Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA VIERNES, 19 DE MAYO DE 2017 abc. es cultura ABC XL Semanal se alía con la web Zenda Con la presencia de más de doscientos invitados, entre los que abundaban destacadas figuras de las letras, el periodismo y la cultura, ayer tomó carta de naturaleza la alianza digital del suplemento XL Semanal y Zenda El suplemento dominical de Vocento, con más de dos millones de lectores, y la exitosa web de libros capitaneada por Arturo Pérez- Reverte se apoyarán para optimizar su difusión. Mar Cohnen, directora de XL Semanal elogió la trasversalidad de Zenda proyecto ambicioso y valiente Pérez- Reverte definió Zenda como un territorio de amigos que un año después de nacer puede ser una plataforma mayor, pero que siga dando cobijo a todos los autores, por encima de los grupos Juan Manuel de Prada y Arturo Pérez- Reverte conversan con Antonio Álamo JOSÉ RAMÓN LADRA 70 Festival de Cannes Haynes y Zvyviaginstev coinciden en la infancia jes (el trato entre ellos es realmente bochornoso) y las sociales y bélicas del gran personaje, Rusia (continuo subEl cine de dos prepotencias mundia- texto sobre Ucrania) Todo queda exles, la americana y la rusa, inaugura- puesto sin sutilezas en este Sin amor ba la lista de películas a competición, y tal vez podría reprochársele al direcy contenían tanto o más ideario co- tor que sabiendo producir una intriga mún que sus líderes políticos. El ruso tan acongojante no quiera o no sepa descreído Andrei Zvyagintsev, con desgranarla, y proponga un desenlace Nelyubov (Sin amor) y el america- tan abierto como traumático. no escrupuloso Todd Haynes, con Justo lo contrario es lo que provoca Wonderstruck presentaron dos Haynes con su preciosísima doble hisejemplares perfectos de cine emotivo, toria en Wonderstruck la de una apasionado y crujiente cuyos perso- niña sordomuda en la década de los najes protagonistas son niños de doce años veinte y la de un niño accidentalaños, esa edad en la que mente sordo en la de los se ha dejado de ser lo que setenta, que el guión ira Sección oficial se era y todavía no se es puntuando de modo paEl cine de dos lo que se será, y que viralelo y dejando rastros prepotencias ven el trauma de la famiy sentimientos entre uno mundiales abrió y otro, ambos huidos a lia astillada. la lista de la Durísima en su retraNueva York en busca de to familiar y social la de competición por referencias paternales. Zvyagnitsev, con un mala Palma de Oro Esa capacidad inigualatrimonio enfrascado en ble de Haynes para emuno de esos divorcios en papar de época y buen los que supura la crueldad, el despre- gusto su cine Carol Lejos del ciecio y, de rebote, la infelicidad de ese lo produce aquí un magnifico pulhijo que llora a escondidas el apocalip- so visual entre los dos tiempos de ese sis de su niñez y de su vida en familia. Newyork, en blanco y negro, en color La invisibilidad de ese hijo para sus pa- y musical. Y aunque el atado de hilos dres se transforma, en el guion, en una narrativos en el guión, ese enternecedesaparición real, y la historia consis- dor lazo entre las dos historias y sus te en su búsqueda. El portentoso direc- protagonistas, deja ver el nudo con antor ruso, tan admirable en obras como telación, y se construye el puzzle sen Leviatán o Elena consigue impreg- timental con gran eficacia y emoción. nar de retorcimiento el interior de su Todd Haynes es un cineasta muy adhistoria con un tratamiento visual ad- mirado por Almodóvar y, aunque mirable, sorprendente, con imágenes Wonderstruck no participe del unipoderosísimas de naturaleza tortura- verso melodramático del gusto del dida, bosque atormentado, troncos do- rector manchego, hay que dejarlo en lientes, y con un fondo terrible en las salazón para que aguante sin caducar relaciones personales de los persona- hasta el final, por si acaso. OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL A CANNES Cotidianidad de bronce y madera en cincuenta centímetros El COAM acoge Somos así una exposición de figuras de Mariano Vilallonga ALEJANDRO DÍAZ- AGERO MADRID La cotidianidad de situaciones tales como un hombre despistado mientras su mujer lo reclama, el abstracto esfuerzo necesario para regatear la crisis económica o el misterio de lo que deparará una escalera en su punto más alto son solo algunos de los elementos que caracterizan la exposición que Mariano Vilallonga inauguró ayer en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) La muestra, titulada Somos así abrirá al público hasta el próximo 15 de junio. Recoge 26 piezas de bronce y madera de Vilallonga, arquitecto de profesión y escultor vocacional. La diferencia, lo que le lleva a decantarse por su segunda ocupación, estriba en la libertad de expresión que uno y otro campo le ceden. Aquí haces lo que quieres dice. Me fijo mucho en lo que veo por la calle, me considero muy buen espectador. La exposición es un resumen de eso asegura el creador. Sus esculturas están cortadas por un mismo patrón: una figura humana que afronta un reto, una barrera, que Vilallonga dibuja en forma de metáfora para representar un escenario mundano que su vivaz atención haya captado con especial interés. Mariano Vilallonga, en el COAM ABC A medida que las ideas fueron surgiendo, el escultor fue apuntándolas en una libreta. Donde más se me ocurrieron fue en el baño comenta entre risas. Tiene en las escaleras su recurso más habitual, quizá por la arquitectura Estoy obsesionado con ellas, y me encantan, porque cuando ves una tu instinto te lleva a subir explica el artista, que ve en los peldaños un simbolismo de lo que para él debería ser la vida: una continua ascensión. Además de los originales títulos de las obras imprescindibles para comprenderlas el visitante percibirá que ninguna escultura pasa de los 50 centímetros. Principalmente porque, como precisa Vilallonga, si las haces grandes, te arruinas