Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL MARTES, 30 DE MAYO DE 2017 abc. es internacional ABC Macron y Putin muestran sus diferencias en un encuentro de alto voltaje en París El diálogo franco de ambos estadistas versó sobre Siria, Ucrania y los hackers rusos JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Emmanuel Macron recibió a Vladímir Putin con una llamativa puesta en escena en el antiguo palacio real de Versalles, pero aireó las diferencias franco- rusas en terrenos sensibles con una franqueza y energía que dejan al descubierto diferencias de calado. El presidente francés decidió celebrar la visita de trabajo del presidente ruso, con motivo de una exposición de grandilocuente insignificancia, sobre el zar Pedro el Grande, en la antigua residencia real de Versalles, reconvertida en espacio cultural muy turístico. Tras una comida en un restaurante que responde a las normas de la alta cocina francesa, destinada al gran público cosmopolita (turistas norteamericanos, rusos, asiáticos y musulmanes, dispuestos a pagar comidas con menú de 200 o 300 euros) Macron y Putin discutieron con franqueza de temas candentes: Siria, Ucrania, Chechenia... más la tradicional guinda ecuménica del combate común contra el terrorismo. En la rueda de prensa posterior a la comida de trabajo, Putin evocó puntos de convergencia, más numerosos, a su modo de ver, que los puntos de desencuentro y tensión. La franqueza verbal de Macron eclipsó el pasteleo de Putin, en todos los terrenos sensibles, inflamables todos ellos. Macron y Putin llegan a la rueda de prensa en Versalles tras su entrevista EFE Una cita inesperada para inaugurar una muestra con fondos del Hermitage RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ Desde que, en octubre del año pasado, el presidente Vladímir Putin decidiera cancelar la visita a Francia que tenía organizada, debido a que su homólogo galo de entonces, François Hollande, se empeñó en dejar de lado todos los temas de discusión pactados de antemano para hablar en exclusiva de los mortíferos bombardeos que la aviación rusa estaba lanzando sobre la ciudad de Alepo, la cuestión del viaje a Francia se cayó de su agenda de forma indefinida. Putin, que llevaba más de cuatro años sin poner el pie en Francia, se quedó sin poder inaugurar la imponente iglesia ortodoxa que acoge a orillas del Sena el Centro Espiritual Ortodoxo ruso, cuya sede sí podrá visitar durante el actual viaje. La exposición con fondos del Museo del Hermitage de San Petersbur- Esto no es Versalles ¿Los ataques de hackers rusos contra la campaña electoral de Macron? Putin intentó tirar balones fuera, estimando que se trataba de suposiciones periodísticas. Macron no eludió el problema de fondo: No me gusta repetirme. Ya dije lo que pensaba durante la campaña Durante la campaña, los portavoces del actual presidente denunciaron a los hackers rusos próximos al Kremlin. Cuando una periodista rusa evocó sus dificultades personales para entrar en el cuartel general de campaña de Macron, el presidente la cortó por lo sano: Medios como Russia Today y Sputnik se comportaron como órganos de influencia y propaganda. No pienso callarme ni cambiar de actitud Ante la situación en Chechenia y los campos de concentración para homosexuales, Putin prometió hacer averiguaciones Macron estuvo mucho menos elíptico: Hemos hablando con franqueza. Y seguiremos haciéndolo go inaugurada ayer en Versalles por el jefe del Kremlin y el jefe del Estado francés, Emmanuel Macron, estaba prevista desde hace tiempo porque está dedicada al viaje que efectuó a Francia en 1717 el zar Pedro I el Grande. Fue entonces, hace justo 300 años. Lo lógico era que el presidente ruso encabezara la delegación a tan señalado evento, pero su participación no figuraba por ninguna parte. Hasta que, de forma precipitada y sorpresiva, el Kremlin anunció hace ocho días que Putin viajaba a París. Terrorismo de Daesh La cuestión ecuménica de la lucha contra Daesh fue casi el único punto en común de Putin y Macron en el futuro Ante Siria, Putin se salió por la tangente de la lucha común contra el terrorismo y Daesh. Macron no dudó en insistir en uno de los problemas de fondo: He insistido en la línea roja, capital, a propósito de Bashar al Assad. Toda utilización de armas químicas recibirá la respuesta de nuevas represalias y sanciones internacionales Con diplomática firmeza, Macron hizo a Putin parcial- mente responsable del uso de armas químicas, utilizadas por Bashar al Assad contra su propio pueblo. Ante la crisis siempre incendiaria de Ucrania, Putin aceptó el principio de una próxima reunión, según el formato de Normandía (reuniones a cuatro, Rusia, Ucrania, Alemania y Francia) pero estuvo elíptico y evasivo en las cuestiones centrales: los riesgos de escalada y las sanciones y represalias europeas, que, a su modo de ver, no contribuyen a resolver la crisis La visita de trabajo de Putin a París solo aspiraba a clarificar y establecer un primer contacto con el nuevo presidente de Francia. Emmanuel Macron se dijo dispuesto a trabajar con Putin para mejorar las relaciones bi- laterales franco- rusas. Pero el nuevo presidente de Francia ha utilizado en público un lenguaje directo que no engaña a nadie. Quedan muy lejos las relaciones de amistad personal entre Putin y Jacques Chirac. Macron quizá no utiliza el lenguaje brutal de Sarkozy, a quien Putin llegó a responder en estos términos: Si me sigues hablando así, te aplasto Pero el tono de voz macroniano sobre armas químicas en Siria, derechos humanos en Chechenia y sospechas en Ucrania, subraya los límites de la comprensión mutua. Fotogalería de imágenes del encuentro en Versalles