Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA El desafío soberanista La propaganda MARTES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2017 abc. es espana ABC Las mentiras DE PUIGDEMONT (I) La maquinaria propagandística de los independentistas insiste en dar por ciertas afirmaciones que nada tienen que ver con la realidad. ABC inicia hoy una serie desmontando sus mentiras 1 LA DICTADURA LINGÜÍSTICA 2 CATALUÑA EN LA UE 3 LA DIADA DE CATALUÑA Los catalanes quieren una inmersión linguística en catalán en los colegios Una Cataluña independiente seguiría formando parte de la Unión Europea Conmemora la triste memoria de la pérdida de nuestras libertades y la lucha contra la opresión La UE dejaría fuera a la república catalana por ir contra sus principios E. CALVO BARCELONA Clase de español y catalán en un colegio REUTERS Solo el 14 de los catalanes apoya el modelo monolingüe E. ARMORA BARCELONA El modelo educativo en Cataluña, único en Europa, impone el catalán como única lengua vehicular en las aulas para todos los alumnos. Pese a los más de diez intensos años de batalla legal y política, y pese al reguero de sentencias judiciales firmes Tribunal Constitucional (TC) Supremo (TS) y Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obligan a la Generalitat a devolver al castellano su papel de lengua vehicular en la escuela, la dictadura lingüística en los colegios de Cataluña persiste ante la insumisión legal de la Generalitat. Los argumentos esgrimidos desde Barcelona para defender esta fórmula de aprendizaje dista mucho de la realidad. Desde el Govern alegan que los catalanes prefieren la inmersión educativa en catalán, pero las encuestas a la población echan por tierra el discurso de los secesionistas. La más reciente, encargada por Sociedad Civil Catalana (SCC) concluye que solo un 14,4 por ciento de los catalanes es partidario del modelo lingüístico actual, mientras que el 33,8 por ciento de los catalanes opta por una educación trilingüe (catalán, castellano e inglés) y un 28,2 por ciento prefieren una educación bilingüe (mitad en castellano, mitad en catalán) Además, la batalla lingüística en Cataluña ha tenido un impacto negativo en los resultados académicos. Varios informes realizados por Convivencia Cívica Catalana (CCC) constatan el fracaso escolar entre los alumnos castellanohablantes y los inmigrantes, incapaces en un 48,6 de los casos de adquirir unos conocimientos mínimos. Desde que el Govern intensificara su ofensiva contra el Estado, en busca de la independencia, muchos han sido los mensajes que los secesionistas han lanzado para defender que la república catalana seguiría formando parte del selecto club de la Unión Europea. Sin embargo, hay argumentos suficientes para desmontar esta tesis. En primer lugar, tal y como señala Manuel Mostaza Barrios, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Ciencias Políticas y Sociología, la esencia de la UE es contraria al secesionismo: Desde su origen, la antigua Comunidad Económica Europea, se creó como un club de Estados para superar los enfrentamientos nacionalistas que habían desgarrado Europa entre 1900 y 1945 por lo que el órdago independentista contraviene los pilares del organismo internacional. Además, existe un argumento jurídico inapelable que desecha las pretensiones del Govern. La UE se basa en la doctrina Prodi un principio que defiende que cualquier parte de un Estado que se segregue se convierte automáticamente en un tercer país. Si una Cataluña independiente quisiera formar parte de la UE debería iniciar un proceso de solicitud que tendrían que aceptar el resto de miembros por unanimidad, por lo que España podría reservarse el derecho a veto para obstaculizar su ingreso en Bruselas. Incluso el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, se ha pronunciado: Actuar en contra de la Constitución de un Estado miembro supone ir en contra de la UE Un miquelet, en la víspera de la Diada EFE La elección del 11- S como fecha carece de fundamento histórico C. CERVERA MADRID Conmemora la triste memoria de la pérdida de nuestras libertades el 11 de septiembre de 1714, y la protesta y resistencia activa contra la opresión Así reza el artículo 8.3 del Estatuto de Autonomía catalán, en referencia a la Diada, un festejo aprobado por el Parlamento autonómico en 1980. Aunque los catalanistas consideran la fecha de la Diada como el recuerdo de la caída de la ciudad en 1714 frente a las tropas borbónicas, muchos historiadores coinciden en que la elección de la fecha y su justificación cuenta con notables imprecisiones históricas. Como recuerda el historiador Henry Kamen, los miembros del Parlamento de 1980 creían que el 11 de septiembre Cataluña perdió sus libertades (entendidas con un sentido medieval de privilegios administrativos) pero esto no ocurrió hasta el 14 de septiembre Según especificaba el también historiador Salvador Sanpere y Miquel, la muerte de la nación catalana tal y como la interpretan los independentistas, aconteció dos días después de la entrada de las tropas con la rendición de las banderas de la ciudad a la Armada Real. Cuando Jordi Pujol y su partido se percataron del error histórico, algunos catalanes trataron de sugerir otras interpretaciones. El exalcalde de Barcelona, Xavier Trías, adujo que el 11 de septiembre de 1714, tras un asedio atroz, Barcelona se rindió a las tropas franco- españolas del Rey Borbón algo que ocurrió en realidad a mediodía del 12 de septiembre, dejando al descubierto el deficiente fundamento histórico del festejo.