Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 CULTURA SÁBADO, 17 DE JUNIO DE 2017 abc. es cultura ABC a la gracia del engaño y que, incluso, alcanza una sustanciosa gravedad mientras se asoma al astillero del acto segundo. A grandes rasgos poco hay de novedad en la reposición excepto el hecho de que el tiempo ha corrido MARINA a favor de Ignacio García y de su traAutores. E. Arrieta, F. Camprodón bajo. y M. Ramos Carrión. Dirección A partir de ahí, Marina roza el musical: Ramón Tebar. Dirección triunfo, apuntado en el estreno del de escena: Ignacio García. miércoles gracias a la autoridad deEscenografía: J. Sanz y M. Á. Coso. mostrada por el director musical RaVestuario: P Corzo. Iluminación: món Tébar, por primera vez en el foso P Ariza. Intérpretes: Olena Sloia, de la Zarzuela. Hubo en la primera parAlejandro del Cerro, Damián del te extraversión, rotundidad, dirección Castillo, Ivo Stanchev, Coro Titular y energía. Costó convencer a todos, del Teatro de la Zarzuela. Orquesta desde la Orquesta de la Comunidad a de la Comunidad de Madrid. varios solistas, de que sólo había un Teatro de la Zarzuela, Madrid camino posible y, tras varios desajustes iniciales, la representación creció en importancia. Las voces del primer ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE reparto contribuyeron a ello. Hará unos noventa años que MaLa soprano Olena Sloia, también derina se ha hecho habitual en el Tea- butante, porque simula la ligereza destro de la Zarzuela en su versión ope- carnada del timbre con una expresivirística. Poco quiere saber este esce- dad sustanciosa y un registro agudo nario de la zarzuela original que muy decidido. También el tenor AlejanEmilio Arrieta transformó a partir dro del Cerro, quien apareció expanside los textos de Francisco Campro- vo en el canto y valiente desde su comdón y Miguel Ramos Carrión, estre- prometida aria de entrada. Con otro nándola en el Teatro Real en 1871. perfil se presentaron Damián del CasEs posible que la decisión tenga mu- tillo e Ivo Stanchev, Roque y Pascual, cho que ver con el brillo y fortaleza no siempre estables en el apoyo aunde una adaptación de la que se han que con buen aplomo escénico. Fue así ocupado importantes intércomo se llegó a la segunda parte, pretes. Vuelve, por tanto, la recolocada en un espacio de maópera a la Zarzuela asociayor relajación en que se lograda a la propuesta escéniron interesantes matices y brica que el director Ignacio llantez en el Coro de la ZarGarcía presentó en 2013. zuela. Todo indica que, estos Visión oscura, más cercadías, Marina irá a más, afirOLENA SLOIA na al dolor del drama que mándose en sus viejos éxitos. Zarzuela La fidelidad histórica Óscar Alzaga, ayer junto al retrato pintado por Esteve ISABEL PERMUY Crece la familia de los duques de Osuna en la colección del Prado tografía antigua del cuadro. El de su hermano mayor, de la colección Masaveu, atribuido antaño a Goya, luce ya hoy como obra de Esteve. Hubo confusión entre las obras de ambos artistas. Un encantador retrato de la pequeña Manolita, descalza, con un vestido transparente y una muñeca en la mano, pintado por Esteve en 1797, ha sido adNATIVIDAD PULIDO quirido por el Prado gracias a la aporMADRID tación económica de Óscar Alzaga, que Tras la Familia Real, la de los IX duques ha pagado los 300.000 euros que cosde Osuna es la familia mejor represen- taba. Considerado el mejor retrato de tada en el Museo del Prado. Con el ma- Esteve y el más original de los retratos trimonio de Pedro de Alcántara Téllez- infantiles del XVIII, con permiso de Girón, marqués de Peñafiel y primogé- Goya, estaba hasta ahora en manos de nito del VIII duque de Osuna, y María una colección privada española. El PraJosefa de la Soledad Alonso Pimentel, do lo presenta en una pequeña exposicondesa- duquesa de Benavente, se unie- ción, hasta el 1 de octubre, junto a otros ron dos de los linajes