Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE MAYO DE 2017 abc. es economia ECONOMÍA 33 Resultado de la votación A favor En contra 174 165 Abstenciones Los estibadores piden a la patronal retomar la negociación 8 Ausentes 3 Las organizaciones sindicales mantienen el preaviso de los ocho días de huelga L. M. O. MADRID Calendario de movilizaciones Paros Los sindicatos de estibadores siguen, en el preaviso de las jornadas de huelga previstas a partir del miércoles, el guión habitual de sus anteriores convocatorias. Los paros se llevarán a cabo entre el próximo día 24 de mayo y el 9 de junio, concretamente todos los lunes, miércoles y viernes en horas impares. De momento, los sindicatos no han llegado a realizar paros, pese a sus amenazas, aunque la patronal sí denuncia una caída generalizada de la productividad que se debe, según sus propias palabras, a una huelga encubierta El apoyo simbólico de los nacionalistas catalanes El Ejecutivo ha logrado dar luz verde al real decreto- ley después de los acuerdos cosechados en las negociaciones con PDECat, en el primer respaldo parlamentario de los nacionalistas catalanes a una iniciativa del PP desde hace años. Tal y como estaba previsto, los ocho diputados del PDECat se abstuvieron ayer en el pleno del Congreso, lo que permitió decantar la balanza. Se especuló sobre la motivación de este voto. La decisión coincide en el tiempo con un movimiento que ha aliviado la presión de la antigua Convergència en el caso Palau. Dos representantes del Ministerio de Cultura se ausentaron en una reunión del Consorcio del Palau en la que se decidía si este debía actuar contra CDC. Finalmente, se impuso el criterio de la Generalitat, tras lograr mayoría de apoyos. El coordinador de los parlamentarios del PDECat, Jordi Xuclà, negó la utilización de la estiba como moneda de cambio. Niego rotundamente esta hipótesis y aseguró que se trata de una falsedad propia de una realidad paralela Lo cierto es que el real decreto- ley de la estiba recoge ya peticiones de los catalanistas que se amparan en el carácter estratégico de los puertos de Barcelona y Tarragona para la economía catalana. Mientras tanto, la CUP acusó al PDECat de aliarse con el PP para ir en contra de los estibadores. Europea la aprobación de la reforma, con el fin de esquivar la multa sobre la que debe resolver, de forma inminente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y que podría obligar a España a pagar 134.000 euros por cada día de incumplimiento. Bruselas, por su parte, señaló que a primera vista la aprobación de la reforma de la estiba es un acontecimiento positivo que permitiría reconsiderar el recurso en el que propone una multa adicional por incumplir la normativa europea una vez que haya estudiado los detalles recogió Ep. Videoanálisis sobre la aprobación del decreto de la estiba Los sindicatos de la estiba, liderados por la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, mantienen el preaviso de ocho jornadas de huelga 24, 26, 29 y 31 de mayo y las jornadas 2, 5, 7 y 9 de junio si bien se muestran dispuestos a negociar con la patronal del sector, Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques) los términos del real decreto, dependiente del real decreto- ley convalidado ayer, que recoge las condiciones de subrogación (mantenimiento de empleo) y las medidas de productividad. El responsable de Coordinadora Estatal, Antolín Goya, indicó al término de la votación en la Cámara Baja que las organizaciones sindicales quieren sentarse a negociar con las empresas y se ofrecen a convocar una reunión para el próximo lunes. Al cierre de la edición de este periódico aún no se había confirmado el encuentro entre las partes. Goya trasladó su deseo de retomar las conversaciones para comprobar si empresas y trabajadores son capaces, en el espacio que se brinda tras la aprobación del real decretoley y el borrador redactado por el Ejecutivo para recoger la negociación colectiva, a buscar una solución al conflicto El líder del sindicato, recoge Efe, lamentó que el Gobierno haya abocado a un posible conflic- to, cuyo único responsable es el real decreto- ley de reforma de la estiba que se ha llevado adelante sin ningún tipo de pacto ni con empresas ni con trabajadores Goya se reconoció decepcionado por el resultado de la votación, pero matizó que el nuevo real decreto- ley dispone de herramientas para que las partes sean capaces de trabajar y negociar, lo que a su parecer no hacía el anterior, e incorpora mejoras, como en el apartado de la formación. Nos deja en una posición en la que podemos intentar resolver el conflicto subrayó. IGNACIO MARCO- GARDOQUI YA ERA HORA A yer, por fin, el Congreso de los Diputados se apiadó de nosotros y consintió en aprobar el decreto- ley que regula la estiba, de tal manera que sea compatible con los principios de libertad obligatorios en la Unión Europea. Muchas gracias, ¿se debe algo? Primero la forma. El éxito fue posible por el corrimiento tectónico de Ciudadanos desde la abstención al sí algún día tenían que entrar en razón y por eso tuvieron que em- plearse a fondo para justificar su postura anterior y su cambio y el del PDECat, que pasó desde el no a la abstención. En este caso, la justificación no hay que buscarla en los terrenos del Ministerio de Fomento, sino en los pasillos del de Cultura. O mejor, en el de los juzgados. Esa es otra historia. ¿Oyó las tonterías que dijo su portavoz para explicarse? En resumen, todo un espectáculo que, sin duda, habrá consolidado ante las instituciones europeas nuestra aureola de país serio y cumplidor. Luego, el fondo. El Gobierno ha aguantado el tirón en cuanto al coste de la solución, que no podrá superar los 120 millones de euros. Y ha redactado la subrogación de los trabajadores de una de esas maneras que se pueden leer con ojos estrábicos y extraer de ella conclusiones opuestas. Por eso, los sindicatos mantienen sus intenciones de huelgas que, en este sector alcanzan los más altos niveles de malignidad para el buen funcionamiento de la economía española. Los sindicatos quieren garantías de empleo. ¡Vaya novedad! ¿Quién no quiere que su empleo sea seguro? Pero, ¿por qué iba a serlo el de estos señores, que ya acumulan suficientes pri- vilegios exclusivos entre ellos el del nivel medio de sus salarios y no el resto de los trabajadores? En estos crueles tiempos de la globalización rampante y la competitividad imperante lo del trabajo seguro es un oxímoron que ni siquiera las leyes más protectoras pueden garantizar. El trabajo, que es un derecho, impone también la obligación de ganárselo, día a día, con el esfuerzo y la productividad. Y eso no lo garantizan las leyes, lo proporcionan las personas. Si los estibadores quieren un trabajo seguro, lo más seguro es que trabajen bien, aporten valor añadido y habiliten a las empresas que operan en sus puertos para captar mayores tráficos mercantiles.