Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 25.5.2017 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.037 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Lucía y Hugo, los nombres favoritos de los españoles Gran parte de los nacidos en 2015 fueron registrados así. María, Martina, Daniel y Pablo les siguen de cerca ANGIE CALERO MADRID IGNACIO RUIZ- QUINTANO LOS DOS CONEJOS El tabarrón catalán ya está en la discusión (perdida) de si galgos o podencos, desobediencia o sedición, multa de tráfico o golpe de Estado Nombres más frecuentes en España por décadas Frecuencia por cada 1.000 habitantes Femeninos Antes de los años 30 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 María María M Carmen M Carmen M Carmen M Carmen Laura María María Lucía Maculinos José José Antonio Antonio Antonio David David Alejandro Alejandro Daniel ABC L hora que se han desempolvado las hombreras gigantescas, los pantalones anchos y las gafas de sol exageradamente grandes de otros tiempos, cuando las nuevas generaciones se encandilan con el vintage y las piezas art déco se convierten en objeto de deseo, tal vez sería el momento de recuperar nombres como Tiburcio, Emerenciano, Fortuna o Aureliana. Denominaciones que según los datos correspondientes al 1 de enero de 2016, y publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) están a punto de desaparecer. De hecho, la media de edad de las 33 mujeres que en España fueron bautizadas como Afrodisia es de 81 años; dos años más tienen las 21 féminas que responden a Prepedigna. Con una frecuencia de menos de 20 personas a nivel nacional, hay varones que se llaman Pan, Cristóbal Colón, Calum y Anakin. Y entre ellas, también se ostentan nombres tan sonoros y singulares como Promise, Nike, Atocha y Leyva. Pero regresemos a lo más popular y digerible: Lucía y Hugo siguen siendo los más recurrentes a lo largo de 2015. El primero lleva ocupando este puesto desde el año 2003, cuando desbancó al tan común María, que ahora es el segundo nombre más gastado. Le siguen Martina, Paula, Sofía y Daniela. Aún así, María fue el nombre estrella durante cuatro décadas en España: hasta los años 30, 90 y del 2000 al 2010. De hecho, un total de A Años 80 Años 90 De 2000 a 2009 De 2010 a 2015 Fuente: INE 6.225.925 mujeres se llaman de esta manera. Laura consiguió hacerse con el podium en los 80. Hugo, por su parte, le arrebató el liderazgo a Daniel en 2012, que desde entonces también es un segundón. Sin embargo, en el último lustro, Daniel es el nombre más frecuente. Les siguen Pablo, Martín, Alejandro y Adrián. Lejos quedan los José y David, tan comunes en los años 30 y en los 70 y 80, respectivamente. Entre los años 40 y 70 hubo en España un baby- boom de niñas que se llamaron María Carmen (a día de hoy hay 664.804) Y Antonio (702.882) era el más repetido en la categoría masculina. Según la zona geográfica FOTOS: F. SILVA Y B. DÍAZ Ganadores en 2015 Hugo Silva (arriba) y Lucía Villalón (izquierda) dos famosos cuyos nombres vuelven a ser los más comunes entre los niños nacidos en 2015 Por provincias, en Castilla- La Mancha, Andalucía y Murcia prefieren María. En Cataluña y Baleares se decantan por Martina, Noa en Galicia, Ane en País Vasco, Sara en Ceuta y Amira en Melilla. En cuanto a los niños, en Cataluña resaltan Marc y Pau y en el norte de la Península son frecuentes Markel y Jon. También se repiten Martín, Aimar, Mohamed y Adam. En cuanto a los apellidos más corrientes, no hay sorpresa: los García tiene una frecuencia de 31,6 por cada 1.000 habitantes. Le siguen González (19,9) y Rodríguez (19,9) Pérez (el del famoso roedor) ocupa el octavo puesto en el ranking. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Mesa, d. Ser humano sin conciencia. os dos conejos tierra de conejos quiere decir España) es una fábula de Iriarte para ejemplo de los que por cuestiones de poco momento (dos conejos discuten si los perros que los persiguen son galgos o podencos) dejan lo que importa. El tabarrón catalán ya está en la discusión (perdida) de si galgos o podencos, desobediencia o sedición, multa de tráfico o golpe de Estado. Si no estuviéramos hablando de políticos, estaríamos hablando de un intento de golpe de Estado declara la ministra María Cospedal. En el marianismo de María Soraya y María Cospedal hay abogados del Estado (que conocen las leyes) pero faltan juristas (que conocen el fundamento de las leyes) María Cospedal no conoce a Gabriel Naudé y sus consideraciones políticas sobre los golpes de Estado, según las cuales la esencia del acto político es el golpe de Estado. En el siglo XVII, explica Louis Marin en su estudio de Naudé, se llama golpe de Estado al acto extraordinario a que recurre un gobierno para lograr aquello que concibe como la salvación del Estado. O sea, una antigualla que aquí no vamos a ver. En el siglo XXI, golpe de Estado tiene, en cambio, el sentido restringido de empresa mediante la cual alguien cambia violentamente la constitución. O sea, un imposible que aquí tampoco vamos a ver. Lo que vemos delante es un delito continuado de sedición al amparo de un perdedero político (donde se guarecen los conejos) constituido por un matorral de mala (o torticera, por necesidades del Consenso) literatura jurídica sobre galgos y podencos. Para los romanos de Ulpiano, cuando alguien era sorprendido en flagrante delito de sedición, quedaba permitido el castigo, no por apresurar el correctivo, sino para prevenir el peligro. Pero ni Mariano es Ulpiano ni los socialdemócratas son romanos, aunque resalta Naudé que Antonio Leiva (con calle en Carabanchel) hizo dar un caldo envenenado a un coronel de lansquenetes en Pavía... por sedición. El final podemos tocarlo.