Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD DOMINGO, 18 DE JUNIO DE 2017 abc. es conocer ABC ESTO ES SEQUÍA. COSECHA Suceso Aguado y Fernando Betegón comprueban los estragos de la sequía en una tierra sembrada de trigo en Mazariegos (Palencia) Los campos de Mazariegos (Palencia) se han convertido en un secarral por la escasez de agua que mantiene en alerta a todo el noroeste del país I. JIMENO M. CEBRIÁN J. L. FERNÁNDEZ VALLADOLID TOLEDO VALENCIA E sto es sequía señala Suceso Aguado, con la mirada resignada fija en el suelo al bajar del coche. A los pies, la tierra cuarteada por la deshidratación acumulada, los restos de la anterior cosecha de girasol aún visibles y unos consumidos y tallos muertos, de lo que a día de hoy debería ser un trigal repleto de espigas apurando los días para llenar el grano y ser segado. Hay que agudizar la vista para comprobar que el terreno está sembrado. Lo está, y tratado con mineral de primavera señala el veterano agricultor de Mazariegos (Palencia) la zona cero de la sequía que afecta principalmente al noroeste del país. A finales de marzo y principios de abril empezó a confirmarse la sequía. Desde los 25 litros de agua que cayeron en febrero no ha vuelto a llover. Según los datos de Aemet, en esta provincia las precipitaciones no han alcanzado la mitad de los valores normales. De las aproximadamente 2.200 hectáreas cultivables en Mazariegos, únicamente en unas 150 de regadío se cosechará algo afirma Ricardo Botegón otro agricultor. En el resto, a la espera de que las máquinas entren donde puedan y sus dueños lo decidan, puede haber algo si tiene frescura Y es que tampoco para las 900 hectáreas regables ha habido líquido suficiente. El panorama es algo mejor que en las que no se han podido irrigar y unas espigas como mucho aguantan el tirón y el sofocón de los últimos días. Pero no todas. Ha habido que sacrificar algunas pues no tenían garantía de agua, señalan Suceso y Ricardo en la visita a las tierras, con una echa- jor dicho, en el Ejecutivo de Castilla- La Mancha. El presidente Emiliano García- Page lamenta que el decreto no incluya, entre las cuencas hidrográficas afectadas, la del Tajo y la del Guadiana, los dos ríos más importantes que transcurren por la región y que no pasan por sus mejores momentos. Fue el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, el que criticó la decisión adoptada por el Consejo de Ministros de la pasada semana. Es lamentable que el Ministerio de Agricultura no haya contado con Decisión polémica nosotros manifestó MartíVALENCIA nez Arroyo, quien reivindiLas escasas aguas que corren Está en por Castilla- La Mancha bapeligro el 60 de có que Castilla- La Mancha, y más concretamente las jan revueltas, ya que a la perla cosecha de cítricos de la cuencas del Tajo y del Guatinaz sequía que afecta al zona baja del diana, necesita de planifinoroeste del país, se suman Segura cación sectorial siempre, unas decisiones políticas que, pero sobre todo en períodos lejos de sofocar sus efectos, esde sequía, cuando hay que adelantán enfangándolo todo. Al sempiterno dilema del trasvase Tajo- Segura, se tarse a los acontecimientos y queremos ha añadido en la última semana el real participar Paradigmático, en este sentido, es el decreto- ley aprobado el 9 de junio por el Gobierno para poner en marcha me- caso de los embalses de cabecera del didas urgentes tendentes a paliar los río Tajo Entrepeñas y Buendía que efectos de la falta de lluvias en deter- esta semana han descendido 6,46 hectómetros cúbicos más y almacenan acminadas cuencas hidrográficas. Esta decisión del Gobierno ha caído tualmente un total de 348,18 (el 14,07 como un jarro de agua fría, nunca me- de su capacidad) según los datos de la da a perder a un lado, otra convertida en barbecho después de haber estado preparada para cereal, unos girasoles que no logran nacer... Ésta espero que me dé unos 4.000 kilos por hectárea apunta Suceso, mientras observa una parcela que ha podido regar, cercana a otra con unas espigas que apenas superan los 15 centímetros cuando tenían que superar los 70. Y esto trae cola advierten. Pues su mal año redunda también negativamente en otras actividades como el transporte.