Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es estilo ABCdelVERANO 71 DE ORILLA A ORILLA Del pavo real al gallo de papada CRISTINO ÁLVAREZ E 4. Carmen Martín Gaite Salamanca FOTOS: ABC Casino de Salamanca. c Concejo, 9. 923213703. 37002 Rafael Sánchez Ferlosio. Debate, Barcelona, 2017. 656 páginas. 34,90 euros. Prosas infiltradas Nada como que un régimen (y eso sí que es un régimen, en todos los sentidos del término) como el del dictador caribeño Fidel Castro te declare persona non grata Esto para el currículum es un honor que pocos escritores pueden exhibir. Jorge Edwards no sólo lo puede mostrar, es que fue a él a quien echaron, como diplomáti- 6 co nombrado por Allende, de Cuba por llamar pan al pan y vino al vino. La logomaquia de las dictaduras, ya se sabe. Ahora publica un somero estudio sobre la proyección del castrismo que marca los pasos erráticos de lo que se soñó como el paraíso en América. Pero, además, Edwards, que es un exquisito ensayista, recrea sus lecturas y pasiones, y así aparecen sus notas, espléndidas, sobre Cortázar, Octavio Paz, Borges y, claro, Neruda, de quien traza uno de los mejores retratos del Nobel conocidos. Jorge Edwards. Reino de Cordelia, Madrid, 2017. 213 páginas. 17,95 euros. s cosa comúnmente aceptada que el pavo llegó a Europa, procedente de la Nueva España, esto es, México, en el siglo XVI, aunque haya habido autores que defendieron la tesis de la procedencia asiática o africana del ave, basándose en descripciones de tiempos antiguos y en relatos de festines medievales en las cortes del Viejo Mundo. En las descripciones de los grandes banquetes medievales se habla de pavos. Enrique de Villena, que escribió su Arte Cisoria en 1423, encabeza su relación de aves de que usan comer en estas partes precisamente con el pavo y se extiende, en el capítulo siguiente, en las instrucciones para trincharlo en la mesa real. Villena, naturalmente, hablaba del pavo real. Lean, en su ortografía original, lo que del animalito decía el noble español: el pavón, el qual asado comúnmente comerlo es costunbre, e algunas vezes por fiesta en conbites, con su cola, syn gela quitar, conservándola e guardándola de socarrar en paños enbuelta mojados Más adelan- te insiste: e la cola, puesta en rueda, con mantellina al cuello, de paño de oro o de terzenel, en que las armas del Rey son pintadas Estos miramientos no se tienen con un pavo común, sino con la esplendorosa cola de su primo real. El hecho es que no hay pavos en Europa hasta el siglo XVI, y que esos pavos vienen de México, aunque los anglosajones sigan llamándoles turkey sin explicar para nada su relación con los turcos. Los primeros cronistas de Indias se refieren al pavo, al que llamaron gallo de papada o gallo de Indias al principio; recuerden que tenían que describir los nuevos alimentos recurriendo a es algo que se parece a... de modo que lo de gallo de papada está justificado. Los franceses tradujeron gallo de indias por coq d inde, abreviado en dinde, nombre que hoy se refiere sólo a las hembras, mientras al macho le llaman dindon. De cualquier manera, pronto empezó en España a llamársele pavo, como ahora mismo. Y su marcha triunfal por la gastronomía europea empezó muy pronto, en el mismo siglo XVI... y sigue, sin trazas de perder popularidad.