Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 ABCdelVERANO DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es estilo ABC La boda a la riojana de Alberto Garzón y Anna Ruiz más terminar la ceremonia, abandonó el emplazamiento para poder asistir por la tarde a la gran manifestación contra los atentados yihadistas en Cataluña. También se pudo ver al actor Gorka Otxoa y al coordinador de IU y portavoz de IU en el Parlamento de Andalucía, Antonio Maíllo. Por motiA. CALERO vos profesionales, ni el actor Juan DieMADRID go Botto ni el cantautor Ismael Serrano pudieron estar presentes. Alberto Garzón (31 años) y su novia, la Tras la boda los invitados se trasmédico Anna Ruiz (27) se dieron el sí, ladaron hasta el municipio de Laguarquiero ayer en las Bodegas Riojanas, dia (Álava) donde tuvo lugar el banqueen Cenicero. La pareja eligió este te nupcial. En los jardines rodeados municipio de La Rioja por el sigde viñedos del restaurante La FIESTA nificado tan importante que Huerta Vieja, los novios y sus La pareja tiene para el coordinador feinvitados continuaron la cebrindó con sus deral de Izquierda Unida lebración con un aperitivo, invitados, entre (IU) ya que allí pasó su indonde los botellines de ceralusiones a Marx veza se distribuyeron en cufancia y es donde está eny al Che terrada su madre, fallecida bos bajo una frase en la que Guevara en 2014. Garzón y su padre rese hacía un guiño a Karl cibieron a la novia y a la madre Marx: El motor de la historia de esta en la escalinata de la bodees la lucha de clases... y la cerveza ga pasadas las doce del mediodía. Después, se desplazaron En un principio, varios medios apun- a uno de los salones. taron que la ceremonia sería oficiada Déjenme decirles, a por el magistrado y expresidente del riesgo de parecer ridícuTribunal Superior de Justicia de La lo, que el revolucionario Rioja (TSJR) Ignacio Espinosa, tío de verdadero está guiado por Garzón. Sin embargo, tal y como ha grandes sentimientos de podido saber ABC por una fuente cer- amor. Es imposible pencana a la pareja, el oficiante fue el ac- sar en un revolucionario tor Sergio Peris- Mencheta. En los pró- auténtico sin esta cualiximos días los novios deberán forma- dad Esta cita de Erneslizar su unión civil en un juzgado. to Che Guevara se reparCon una nómina de 200 invitados, tió a los familiares y amiuno de los primeros en llegar a la ce- gos de los contrayentes lebración fue el líder de Podemos, Pa- con la fecha del enlace. Así blo Iglesias, que entró por una puer- selló la pareja cinco años ta lateral para pasar inadvertido. Nada de noviazgo. El líder de IU y su pareja, que en breve formalizarán su unión civil, celebraron su amor ante 200 invitados FOTOS: EFE Tras cinco años de noviazgo Arriba y a la izquierda, Alberto Garzón y Anna Ruiz a su salida de las Bodegas Riojanas, donde tuvo lugar la ceremonia UN NUEVO PROTOCOLO DEL VESTIDO MARÍA LUISA FUNES Sweatshirt o sudadera En los años 20, los universitarios estadounidenses empezaron a utilizar esta prenda de sus equipos de atletismo A unque el término no sea muy afortunado, las llamadas sudaderas norteamericanas en algodón, pasaron de ser una prenda de atletismo a convertirse en un importante elemento del guardarropa habitual. La palabra sweatshirt nació en los años 20 para describir a un cárdigan amplio en algodón grueso de color gris, que servía a los atletas universitarios para cubrirse en los entrenamientos, dándoles calor y absorbiendo qué le vamos a hacer, todo hay que contarlo el sudor del ejercicio. Des- de entonces, esta prenda ha cruzado fronteras geográficas, políticas, sociales, culturales y generacionales de un modo que no era de esperar. Rápida de poner, no encogía al lavarse y las fraternidades y equipos de béisbol y fútbol de las universidades la hicieron suya en los años 60. Fue pareja eterna de los pantalones de deporte en los años 70, con la entonces novedosa tendencia a hacer jogging y la influencia de Rocky Los jóvenes universitarios comenzaron a utilizar las prendas de sus equipos de- portivos, con el logotipo incluido, para fardar de formación y estatus. En los 80, surferos, raperos y patinadores en skateboard infundieron un nuevo halo a la sudadera, que se convirtió en clásico de marcas norteamericanas como Quicksilver. Los 90 y la afición a los logos indujeron a Calvin Klein a fabricar estas prendas asequibles en sus colecciones. Donna Karan o Gap consiguieron que la prenda se convirtiese en un básico femenino en EE. UU. Ya en el siglo XX, Dolce Gabbana, Jean Paul Gaultier o Ralph Lauren han hecho de este cárdigan de algodón con capucha un objeto más chic. Steve Jobs y Mark Zuckerberg, causaron sensación utilizando el sweatshirt o hoodie capuchita, en inglés en reuniones y presentaciones profesiona- Sweatshirt de ATM, en Net- a- Porter les: y la prenda salió del universo deportivo. En Europa, sin contar con deportistas y estudiantes, la sudadera sigue siendo territorio femenino para momentos de ocio.