Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es conocer SOCIEDAD 41 LA OTRA FORMA DE VIAJAR vísceras de las favelas de Río de Janeiro. Tampoco le temen a las ciudades fantasma, escenarios de tragedias como la de Chernóbil, donde los curiosos se someten a mediciones diarias de radiactividad. Las agencias que ofrecen este tipo de viajes destinan lo recaudado a labores sociales en las poblaciones en las que trabajan o de conservación. Aseguran que los visitantes siempre quieren volver. Vistas panorámicas en las favelas con guías locales Los turistas hacen recorridos por favelas como Rocinha, Santa Marta o Complejo de Alemão. Los guías son locales, lo que permite darle mayor autenticidad a la visita y la eliminación de estereotipos. La India de los niños de la calle ABC La verdadera Nueva Delhi Asif Pathan (arriba, a la izquierda) tiene 17 años y es guía en Nueva Delhi. Sus recorridos obvian la parte bonita de la ciudad para ver la realidad: insalubridad y niños viviendo en la calle. ABC Visitar ciudades fantasmas Visión materialista es precisamente la que no había (ni hay) en Prípiat, Ucrania. Esta ciudad fantasma fue abandonada por sus habitantes después de producirse, a una distancia de tres kilómetros, uno de los peores desastres nucleares de la historia: la explosión en Chernóbil. Treinta y un años después, la visita a la central es un atractivo turístico. Las playas y las montañas están muy bien, pero Chernóbil es, literalmente, un viaje a través del tiempo. No hay ningún otro lugar donde pue- Prípiat (Chernóbil) ejemplo, en Vidigal los turistas suben a ver el amanecer al famoso cerro Dos Hermanos. Hay una parte bonita y otra fea, mostramos las dos, la realidad concluye Newman, que cuenta que la sensación que se llevan los visitantes es chocante pero positiva. Se sorprenden al ver que las cosas no están tan mal como pensaban y que aunque hay basura, la gente no sufre tanto como se dice. Al final, terminan replanteándose qué es calidad de vida y concluyen que no está tan relacionada con una visión materialista da contemplarse parte de lo que fue la era soviética y que esté tan bien preservada explica Martin Prieto, miembro de la asociación oficial de touroperadoras de Chernóbil (Chtoa, por sus siglas en inglés) Prieto reconoce que, al principio, la gente tiene miedo, debido a lo que lee o a las terribles películas que hay sobre el tema, pero nosotros garantizamos la seguridad dándoles respiradores, utilizando dosímetros dos veces al día (para la radiación) etc Debido a su éxito, la Agencia Estatal de Ucrania ha abierto un albergue en Prípiat para conocer lo poco que quedó en pie (edificios, parques de atracciones abandonados... de la exciudad soviética y hogar de los trabajadores de la central. El nuevo hotel se encuentra a 18 kilómetros de la central nuclear y sus habitaciones tienen el aspecto de las de cualquier hotel: camas, televisor, cuarto de baño y wifi. Había otros dos hoteles antes pero la gente está entusiasmada con este porque allí dormían los trabajadores que construyeron el nuevo sarcófago seguro la estructura para contener el reactor nuclear concluye Pietro. CARLOS CILLER Viaje al desastre nuclear La ciudad de Prípiat, a tres kilómetros de Chernóbil, se ha convertido en un nuevo destino que visitar aparte de la central nuclear. Es un viaje a través del tiempo asegura Martin Prieto, de una touroperadora. La condición es no tocar nada para mantener las instalaciones tal y como estaban hace 31 años.