Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 18 DE JUNIO DE 2017 abc. es opinion OPINIÓN 17 ALGO TRAE EL POTOMAC ÁLVARO VARGAS LLOSA MATAR A TRUMP Quienes hacemos la crítica constructiva del trumpismo desde los valores de la libertad, debemos denunciar los métodos de esas corrientes fascistas disfrazadas de antifascismo OMO no podía matar a Trump, James Hodgkinson intentó esta semana eliminar a decenas de congresistas republicanos. Hirió gravemente al whip oficialista de la Cámara de Representantes, Stephen Scalise, y envió al hospital a varias víctimas más. Su credo era este silogismo fulminante que estampó en las redes sociales: Trump es un traidor. Trump ha destruido nuestra democracia. Es hora de destruir a Trump y compañía Se veía venir. El antitrumpismo ha ido siendo capturado por la acción directa, como se llamaba en los tiempos del anarcosindicalismo radical a la violencia. Quienes hacemos la crítica constructiva del trumpismo desde los valores de la libertad, debemos denunciar sin hipocresías los métodos y el tono de esas corrientes fascistas disfrazadas de antifascismo. En días recientes, la comediante Kathy Griffin apareció en un vídeo sosteniendo la cabeza decapitada del presidente estadounidense. Ya Madonna se había jactado, ante millares de mujeres, de haber pensado en hacer volar la Casa Blanca El teatro público de Nueva York ofrece un montaje de Julio César donde asesinan a Donald Trump a puñaladas. Parece no haber semana sin que en alguna universidad, a golpes o amenazas, se impida hablar a escritores provocadores y conservadores invitados por estudiantes de derechas (la lista incluye a Claremont McKenna College, Middlebury College, la Universidad de Chicago y UC Berkeley; entre los censurados están Heather Mac Donald, Char- C les Murray, Ann Coulter, Corey Lewandowski y Milo Yiannopoulos) Dirigentes importantes del Partido Demócrata dicen ser la Resistencia contra el gobierno, como en Vichy. La gran prensa, lo mismo que las redes sociales, emplea la palabra fascismo para describir cualquier rutinario acto de Estado. No me basta el argumento de que Trump ha desatado esta furia con sus procacidades y apelación a los bajos instintos del nacionalismo populista, y que muchos republicanos acosaron a Obama cuestionando su ciudadanía estadounidense (con racismo encubierto) Ni la más descarada minifalda y meneo de caderas justifica la violación. Esta degeneración de la convivencia estaba en el aire desde antes que Trump irrumpiera en las primarias como elefante en la cristalería. Hay muchas causas de todo esto pero me centro en una: la moda frívola de la desintermediación política conduce a que la acción directa reemplace a las instituciones de la democracia liberal. Si odiamos a todos los políticos, partidos, establishments y formas de institucionalidad, perdemos de vista el papel capital de la intermediación en la vida civilizada y su expresión política, la democracia liberal. Las redes sociales permiten que seamos, cada uno, nuestro propio presidente, nuestro propio partido, nuestro propio periódico. Nos han liberado de la intermediación. Pero deberíamos ir aprendiendo, en este clima de odio político y narcisismo, que la desintermediación total conduce a matar al otro. La desintermediación politiza la sociedad civil a extremos asfixiantes. Si no creemos en las instituciones intermedias, la política la hacemos todos, a toda hora. El ideal totalitario la politización de la sociedad civil, la estrangulación del ámbito privado por obra de la política puede conseguirse no sólo desde un Estado comunista o fascista sino también por obra de una sociedad entregada a la acción directa. Hodgkinson erró garrafalmente cuando sostuvo que Trump había destruido su democracia. Es al revés: la ha dinamizado al ponerla a prueba con su nacionalismo populista. Salir a matar republicanos, o a él, es no entender lo que sucede. La democracia estadounidense está cumpliendo ejemplarmente la función de contrarrestar los excesos de Trump. Ortega llamó a la democracia liberal prototipo de la acción indirecta y dijo de la acción directa que suprime todo entre nuestro propósito y nuestra imposición Es hora, en el Occidente indignado, de rescatar esta idea esencial. sería más claro aplicar la respuesta de la propia Constitución en un artículo muy claro. Nada más Madre Santa María MARGARITA M FRAGA IRIBARNE nos escribe por el artículo David contra Rafa Nadal Goliat de Serrano Oceja. Le felicito y me uno a su opinión: La causa de la vida es una nueva batalla entre David y Goliat Conocemos la historia, antigua y ejemplar, y su solución: David acudió al fuerte, a Dios, y venció. La actuación, minoritaria, de los defensores de la vida humana desde su principio hasta su fin natural, triunfará si acudimos mediante la oración al Señor, a través de su Madre Santa María Revilla ÁLVARO FERNÁNDEZ- VILLAVERDE, marqués de Santa Cruz, discrepa de la forma en la que Álvaro Martínez se refirió el domingo pasado, en la Contra de ABC, a Miguel Ángel Revilla, a quien tras años de amistad, considero persona honesta y trabajadora. Es cierto que participa con frecuencia en televisión y escribe libros, sin cesar. Pero además despacha regularmente asuntos de gobierno y conoce cada esquina de la autonomía. El recuerdo a pasados franquistas encaja mejor en el disparate de la Memoria Histórica que con él. Finalmente, si Revilla fuera veleta o corcho no recibiría el apoyo de sus votantes Por contra, RAFAEL G. PONTONES agradece a Martínez que en tan pequeño espacio relate el disparate que está perpetrando Revilla con el calendario escolar, que trae a los padres de cabeza en Cantabria y que repase el currículum de veleta de quien fue franquista hasta última hora y ahora triunfa en las tertulias progres de la tele. Sí, el corcho flota Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. desorbitantes a bancos de Wall Street... En la carta, piden a los uniformados que escuchen a monseñor Padrón que en nombre de la Conferencia Episcopal le dijo al Santo Padre: No hay un conflicto ideológico entre derechas e izquierdas, sino entre un Gobierno devenido en dictadura que solo sirve para sus propios intereses y un pueblo que clama libertad Deporte y nación Nos escribe a esta sección el académico FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS, miembro de la Real Acade- Nicolás Maduro ABC mia española y premio Nacional de las Letras, entre otros muchísimos méritos y saberes. Leo en el ABC del 12 de junio la columna de Ignacio Camacho De Nadal a Guardiola disfruto de ella como de tantas otras anteriores, pero quizá exagera. ¿Por qué insistir tanto en las posiciones de los grandes deportistas sobre el gran tema de España: una o múltiple? ¿Sólo ellos van a hablar? Eso de que ellos son mucho mejores que todos nosotros, es un poco exagerado. Hay muchos otros cuya opinión sobre España se apoya en otras cosas también importantes. Por ejemplo, en los conocimientos históricos y en otros varios. Ni haría falta decirlo. Estamos llegando un poco al ridículo, va a darnos vergüenza andar por la calle si no jugamos al tenis. Pero no creo que nosotros (los no tenistas hoy, por la razón que sea) seamos todos abúlicos, desconfiados, vagos y todo lo demás. El tenis y el deporte no lo son todo. Hay muchas otras cosas que cultivan otros que no son simples vagos. Y añado: por supuesto que es el Gobierno quien debe reaccionar ante la insolidaridad de la Autonomía catalana. Pero creo que debería repensarse si no