Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es economia ECONOMÍA 37 Caso a caso París, la ciudad europea más afectada La contribución del sector turístico al PIB de Francia cayó en 1.450 millones de euros entre 2014 y 2015 tras el ataque a Charlie Hebdo en 2015 y los atentados de ese año en París. Según la Oficina de Turismo y Congresos de París, la capital gala registró una caída del número de visitantes en establecimientos hoteleros del 4,5 en 2016, hasta un total de 21,2 millones, que se atribuyó fundamentalmente al miedo a sufrir nuevos ataques. El mayor retroceso se observó entre los turistas extranjeros -8,3 frente al- 0,5 de los turistas franceses) y en particular los procedentes de Japón -41 Rusia -28 y China -13 mientras que la afluencia de visitantes europeos, más conscientes de esta nueva realidad, apenas se resintió. Impacto moderado en Cataluña Teniendo en cuenta lo sucedido en París y sus consecuencias en los sectores turístico y económico, un informe de Analistas Financieos Internacionales (AFI) indica que Cataluña podría registrar hasta 700.000 visitantes extranjeros menos en los próximos doce meses. Sin embargo, dada la relevancia que tienen los turistas de origen europeo (menos proclives a cambiar su comportamiento ante este tipo de ataques) el daño podría ser notablemente más moderado y concentrarse principalmente en la ciudad de Barcelona, afectando menos al turismo de sol y playa En todo caso, el efecto sería transitorio y su impacto sobre la actividad económica de la región relativamente moderado ABC el Mediterráneo con importantes tensiones geopolíticas como Turquía y Egipto. Como resultado, el sector ha experimentado una expansión sin precedentes, acogiendo a unos 15 millones de turistas extranjeros adicionales desde 2013, hasta los 75 millones en 2016 asegura Analistas Financieros Internacionales (AFI) Este año se planteaba como un ejercicio histórico en el que se sobrepasarían con facilidad los 80 millones de visitantes. Sin embargo, los recientes acontecimientos ocurridos en Barcelona podrían suponer un revés para la actividad turística dice el documento. El año pasado llegaron a Cataluña casi 18 millones de turistas extranjeros, cerca del 24 del total de España, en su mayoría procedentes de Francia (25 Reino Unido (11 y Alemania (8 según el Instituto de Estadísticas de Cataluña. El gasto de estos turistas, por su parte, ascendió a casi 17.500 millones de euros, siendo el gasto medio por persona de 166 euros, casi un 27 superior al promedio nacional. El sector resulta de gran importancia para la economía catalana con algo más de 400.000 personas trabajando en establecimientos relacionados con el sector turístico, cerca del 13 del total de la población ocupada, y cuyo valor añadido bruto aproximado por la rama del sector del comercio, transporte y hostelería supone el 26 del total explican desde AFI. Basándonos en lo acontecido en París, Cataluña podría registrar una llegada de hasta 700.000 visitantes extranjeros menos en los próximos doce meses. Sin embargo, dada la relevancia que tienen los turistas de origen europeo (menos proclives a cambiar su comportamiento ante este tipo de ataques) el daño podría ser notablemente más moderado y concentrarse principalmente en la ciudad de Barcelona, afectando menos al turismo de sol y playa Londres, en pleno examen La repercusión de los tres atentados sufridos en marzo, mayo y junio por Reino Unido se dejará ver precisamente en las reservas turísticas de este verano. La firma de investigación Euromonitor estimó, tras el ataque contra viandantes en el puente de Londres el pasado junio, que la capital británica, tercera ciudad más visitada del mundo con 19 millones de turistas al año, podría perder 285.000 visitantes en 2017, y que la demanda no se recuperará completamente hasta 2020. La empresa gestora de la noria London Eye admitió que registró una caída de las reservas nacionales tras el atentado. Sin embargo, la firma de análisis Forward Keys aseguraba en julio que tras chequear a las agencias de viajes, las reservas hoteleras han vuelto a subir. Bélgica perdió el 0,57 de su PIB Los atentados terroristas sufridos por París y Bruselas a lo largo de 2016 le costaron a la economía belga 2.400 millones de euros en un año, el 0,57 de su PIB, e hicieron que se creasen hasta 9.500 puestos de trabajo menos, según un informe de la Federación de Empresas de Bélgica. La bajada de la actividad repercutió también sobre las finanzas públicas, ya que al gasto en seguridad, reparación de infraestructuras e indemnizaciones, que ascendió a 240 millones de euros en 2015 y 722 millones en 2016, se sumó un aumento de los gastos por prestaciones sociales y una bajada de los ingresos por impuestos. Berlín resiste a los ataques El atentado en un mercado navideño de Berlín el pasado diciembre provocó en los días siguiente una drástica bajada de las tarifas hoteleras para retener las reservas, pero no han trascendido cifras de que ese ataque haya supuesto pérdidas significativas para la ciudad. Un lastre para Túnez, Turquía y Egipto La amenaza terrorista y la inestabilidad política han supuesto un auténtico lastre económico para tres países con fuerte dependencia del sector turístico: Túnez, Turquía y Egipto. En el primero, los ingresos del turismo decrecieron un 35 tras el ataque en 2015 a dos hoteles en la playa. Turquía ha perdido más de 11 millones de turistas entre 2014 y 2016 y Egipto nueve millones de visitantes desde el inicio de la llamada Primavera Árabe en 2010. Gran parte del turismo internacional que ha dejado de visitar estos tres destinos ha sido absorbido precisamente por España, contribuyendo así a las cifras récord del sector turístico nacional.