Yd s K a lUb ada Q a bdT PdYC Q db T cY bU SO Yd uOVPd x V RdY zLPRdURa VdR d K jV N RQdY a dbb UV QPdQ a Yd UWTd d W RbdVP Y rdaR a m VP c RC l bUV aUW b Y U QUb dY V Yd dYY l RRdVUC 3 a rdaR aC bUV v y V W RU 3 E C b Y cRdad V b d a OY U a E C daUTPã TUR OVdV W ada 4 4 (8 0 29 (29 0 0 D %9 7, 73 5 (2 71, 7, 5 $6 %9 D %9 Y b PdaU bdT PdY QUb dYC V bUVQ bO Vb d V Yd QOWd a XC $6 C W a dVP Yd dWURP Jdb ãV a 3 E XE dbb UV Q a Q Q bUWd b RU OV ORU 2 C 6 a NdYUR VUW VdY bdad OVd a YYdQ sd D: (4 A: (8 0 2 9 A: UV Q K Yd bUWT VQdb ãV a TRÕQPdWUQ R dY JdaUQ TUR Yd QUb ada d a P RW VdaUQ dbb UV QPdQ UV URW d YU a QTO QPU V Y dRP bOYU BB a Y k LPU R OVa aU a Yd Y K a QUb ada Q a bdT PdYC Q db LTR QdW VP SO Yd a NUYOb ãV a Y NdYUR a YdQ UV Q d YUQ dbb UV QPdQ Q d b U d a Y NdYUR a Q WcUYQdaU a YdQ R QT bP NdQ dbb UV Q sd bOb ãV a Y TR Q VP dbO RaU a R aObb ãV a bdT PdY d Q aU R dY Jdad a VPRU a Yd Q WdVd Q O VP d bUVPdR a Qa Yd b d a Y b PdaU dbO RaU Q W QWU Q TUV a D 209 6 C 9+ 9 20 4 %94 2 (29 %7 UWU bUVQ bO Vb d a Yd R aObb ãV a Y bdT PdY QUb dY 0 4 94; 0 0 $2 849 9 D (4 (40 C 9 YUQ zQPdPOPUQ lUb dY QC SO V YU QOb Q NU SO adR R adbPdaU a Y Q O VP P VUR Y P RdY! RP bOYU X dT PdY lUb dY zY bdT PdY QUb dY Q b Rd V XC ORUQ l a N a V X dbb UV Q URa VdR dQC VUW VdP NdQ a Q Q bUWd b RU OV ORU 2 C 6 a NdYUR VUW VdY bdad OVd a YYdQC a OVd W QWd bYdQ C VOW RdadQ a Y dY X C VbYOQ N PUadQ YYdQ QOQbR PdQ TUR YUQ dbb UV QPdQ sdQ dbb UV Q QP V a Q WcUYQdadQ V QO PUPdY ada l a d LTR Qd d a SO Yd dWURP Jdb ãV a YdQ dbb UV Q a Yd lUb adaC a c adW VP VQbR Pd V Y s cRU m QPRU a bb UV QPdQ l db SO YUQ dbR aUR Q a Yd QUb ada TUaR V UTUV RQ d Yd b Pdad R aObb ãV a bdT PdY QUb dY V Y TYdJU a OV W Q d bUVPdR a Qa Yd b d a TOcY bdb ãV a Y YP WU dVOVb U a Y dbO RaU a R aObb ãV a Y bdT PdY a Yd QUb adaC V YUQ PÕRW VUQ TR N QPU V Y dRP bOYU BB C V R Ydb ãV bUV Y dRP bOYU BB 3 a Y k LPU R OVa aU a Yd Y K a QUb ada Q a bdT PdY rdaR aC E a Q TP WcR a E sd aW V QPRdaURd ÜV bd U d rdR d i bPUR d y RV Va J xdRb d Al menos 319 fallecidos por el terremoto México vuelve a una calma tensa una semana después del seísmo ADRIÁN ESPALLARGAS MÉXICO ce a vibrar de nuevo. A cada rato miro la lámpara del techo a ver si se mueve porque tengo la sensación de que va a volver a temblar cuenta María a ABC. Reabren los colegios Un centenar de escuelas, en los que se ha visto que no hay daños estructurales, ya han reanudado las clases. Sin embargo, hay muchos oficinistas que han tenido que volver a sus empleos, como le ocurrió a María. La semana pasada no fui a la oficina porque me fui a colaborar con la Cruz Roja y la empresa había cerrado para ver que no había daños. Pero hoy ya me toca estar de vuelta comenta la mexicana, quien asegura que en el barrio exclusivo de Polanco, donde trabaja y no hubo desperfectos, la gente ya ha recobrado su rutina. Sobre la situación del malagueño Jorge Gómez, sepultado bajo los escombros, ayer el capitán de la Unidad Militar de Emergencias (UME) española, Juan Carlos Peña, afirmó que saben dónde está el aparejador, pero no hay certeza de que quede nadie con vida, transcurrida una semana del seísmo, informa J. J. Madueño. Hace una semana que Ciudad de México tembló. Más de 40 edificios se derrumbaron en la capital provocando alrededor de 180 muertos y decenas de heridos. Unas cifras que aumentan según pasan las horas. Hoy, cuando se cumplen siete días después de la catástrofe, una tensa calma se extiende entre los más de 20 millones de habitantes de la megalópolis, que poco a poco van volviendo a sus trabajos para tratar de recuperar la normalidad. Hay mucho más tráfico que la semana pasada, pero todavía se nota que muchos no están yendo a trabajar comenta Félix Hernández, un taxista que lleva más de 30 años recorriendo las calles de la capital. Félix vivió el terrible temblor de 1985, cuando más de 400 edificios colapsaron y hubo decenas de miles de muertos, una cifra que nunca se supo de forma oficial. No se asemeja a la devastación que vimos entonces, ahora es mucho más fácil comunicarse con los familiares. Pero hay mucho pánico entre las personas a que vuelva a temblar añade Félix. Y es que el pasado 7 de septiembre también se agitó el suelo de la ciudad. Un terremoto en el sur del país causó un centenar de muertos en los estados de Chiapas y Oaxaca, pero, aunque no hubo víctimas en Ciudad de México, la tierra también se movió violentamente y asustó a muchos de sus habitantes, que se temían lo peor. Sólo 12 días después, un movimiento telúrico, con epicentro a sólo 100 kilómetros de la capital, deja un saldo de al menos 325 fallecidos en el país. Mi hija aún no ha ido a la escuela, pero a mí ya me toca reincorporarme al trabajo dice María Pérez, una mujer de 33 años que asegura tener un miedo constante a que todo comien-