Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE SÁBADO, 17 DE JUNIO DE 2017 abc. es ABC Corrida de la Beneficencia Don Felipe presidió el festejo El Juli salva la tarde Decía el ganadero Victoriano del Río que con un cartel tan redondo (El Juli, Manzanares y Talavante) si algo fallaba iba a ser por culpa de sus toros. Y así fue. El ganado evitó que la Corrida de la Beneficiencia, presidida por Don Felipe desde el Palco Real, cumpliese con las expectativas despertadas. Entre el tórrido calor de la tarde, que convirtió los tendidos en lo más parecido a un horno, y la flojedad y falta de casta de los astados, solo una poderosa, gustosa e importante faena de El Juli evitó que el chasco fuera completo. El diestro madrileño toreó primorosamente a su segundo enemigo, con tandas extraordinarias al natural, que culminó con una formidable estocada. Oreja muy merecida. Manzanares y Talavante se toparon con cuatro marmolillos de imposible lucimiento. La corrida fue más de abanicos, para intentar espantar el sofocante ambiente, que de pañuelos, para hacer de nuevo realidad el viejo aserto taurino: corrida de expectación, corrida de decepción Terminada la corrida, el Rey recibió a los matadores en compañía del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y departió con ellos sobre una corrida en la que, desgraciadamente y muy a su pesar, Victoriano tuvo razón. TOROS Don Felipe saluda a los tendidos, tras ser recibido con una gran ovación a su entrada en el Palco Real de Las Ventas El Juli remata una serie con la mano izquierda PALOMA AGUILAR