nobiliarios más retratos familiares, con préstamos de señeros del país. Tuviedestacadas colecciones. ron cinco hijos: Josefa MaLa comisaria, Virginia AlManolita nuela, Joaquina María, barrán, destaca su gran Está considerado modernidad y la influenFrancisco de Borja, Pedro de Alcántara y Manuela el mejor retrato de cia que hay en él de VeEsteve y el más Isidra, la benjamina y prolázquez y Murillo. original de los tagonista de esta historia. Pero la generosidad de Fue una familia ilustra- retratos infantiles Alzaga jurista y catedráda, con grandes inquietutico jubilado, fue cofundel siglo XVIII des culturales y artísticas. dador de UCD fue más Durante cuatro décadas allá: ha donado al Prado Goya y Agustín Esteve, especialmente, seis lienzos de su colección de Jacopo pero también otros artistas, retrataron Ligozzi, Sánchez Cotán, Herrera el Viea los duques y sus hijos. jo Antonio del Castillo, Lucas VeMuchos de ellos cuelgan hoy en el lázquez y Mengs. Serán presentados en Prado. Es el caso de Los duques de otoño en la pinacoteca. Soy un mero Osuna y sus hijos La marquesa de aficionado a la pintura clásica y un coSanta Cruz y La duquesa de Abran- leccionista de segunda división. La mates tres espléndidos Goyas. Se con- yoría de las veces no pude adquirir en servan retratos de cuatro de los hijos. subasta lo que quería advierte Óscar Pero el que Esteve pintó de Pedro de Alzaga, quien cree que cuadros de esta Alcántara, Príncipe de Anglona, se ha- importancia deben ser de la comunilla en paradero desconocido. Al pare- dad, del patrimonio colectivo El mecer, está en una colección privada es- cenas expresa un deseo: que Esteve obpañola. Sabemos cómo es por una fo- tenga la atención que merece. Óscar Alzaga dona seis obras y costea con 300.000 euros la compra de un retrato pintado por Esteve La reacción operante tándose de la obertura de Il matrimonio segreto y ruda para la de El rapto mozartiano. La Orquesta Titular del Teatro Real admite otra disposición de ánimo. LAS VOCES DEL REAL Pero el de Juan Diego Flórez es tan Obras de Cimarosa, Mozart, sensata y brillantemente marmóreo Rossini, Leoncavallo, Mascagni, que apenas deja resquicio. ArgumenPuccini y Verdi. Con: Juan Diego talmente, y en Madrid, se ha hecho haFlórez, Orquesta Titular Teatro bitual el uso del inhalador con el que Real. Director: Christopher salva la sequedad del aire; las ya ineviFranklin. Lugar: Teatro Real, tables propinas, guitarra en mano y el Madrid inevitable fin de fiesta con alguna pieza de circunstancias como Granada A. GONZÁLEZ LAPUENTE o la brillante e imprescindible Ah! mes En la sicología del espectador que es amis Porque es ahí donde la curiosiaficionado al canto y admirador de dad se rinde ante lo apabullante a peJuan Diego Flórez sólo hay sitio para sar de que antes se escuchó la casi inel éxito, como bien se reafirmó en el viable Vado incontro al fato estremo Teatro Real, con motivo del recital in- de Mitridate con una desenvolturacluido en el ciclo de voces impres- tura insolente o, mejor aún, el Ah, come cindibles La del tenor peruano es mai non senti del Otello rossiniano una de ellas porque continúa sin ape- con tan limpia exactitud en el agudo nas rival ante un repertorio que de- que, por fin, arrancó los primeros brafiende con inquietante facilidad y fin- vos de la noche. Puestos a elegir, quegida desenvoltura. Resulta extraño da Firenze è come un albero fiorito observarlo desde poco más de tres de Gianni Schicchi ingresando en un repertorio de más peso que hoy, metros de distancia. A partir Flórez, defiende con similar desde ahí, es lógico que la enteparpajo y, muy interesante vereza artística del director racidad. Hay más: la cabaletChristopher Franklin, en ta O mio rimorso de La una tarde de escaso vuelo traviata Y algo menos: Che orquestal, se tornara tan torgelida manina de La bohèpe ante el Intermezzo de me Cavalleria pesada traJ. D. FLÓREZ