Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE MAYO DE 2017 abc. es cultura CULTURA 47 Un ángel dibujado en 1650 por Carreño de Miranda BIBLIOTECA NACIONAL La Biblioteca Nacional rescata los dibujos de Carreño de Miranda FOTOS: ISABEL PERMUY Las operaciones estéticas del Dr. Maté Panorámica de la sala basilical con las esculturas en el laberinto El Niño de la espina cambia de sexo Mateo Maté, ayer en la muestra La Venus del Esquilino embarazada Detalle del Discóbolo negro El artista, figura importante del Barroco español, fue el retratista de Carlos II BRUNO PARDO PORTO MADRID 4 5 cabezados. Fernando Castro Flórez, crítico de ABC Cultural y buen conocedor de la obra de Mateo Maté, escribe en el texto del catálogo que el artista sigue empeñado en subvertir lo convencional. Desciende a las entrañas de lo académico y modifica sus modelos, introduce variaciones mínimas en los vaciados retoca trozos de estatuas para alegorizar nuestra época desquiciada En una época donde la tiranía de la publicidad nos dice que tenemos que ser más altos, más delgados, más guapos, más ricos, más famosos (no ha cambiado mucho el canon griego, que idealizaba a la mujer aristócrata) Mateo Maté subvierte el canon y nos dice que hay otros ideales de belleza posibles: la vejez, las mujeres embarazadas, las distintas razas, las personas entradas en carnes... Toda una lección de tolerancia. Sería injusto hablar de Juan Carreño de Miranda como el pintor que vino después de Velázquez, como un nombre en minúscula al lado de un gigante, pero así lo ha visto la Historia, siempre dada a las simplificaciones. Tampoco sería exacto verlo únicamente como retratista del Rey Carlos II, sin duda su trabajo con más repercusión, pero que le llegó ya en los últimos años de su carrera. A veces caemos en ese hechizo de tomar la parte por el todo. Para evitarlo, la Biblioteca Nacional (BNE) y el Centro de Estudios Europa Hispánica (CEEH) inauguraron ayer Carreño de Miranda. Dibujos una exposición que reivindica la dimensión menos conocida del artista, la de su admirable lápiz. Podríamos haber titulado esta exposición como A la sombra de Velázquez, Juan Carreño de Miranda, dibujante Pero hubiera sido injus- to. No es solo un epílogo, no es solo un sucesor apuntó José Luis Colomer, director del CEEH, en la presentación de la muestra. En efecto: Carreño de Miranda es una de las figuras destacadas del Barroco español y ejerció una influencia determinante en los artistas de Madrid en la segunda mitad del siglo XVII. Como dibujante, explica Colomer, manejó los lápices como si fueran pinceles, definiendo las formas mediante toques de color que se superponen y amalgaman La muestra comienza con el primer dibujo de Carreño, que data de 1646, y finaliza con la última firma que se conserva, la de su testamento, que escribió un día antes de morir en 1685. La comisaria de la exposición, Cristina Agüero, destacó la variedad de la obra del artista, que va desde el asunto sacro hasta la pintura de corte, pasando por distintos formatos y técnicas. Para finalizar, Agüero señaló que, con Carreño de Miranda. Dibujos se destierran dos falsos mitos que han afectado a la figura del artista: por un lado, el de que los pintores españoles no se prodigaron en el ámbito del dibujo; por otro, el de que el reinado de Carlos II fue un periodo de decadencia total que afectó a la esfera creativa. Mateo Maté. Canon Sala Alcalá 31. C Alcalá, 31. Madrid. De martes a sábados, de 11 a 20.30 h. Domingos y festivos, de 11 a 14 h. Hasta el 23 de julio Videoanálisis de la exposición Carreño de Miranda. Dibujos Biblioteca Nacional de España. Paseo de Recoletos 20- 22. Madrid. De martes a sábado, de 10 a 20 h. Domingos y festivos, de 10 a 14 h. Hasta el 10 de septiembre.