Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es espana ABC BARCELONA PLANTA CARA España se une contra el terrorismo pese al intento de boicot separatista El Rey, el presidente Rajoy y otras altas instituciones del Estado participaron en una marcha que los independentistas quisieron enturbiar con pitidos y abucheos ÀLEX GUBERN DAVID MORÁN BARCELONA arcelona fue un clamor contra el terror. Decenas de miles de personas 500.000, según la Guardia Urbana llenaron ayer por la tarde el Paseo de Gracia de la capital catalana, en una manifestación de hecho tuvo que ser concentración debido a la masiva asistencia en contra del terrorismo y a favor de la convivencia. Un acto solo B empañado por el burdo intento de apropiación por parte del independentismo y una asistencia que fue menor de la que se esperaba. Nueve días después de los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) Cataluña, el conjunto de España, y también el resto del mundo representado en los miles de extranjeros que ayer asistieron a la cita, se reencontraron en la capital catalana para decirse No tinc por (No tengo miedo) No fue tanto una constatación como un deseo, una forma de recon- fortarse tras la conmoción y el miedo que se vivió aquella fatídica tarde del jueves de la semana pasada. Quince personas fueron asesinadas y 26 siguen hospitalizadas, seis de ellas críticas. Tan solo el intento de politización por parte de grupos independentistas manchó lo que fue una masiva y emocionante demostración de duelo y reconocimiento a las fuerzas de seguridad y servicios de emergencia. Ellos precisamente lideraron la cabecera de la manifestación: 75 representantes de todos los cuerpos policiales Mossos, Guardia Urbana de Barcelona y Cambrils, Policía Nacional, Guardia Civil... protección civil, sanitarios, comerciantes y vecinos que atendieron a los heridos en los primeros momentos del ataque. Vestidos con su uniforme, muchos con los ojos enrojecidos por la emoción, recibieron el afecto y el aplauso de la ciudadanía. En una segunda línea, Su Majestad el Rey en la que fue la primera ocasión en que Don Felipe asistía como Monarca a una concentración de estas características el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la práctica totalidad de su Ejecutivo; los presidentes del Congreso y del Senado; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la de Madrid, Manuela Carmena; los presidentes de todas las comunidades autónomas, los líderes de todos los partidos, y una amplísima representación de instituciones, patronales y sindicatos. En esta ocasión, las autoridades internacionales no acudieron a la cita por motivos de seguridad. El Rey, nada más llegar a la manifestación, aplaudió a los Mossos y al resto de cuerpos de seguridad y de emergencias sanitarias, a los que sa-