Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 23 DE JUNIO DE 2017 abc. es ABCdelOCIO 69 La dolce vita Las cenizas del presente POR FERNANDO R. LAFUENTE N o hay que ser Baumann para saber que si hay una palabra que define los tiempos de la crisis que asola Europa, esa es precariedad. Muy por delante de otras clásicas, como paro o marginación. Tampoco hay que llegar a la sabiduría de Aristóteles para entender que la fatal conjunción de sensacionalismo mediático y precariedad ha recuperado otro término, enterrado, pensábamos ilusos, tras la Segunda Guerra Mundial, y ahora resucitado con música y fanfarria: populismo. La precariedad laboral, cultural, económica expande y muestra las cenizas del presente. Alain Delambre, 57 años, durante décadas director de recursos humanos, tras una fusión de su querida empresa de corte familiar, va al paro. Es el protagonista de Recursos inhumanos la última entrega de Pierre Lemaitre (París, 1951) Sin abandonar su queridísimo (es uno de los grandes entre los contemporáneos) género negro. Pero aquí cabe hablar de un thriller laboral. Es el reflejo (la historia en la que se basa, escalofriante, es real) de lo que fue desde sus comienzos tal género: una frontal crítica social y política a los usos y abusos de una sociedad desnortada y violenta. El asfalto era una jungla y la ambición y el poder, la mayor de las plagas bíblicas. No conviene desvelar la trama. Acaso situar el escenario: Alain, moderadamente desesperado, ha recorrido todos los estadios que conlleva su situación: despido, parado, ha ido gastando los ahorros, ha cambiado su concepción de todo cuanto le rodea. Llena paquetes en una mensajería de productos farmacéuticos. Lee una oferta de trabajo un tanto curiosa, su currículum encaja. Se presenta. La sorpresa y el desgarro llegarán cuando descubra las condiciones y el falso juego en el que deberá intervenir. Pero sigue adelante, y el lector, ya entregado a la sabiduría narrativa de Lemaitre va con él, hasta la última página, el último suspiro y el sombrío gesto que provoca en uno cerrar el libro. Sí, soberbia. Es fenómeno extraño y, sin embargo, frecuente en el cine español. Trata de películas, excelentes, que apenas reciben la atención que su excelencia en la realización, en el guión, en la naturalidad de sus protagonistas pudiera imaginarse. El caso más reciente es la estupenda Júlia Ist de una jovencísima directora, Elena Martín (que también protagoniza) con un equipo del mismo porte, pues es el trabajo de Fin de Grado en Comunicación Audiovisual de la Pompeu Fabra. Toma ya. Un viaje a Berlín, con ese feliz hallazgo que han sido las becas Erasmus, permite adentrarse en el interior de una experiencia formidable: lejos de tu casa, de tu país, de tu lengua, de tus amigos, de tus bares. La vida contada a cada instante en la pantalla. Es decir, el cine. Madrid es una ciudad paseandera y sus viejos barrios un borgiano laberinto globalizado. En Lavapiés, un impecable mexicano, Antigua Taquería, con sus tacos, quesadillas, moles y las siempre visitadas cervezas, además de tequilas. Una barra antigua y señorial y unos precios entrañables. Al menos las cenizas del presente bien regadas dejan el aire más limpio. De eso va la cosa. Elena Martín dirige y protagoniza Júlia Ist Recursos inhumanos Pierre Lemaitre. Alfaguara, 2017. Traducción: Juan Carlos Durán Romero. 388 páginas. 19,90 Júlia Ist Dir. Elena Martín. Con. Elena Martín, Oriol Puig. 2017. España. 90 min. Antigua Taquería Cabestreros, 4. Tel. 91 530 82 70. Madrid