Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 DEPORTES VIERNES, 19 DE MAYO DE 2017 abc. es deportes ABC El club blanco busca su décima Copa de Europa de baloncesto en casa del Fenerbahçe, al que se medirá hoy por un puesto en la final con el recuerdo amargo de la eliminación de 2016 EMILIO V. ESCUDERO MADRID Hemos recuperado la marca del Real Madrid Pablo Laso Entrenador de baloncesto E l primer contacto con Pablo Laso (Vitoria, 1967) siempre es amable. El técnico es una persona cargada de energía, de esas que dan la mano con aplomo y transmiten seguridad. Cualidades ambas que ha sabido trasladar al Real Madrid desde que aterrizó en el banquillo de un equipo sin rumbo al que ha llevado a protagonizar una de sus mejores épocas. La receta era tan sencilla como mirar hacia el pasado y aplicar los valores y el estilo de juego que habían hecho grande a la sección de baloncesto. -Anda, que si le llegan a decir cuando llegó que iba a jugar cuatro Final Four en cinco años... -No pensaba en eso, pero lo que sí tenía claro desde el principio es que había que recuperar una seña de identidad, una marca. El club había sido un referente durante muchos años por sus victorias y sus títulos, pero también por su juego, por sus aficionados... Si eso volvía a estar cerca del equipo, los títulos llegarían y creo que hemos recuperado la marca del Real Madrid de baloncesto. ¿Y por qué tardó tanto el Real Madrid en darse cuenta que la solución era mirar a sus orígenes? -No lo sé. Yo jugué aquí en los noventa y, aunque habían pasado muchos años, sabía que ese era el camino. Después de tantos años de baloncesto, de haber jugado en tantos lugares diferentes, uno saca sus conclusiones. ¿La diferencia entre el éxito y el fracaso es que te ganen? Igual esa no es la diferencia. Esto es deporte. Lo que marca la diferencia es tener clara una manera de hacer las cosas. Un estilo que te caracterice. Que se vea que eres tú sin importar que ganes o pierdas. Desde que llegué tenía claro lo que quería y cómo quería que jugáramos. Quería recuperar lo que había vivido desde que era un niño y venía al Torneo de Navidad. Esa sensación que tenía la afición de estar orgullosa de este equipo. Una sensación que quedó reflejada en la derrota del año pasado ante el Fenerbahçe cuando, a pesar de ser eliminados, el Palacio nos despidió con una ovación. Eso muchas veces es mucho mejor que un título, porque la gente valora tu trabajo independientemente de la victoria. -La final de la Euroliga coincidiría con el desenlace de la Liga de fútbol y hay muchos aficionados blancos que no saben qué harán... ABC