Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: DOMINGO, 27 DE AGOSTO DE 2017 abc. es opinion ABC PAZ Y CONCORDIA, PESE A TODO CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Subdirectores Montserrat Lluis Serret José Ramón Alonso Yolanda Gómez Adolfo Garrido Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Mayte Alcaraz ABC. es Laura Pintos ABC Cultural Alfonso Armada Áreas Jaime González (Opinión) Juan Fernández- Miranda (España) Alberto Sotillo (Internacional) María Jesús Pérez (Economía) Miguel Oliver (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. Fernando Rojo (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Isaac Blasco (Fin de Semana) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) Fernando Pérez (Empresa) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Laura Peraita (Familia) Archivo Federico Ayala Delegaciones Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) José Luis Jiménez (Galicia) Alex Gubern (Cataluña) Alberto Caparrós (C. Valenciana) No era día para esteladas sino para altos gestos y valores, para pedir el fin del terrorismo. El Rey y los líderes nacionales estuvieron a la altura de la cita; Puigdemont y sus cruzados no A multitudinaria manifestación por la paz y contra el terrorismo islamista celebrada en Barcelona fue un ejemplo de solidaridad con las víctimas de los atentados, pese a los denodados esfuerzos de la Generalitat y del independentismo catalán por convertirla en un argumento más para alentar sus ansias separatistas. Tampoco ayudó nada el mensaje de la ultraizquierda podemita, mezclando churras y merinas y buscando culpar a Occidente de la obra de unos desalmados asesinos. Necesariamente debían imponerse la cordura frente a la cínica utilización de la política como excusa para dar más alas al proceso secesionista o las ínfulas anti- sistema. Por primera vez en nuestra historia, el Rey acudía a una manifestación para exigir paz y expresar su dolor frente a la locura yihadista. De nada sirvieron las inmorales maniobras del independentismo para apartar al Rey y al Gobierno de la nación de un acto tan relevante y solidario. La ruindad ha caído por su propio peso, y la imagen de Don Felipe agradeciendo con aplausos la labor de los Mossos, y de todos los servicios públicos que intervinieron tras la tragedia, fue la perfecta contestación a los pitidos a su llegada, insólitamente favorecidos por una mala organización que hizo coincidir allí marchas separatistas. La valen- L tía del Rey y del Gobierno para hacer frente, a pie de calle, a la encerrona de esa colección de intolerantes es digna de elogio. Ellos supieron estar a la altura; los fanáticos de los silbidos, no. España es una gran nación y ayer todos sus ciudadanos fueron representados en Barcelona de modo ejemplar por el jefe del Estado. Don Felipe y el Ejecutivo, así como los líderes autonómicos desplazados a la marcha, encarnaban valores y no el desmoralizante oportunismo en que han incurrido la Generalitat y la CUP. Así de sencillo. Por eso, la utilización política del dolor de toda la sociedad es una ruindad cuando, como en este caso, se ha tratado de poner inútilmente al servicio de una sedición. Tarde o temprano, este desmedido afán de protagonismo pasará factura al independentismo, y sus líderes terminarán por avergonzarse. Algún día tendrán que reparar en que toda su capacidad de manipulación, y tanto odio a España inoculado tienen un límite y dañan de modo irreparable a todos los catalanes. Cabe felicitarse porque la inmensa mayoría de españoles deseosos de una paz auténtica y del fin del terrorismo se sientan orgullosos de sus Fuerzas de Seguridad, y de una clase política que, salvo denigrantes excepciones, apeló ayer a la unidad y la convivencia. Puigdemont, como otros dirigentes cegados por su obsesión, debería haber tomado nota hace tiempo de que frente al terror no debe haber bandos, sectarismo, odio político o réditos egoístas. Por eso, Barcelona, Cataluña y España entera se unieron ayer en un sentimiento de repulsión sin distinción por la sangre derramada. No era día para esteladas, sino para los buenos sentimientos, los que engrandecen al ser humano. LA ELEVADA FACTURA DEL TERRORISMO Directora General Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing y Negocio Digital José María de la Guía Distribución Maite Corral Comercial Gemma Pérez E ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 España 16 Internacional 30 Economía 36 Sociedad 40 Deportes 44 Agenda 51 Esquelas 53 Cartelera 54 Madrid 58 ABC Verano 63 El Tiempo 75 Parrilla TV 79 Última 80 L azote del terrorismo yihadista no solo se cobra la vida de inocentes, sino que también pasa una onerosa factura a la economía, ya que la inseguridad y la incertidumbre aumentan la percepción de riesgo, dañando, en mayor o menor medida, el comercio, la inversión y el turismo. El aumento y la extensión de los atentados a lo largo y ancho del globo ya se ha traducido en cuantiosas pérdidas económicas en los últimos años, hasta el punto de rondar los 90.000 millones de euros en 2014 y los 76.000 en 2015, según las estimaciones del Instituto para la Economía y la Paz. Al coste directo de los daños materiales y empresariales cabe sumar, además, el negativo impacto colateral que causa al sector turístico, puesto que la llegada de visitantes suele resentirse tras un ataque, al menos a corto plazo. Prueba de ello es que en los países que no han sufrido atentados la apor- tación del turismo al PIB ha duplicado al de las economías que sí han sido objetivo de los terroristas. En el caso de París, los clientes de hoteles registraron una caída del 4,5 por ciento el pasado año, mientras que Londres podría perder 285.000 turistas en 2017, el 1,5 por ciento del total. Todavía es pronto para saber qué impacto tendrán los atentados de Barcelona y Cambrils en esta materia. Según un estudio de Analistas Financieros Internacionales, Cataluña podría recibir hasta 700.000 visitantes extranjeros menos en el peor de los escenarios, aunque se prevé un impacto mucho más moderado gracias a que los europeos son menos proclives a cambiar de destino ante la posibilidad de sufrir un atentado. Sea como fuere, lo que está claro es que el terrorismo, además de amenazar la seguridad, constituye un grave riesgo para la economía. Protagonistas Pablo Iglesias Líder de Podemos Marta Ramos Enfermera Marcus Cooper Piragüista La frase del día Rosa María Sardà Actriz Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. Si su ideología es la muerte, la nuestra es una apuesta por la vida El último bandazo autoritario recogido en los nuevos estatutos podemitas una especie de artículos mordaza que castigan a los militantes por trasmitir información que dé mala imagen del partido ha provocado una revuelta interna en la formación morada. Todos a callar, y lo que diga Iglesias ABC recoge hoy en páginas interiores los testimonios de los héroes anónimos que asistieron a los heridos en los atentados del 17- A. Sanitarios, psicólogos, comerciantes de la zona... relatan como vivieron aquella trágica tarde de agosto que nunca olvidarán Junto al pontevedrés Rodrigo Germade, el palista mallorquín se hizo ayer con el oro en el Mundial de Piragüismo que se celebra en la República Checa. Con su victoria en los 500 metros del K- 2, Waltz prolonga la racha campeona que abrió en los Juegos Olímpicos de Río La artista barcelonesa leyó, junto a Míriam Hatibi, miembro de la Fundació Ibn Battuta, el manifiesto de apoyo a las víctimas y de rechazo al terrorismo con el que concluyó la manifestación de Barcelona. De eso y no de otra cosa se trataba, de exigir el fin del terror yihadista que persigue acobardar al mundo entero con actos tan canallas como el que segó la vida de quince inocentes el 17- A. Teléfono de atención Diario ABC 901 334 554 Precio ABC 1,60 euros Con XL Semanal ABC 3,00 euros Corazón CzN tve (venta opcional) 0,50 Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.131 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid