Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 OPINIÓN LLUVIA ÁCIDA PUEBLA MIÉRCOLES, 31 DE MAYO DE 2017 abc. es opinion ABC DAVID GISTAU EL COGOTE Se escoge a alguien prescindible, amortizado, y se le monta en directo una buena detención A corrupción ha convertido el ambiente social en una montonera que espera el paso de la carreta del condenado con las manos cargadas de hortalizas. Siempre nos resultó obvio que semejante atmósfera, alentada por las televisiones correspondientes, favorecía a las formaciones de discurso curativo y redentor. Las mismas que ahora se escandalizan con las supuestas impunidades ¡Se van de rositas! de personas que acceden a la libertad provisional después de dos años de chabolo o que aguardan un recurso en casa después de que les haya caído una condena en torno a los diez años. En lo que hemos insistido menos es en qué sirve ese ambiente al PP o a uno de sus compartimentos estancos más dados a la intriga y a la destrucción de adversarios cuando no se pretende una víctima de conspiraciones judiciales de extrema izquierda. Resulta interesante lo publicado en El Mundo por Cayetana Álvarez de Toledo acerca de cómo los periodistas apostados en la calle de Don Ramón de la Cruz para obtener imágenes del arresto de Rato aquella justiciera mano en el cogote que terminó de componer para el público la estampa de un mafioso fueron advertidos mediante filtración por la vicepresidencia del Gobierno. En concreto, por la jefa de gabinete María Pico, de cuyo concepto de la comunicación ya tuvo una muestra este cronista una vez que la vio avasallar, en el pasillo del Parlamento, a un tertuliano que por aquel entonces buscaba hueco en el oficio y que acababa de debutar en los programas de RNE: Recuerda quién te ha puesto ahí le dijo Pico. Precisamente el otro día hablaba con una apreciada compañera de cuál es el vacío en las tinieblas exteriores que amenaza a quien no lo recuerda o a quien simplemente hace un periodismo de no agradar a las cariátides del templo de Rajoy. Lo que me asombró de la conversación fue descubrir cómo se arrugan ante el veto y prefieren no contratar a los apestados periodistas a los que la boca se les llena con las palabras libertad e independencia más que con un chicle. En esta profesión indigente y asustada, no quedan otros huevos que los que se gañotean en Lucio. La operación televisada de Rato, más allá de cuáles sean sus responsabilidades judiciales el día que reciba sentencia de tribunal y no de tertuliano, responde al manejo por parte de una facción del PP del ambiente social. Para dar la imagen de que el PP es tan implacable contra la corrupción que no duda en operar contra su propia gente, se escoge a alguien prescindible, amortizado, y se le monta en directo una buena detención en la que sólo falte Bruce Willis poniendo la manita en el cogote: eso se va de presupuesto. Por añadidura, se anulan poderes pasados, se abre espacio para poderes nuevos, y se mantiene amedrentado a cualquier barón de antaño que pueda sentirse tentado de protestar contra las políticas de Rajoy o a cualquier compañero con ambiciones contradictorias. ¡No hay cogote a salvo! L VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE HACERSE RESPETAR Emmanuele Macron no ha hecho nada todavía, salvo pavonearse con los líderes mundiales ON Macron conviene tener la misma prevención que con Zidane. No hay que fiarse de los guapos. En noviembre del año pasado, el Real Madrid jugó un extraño y desastroso partido con el Legia de Varsovia a puerta cerrada. Allí. Con empate a tres. En su crónica del encuentro silencioso, Hughes escribió: Los periodistas hablaban mucho para que no se oyese hablar a Zidane. No se podía desvelar el gran secreto de las indicaciones del míster, sobre cuya ignorancia se desarrolla gran parte de la literatura y misterio de una temporada A la espera de lo que pase el sábado en Cardiff, y pese a esa ignorancia, Zidane ha conseguido la Liga. Macron, la presidencia francesa. Todavía no le ha dado tiempo a hacer nada, salvo pavonearse. Salvo hacer manazas con Trump y chulear a Putin. En mis diálogos bilaterales no dejaré pasar nada, así se hace uno respetar dijo a Le Journal du Dimanche Me recuerda Macron a esas jueces jóvenes que para hacerse respetar tiran de la antipatía y la adustez. Luego algunas son como Peter Cushing en Top Secret que cuando se quita la lupa del ojo resulta que seguía teniéndolo grandísimo (ellas siguen siendo odiosas) Macron recibió a Putin en Versalles. Es verdad que la visita estaba ligada al viaje de Pedro el Grande a la Corte de Versalles hace 300 años, pero sólo la Bastilla habría tenido más significado. Versa- C lles es muy presidencial. A los Macron les faltó tiempo para pasar su primer fin de semana (el del 20 y 21 de mayo) en La Lanterne, adonde escapó Valérie Trierweiler después de la toma de la pastilla. Y ahí estaba el muchachito (la juventud contra el botox) con la intención casi infantil de leer la cartilla al ruso, como esos niños repelentes que mandan cartas a los presidentes (Chelsea Clinton sin ir más lejos, que pidió a Ronald Reagan que no fuera a un cementerio nazi) Macron cantó a Putin las cuarenta de las armas químicas en Siria o los homosexuales en Chechenia (el mismo día llegó a Francia el primer refugiado checheno homosexual) También las cuarenta de Ucrania, Sputnik o Russia Today De estos dos dijo que no eran medios de prensa sino órganos de propaganda. Más allá de eso, en Russia Today se pueden leer noticias como esta (ayer) Tres mujeres raptan a un hombre en Sudáfrica, lo violan durante tres días y lo abandonan semidesnudo Durante la campaña presidencial, Emmanuel Macron desmintió que mantuviera una relación homosexual con el presidente de Radio France. Un rumor alentando por medios directamente vinculados al Kremlin. El lunes, Macron aprovechó para devolverla. Durante la campaña había vetado tanto a Sputnik como a RT. Lo mejor es que Rusia denunció entonces que se estaba pisoteando la libertad de expresión. Rusia. Es posible que se esté sobrevalorando a Macron. Pero estamos al principio de su mandato, el momento de hacerlo. Y tampoco es que no se haya sobrevalorado al ahora centenario Kennedy (de su sosa mujer, ni hablo) En el debate televisivo con Marine Le Pen, la líder del Frente Nacional dijo a Macron que en Francia iba a mandar una mujer. O ella o Merkel. Algunos sostienen que Macron es el paje de Merkel. Pero es ella la que mira a Macron como modelo aventajado de mandatario europeísta frente a los populistas. No sé qué habrá dicho Putin a Macron en privado. Si, como a Sarkozy en un G 8 de 2007, le habrá soltado: Si continúas hablándome en ese tono, te aplasto Me gusta pensar que sí y que Macron, al contrario que Sarkozy, no ha acusado el golpe. Con lo que nos gusta odiar, a ver cuándo mete la pata. Él y Zidane.