Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 25 DE MAYO DE 2017 abc. es cultura CULTURA 49 Escenógrafo total Después de desechar su proyecto de convertir 1984 de George Orwell, en un musical, Bowie se volcó con Diamond Dogs e ideó un lúgubre proyecto de escenario Siempre a la última Su alianza con Kansai Yamamoto se tradujo en diseños de impacto como los de la gira de Aladdin Sane Pintura y terapia A finales de los setenta, Bowie buscó en la pintura una terapia para combatir sus adicciones PEP DALMAU critas, diseños de escenarios, piezas de vestuario, instrumentos musicales y material audiovisual. Una selección de la que Bowie se mantuvo completamente al margen lo único que se negó a ceder fue el saxofón que le regaló su padre cuando tocaba en su primera banda, The Konrads y que reconstruye minuciosamente el camino que siguió el joven David Robert Jones desde que publicó su primer single en 1964 Liza Jane grabado junto a The King Bees) hasta que fundió a negro con Blackstar álbum que publicó sólo dos días antes de su muerte, el 10 de enero de 2016. El gran innovador No es una exposición cronológica, es una exploración del proceso creativo de Bowie como gran innovador subraya Broackes sobre un bombardeo de estímulos que no hace más que subrayar el carácter poliédrico y escurridizo del artista británico. David Bowie es muchas cosas a la vez para muchas personas diferentes añade en referencia al título de una exposición que explora a conciencia las relaciones de Bowie con el arte, el diseño, el teatro y, cómo no, la música. De su etapa berlinesa, por ejemplo, no sólo se explica cómo se sacó de la chistera el funk líquido y le tomó el pulso a la electrónica teutona, sino que se exhiben a modo de souvenir las llaves de su apartamento en la ciudad alemana y el sintetizador que se utilizó durante las grabaciones de Heroes y Lodger De ahí nacen de- rivadas para explorar su influencia en Iggy Pop y se muestran algunos de los atormentados óleos que pintó mientras batallaba con su adicción a las drogas a finales de los setenta. Este juego de ramificaciones es uno de los motores de una muestra que lo mismo desempolva el extraordinario vestuario que Kansai Yamamoto diseñó para la gira de Aladdin Sane que exhibe el icónico traje azul de Freddie Burretti que Bowie luce en el videoclip de Life On Mars? junto a la letra manuscrita de la canción. Los trasvases son constantes gracias, en parte, a esa audioguía que dispara canciones y explicaciones cuando uno se acerca a una determinada vitrina, y gracias también a la habilidad con la que el británico supo anudar varias disciplinas artísticas. Así, de un disco como Diamond Dogs resultado final de su fallido intento por convertir el 1984 de Orwell en un musical, se pueden ver desde los contactos de la sesión fotográfica para David Bowie Is Museo del Diseño de Barcelona (Pl. Glories, 37- 8) Hasta el 25 de septiembre. museudeldisseny. barcelona. cat Más allá del museo Blackstar en clave sinfónica Además de marcarse un tanto tras conseguir que David Bowie Is recale en Barcelona, los organizadores de la exposición, una coproducción de DG Entertainment y Sold Out, en colaboración con el Museo del Diseño de Barcelona, también han ideado un programa de actividades en el que destaca el concierto Bowie Symphonic del próximo 13 de julio. Se trata de una actuación especial en la que la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña y el director Evan Ziporyn revisarán en L Auditori el último trabajo del británico, Blackstar La exposición también propiciará una serie de charlas sobre Bowie protagonizadas, entre otros, por el diseñador japonés Kansai Yamamoto, el director de documentales de la BBC, Francis Whately; y Denis O Regan, fotógrafo oficial de Bowie en tres de sus giras. la portada a los bocetos de guión de la adaptación que no pudo ser y maquetas con el diseño del escenario de la gira. Otro de los puntos fuertes de la exposición es el inabarcable armario ropero de Bowie, cofre del tesoro que permite contemplar de cerca piezas tan cotizadas como el mono de la portada de The Rise And Fall Of Ziggy Stardust The Spiders Of Mars el traje de arlequín que se enfundó en el videoclip de Ashes To Ashes o el abrigo con la Union Jack que diseñó junto a Alexander McQueen para la portada de Earthling ejemplos todos ellos de una creatividad que desbordaba la partitura para impregnar cuanto tocaba. Al final, y justo después de que el Bowie catalizador de la edad de oro del videoclip conviva con el Bowie actor y protagonista de películas como The Man Who Fell To Earth Basquiat Laberinto o El prestigio una última sala se encarga de noquear al visitante con una traca final de imágenes, música y diseños de producción e infinidad de maniquíes luciendo vistosos diseños. Una última y apabullante pirueta con la que queda claro que David Bowie sigue marcando tendencia, obligando a redefinir constantemente los parámetros en los que se relaciona la cultura popular, la música y la experiencia expositiva. Fotogalería de la exposición