Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 18 DE MAYO DE 2017 abc. es espana ESPAÑA 21 PSOE, Podemos y Cs, incapaces de pactar cómo investigar al PP Los populistas quieren empezar con Naseiro y los socialistas en la etapa de Rajoy ANA I. SÁNCHEZ MADRID Casas fiscalizará los partidos europeos La expresidenta del Tribunal Constitucional María Emilia Casas ha sido designada como uno de los seis miembros del comité para el control de la financiación de los partidos y fundaciones europeas. Su función será evitar que reciban fondos europeos organizaciones que defiendan ideas contrarias a los valores europeos. Casas ha sido propuesta por el eurodiputado socialista Ramón Jáuregui, como miembro de la comisión de Asuntos Constitucionales, pero ha recibido el apoyo también del Grupo Popular. Los seis miembros, dos son designados por el Parlamento, la Comisión y el Consejo Europeo. Un compás de espera en la comisión de investigación sobre la financiación del PP. Al menos hasta el miércoles de la semana que viene, cuando los grupos se han comprometido a volver a reunirse con un plan de trabajo después de que ayer PSOE, Podemos y Ciudadanos no lograran ponerse de acuerdo en el ámbito temporal y el objeto de la investigación durante la reunión de la Mesa de la Comisión. El próximo miércoles los grupos debatirán probablemente también la citación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que ofrezca explicaciones por su testificación en el juicio por el caso Gürtel. Los socialistas quieren que sea el primer compareciente. Ayer la vicepresidenta segunda de la Comisión, la socialista Soraya Rodríguez, defendió que las labores de investigación deben comenzar cuando Mariano Rajoy asumió el liderazgo del Partido Popular. Sin embargo, el secretario primero, Txema Guijarro, de Podemos, consideró que la investigación debe retrotraerse al caso Naseiro al considerar que aquel escándalo fue el germen de la presunta financiación irregular del PP en los años posteriores. Ciudadanos, en cambio, abogó en un principio a través del secretario segundo, Marcial Gómez, por circunscribir los trabajos a los casos actuales de cargos públicos del PP imputados pero, al no haber ninguno, decidió después seguir el criterio que decida la El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera IGNACIO GIL Los socialistas El PSOE extiende sobre Rajoy las sospechas de intervención en el caso Lezo al no cesar a los reprobados der de la formación naranja dándole largas y sosteniendo que no existe el consenso necesario para llevar a cabo esta reforma que, advirtió, no es menor Conviene que lo hagamos con un acuerdo amplio sobre el fondo del asunto y nada de esto se produce en este momento añadió en su respuesta. No por mucho madrugar amanece mas temprano y conviene que amanezca dijo Rajoy entre gestos de aprobación de la bancada popular. Conviene estudiar bien los temas y en vez de dar la lata con el pasado, mirar hacia el futuro y proponer propuestas concretas remachó. mayoría. Al no haber acuerdo entre el PSOE y Podemos, la vicepresidenta primera, Beatriz Escudero, del PP, decidió solicitar a los letrados de la comisión informes sobre el ámbito temporal y el objeto de la investigación. No en vano, la comisión fue creada con el objeto de investigar las donaciones y adjudicaciones de contratos pero Guijarro reclamó inspeccionarlos en el ámbito de ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas, para lo que cree el PP que la comisión podría no tener competencias. Podemos, por su parte, ha reclamado la elaboración de un estatuto jurídico del compareciente para saber has- ta qué punto tiene potestad este órgano para citar a presos, con la mente puesta en citar a exdirigentes populares como Francisco Granados o Ignacio González. No dar la lata Entretanto, en la sesión de control al Gobierno, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se salió del discurso general de la oposición contra el Gobierno por los casos de corrupción para reclamar a Mariano Rajoy sus compromisos y que ponga en marcha la reducción de los aforamientos. Con poco éxito. El jefe del Gobierno contestó al lí- TODO IRÁ BIEN SALVADOR SOSTRES NUESTROS FISCALES S i una nueva sospecha de corrupción, fundada o no, llama a la puerta del PP es que es martes. Si el PSOE cambia a la cúpula fiscal cuando llega al poder es democracia y libertad. Si lo hace el Partido Popular es fascismo y oscuridad. Nunca a Franco le prepararon tanto los salmones como al presidente Rajoy le preparan las sesiones de control de los miércoles, envenenando cada martes con los más truculentos asuntos, de comprobación incierta cuando no im- posible. Que el PP haya cometido errores, como confiar en personas que han acabado delinquiendo en su nombre, no significa que sea tolerable esta caza al hombre y al partido que está llevando a cabo nuestro sistema judicial turbio, sesgado hasta el sectarismo y que usa su poder para ganar en los tribunales lo que perdieron en las urnas. Sí, el fiscal general Maza ha sustituido al fiscal Anticorrupción y al fiscal jefe de la Audiencia Nacional tal como el fiscal general de Zapatero, Conde- Pumpido, echó a Eduardo Fungairiño y nadie dijo nada: ni el propio Fungairiño, que elegantemente dimitió por cuestiones personales. No es razonable la distinta vara de medir para lo que hace la derecha y la izquierda y no es presentable que los fiscales tomen represalias judiciales para resolver sus querellas profesionales y políticas. ¿Alguien en su sano juicio puede creerse que al único que Ignacio González mandó mensajes eufóricos fue al ministro de Justicia? ¿Puede ser casualidad que de los fiscales enfadados no paren de salir indicios tan incendiarios como insustanciales contra Rafael Catalá? Lo que en el PSOE es casualidad en el PP es herencia del franquismo. Lo que en la izquierda son derechos conquistados en la derecha son derechos de conquista. Es tan escanda- loso que hasta los más sectarios tendrían que sentirse ridiculizados en semejante parodia. Para entender qué es y cómo funciona la Justicia en España basta con retener este dato: todos, absolutamente todos los despidos laborales acaban siendo improcedentes. Los acribillados empresarios, machacados a impuestos, multas por casi todo y otros atracos, saben tristemente de qué hablo. Somos una ciudadanía mejorable, tenemos una clase política perfectible y nosotros los que escribimos podríamos ser menos vanidosos y pedantes. Pero lo de nuestros jueces y fiscales está tan podrido y es tan grave que no basta con una reforma opinable sino que se precisa el más incisivo bisturí, mano firme, y muchas bolsas de sangre sana preparadas.