Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: JUEVES, 18 DE MAYO DE 2017 abc. es opinion ABC EL POPULISMO BLOQUEA EL PROGRESO CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Subdirectores Montserrat Lluis Serret José Ramón Alonso Yolanda Gómez Adolfo Garrido Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Mayte Alcaraz ABC. es Laura Pintos ABC Cultural Alfonso Armada Áreas Jaime González (Opinión) Juan Fernández- Miranda (España) Alberto Sotillo (Internacional) María Jesús Pérez (Economía) Miguel Oliver (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. Fernando Rojo (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Isaac Blasco (Fin de Semana) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) Fernando Pérez (Empresa) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Laura Peraita (Familia) Archivo Federico Ayala Delegaciones Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) José Luis Jiménez (Galicia) Alex Gubern (Cataluña) Alberto Caparrós (C. Valenciana) No es extraño que Banderas se harte y decida no continuar con un proyecto que, en definitiva, es un riesgo empresarial y que mejoraría la imagen y la economía de su ciudad natal L A extrema izquierda política, representada por Podemos y sus franquicias locales, a los que se unen los calumniadores anónimos de los 140 caracteres, no pierde ocasión para demostrar lo rancio de sus planteamientos sobre la relación de la iniciativa privada y el progreso social. El último ejemplo ha sido el aluvión de críticas injuriosas contra el actor Antonio Banderas, con el complemento tóxico de las redes sociales, que han arruinado, al menos temporalmente, un proyecto cultural de primer nivel para la ciudad de Málaga. El Ayuntamiento malagueño quería recuperar un espacio emblemático, el edificio del cine Astoria, y contaba con un proyecto liderado por Banderas, quien siempre que puede hace público su compromiso con Málaga. Banderas pretendía convertir este espacio muerto en un centro cultural y gastronómico de nivel internacional, y probablemente lo habría conseguido ayudado por la repercusión de su imagen y el atractivo de la ciudad. Sin embargo, la izquierda extrema se ha convertido en un coro de difamadores profesionales que atacan todo cuanto sea aportación privada al desarrollo económico. Insultan a Amancio Ortega por su donación de 400 millones de euros a la sanidad pública. Dejan a Bar- celona sin nuevas iniciativas hoteleras, en pleno crecimiento de la industria turística. Cercenan la Operación Chamartín, dejando en terreno baldío el área natural de crecimiento de Madrid por el norte. Como hoy recoge la información de ABC, en toda España los gobiernos populistas municipales, aupados por el PSOE, torpedean más de 14.000 millones de inversión privada. No es extraño que Banderas se harte y decida no continuar con un proyecto que, en definitiva, es un riesgo empresarial y que mejoraría la imagen y la economía de su ciudad natal. Por supuesto, su proyecto, como el de cualquier otro, tendría que pasar todos los filtros legales. Pero el problema no ha sido de legalidad es lo que menos preocupa a una ideología que considera la ley como un instrumento al servicio de la acción política sino de sectarismo ideológico. La extrema izquierda está convirtiendo la actividad pública, sea política, cultural, periodística o de cualquier índole, en una fuente de amenazas e infamias para quienes desean dar un paso al frente y asumir responsabilidades con la sociedad y el interés general. Esta visión de lo privado como un peligro para el ciudadano es propia de regímenes totalitarios, de los que ya se sabe con qué eficacia reparten la pobreza entre la población. La impunidad de las redes sociales en la difusión exponencial de los insultos y las calumnias hace aún más destructivo ese vocerío. La mejor respuesta a esta estrategia de intimidación contra la sociedad y la iniciativa privada es la perseverancia de los amenazados e insultados en sus responsabilidades. No ceder terreno a los que sólo saben sembrar sal. PLUSVALÍA MUNICIPAL: EL FIN DE UN ABUSO Directora General Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Distribución Maite Corral Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga Comercial Gemma Pérez E ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 España 16 Internacional 28 Economía 34 Sociedad 44 Cultura 48 Toros 52 Deportes 54 Agenda 58 Cartelera 61 Madrid 65 El Tiempo 72 Gentestilo 74 Parrilla TV 77 L diseño y la recaudación de ciertos tributos no siempre se ajusta a la legalidad ni al principio de proporcionalidad que establece la Constitución, tal y como ha sucedido durante años con el impuesto sobre las plusvalías municipales. El Tribunal Constitucional declaró ayer nulo el cobro de este gravamen por parte de los ayuntamientos en caso de que la venta o transmisión de un inmueble no conlleve ganancias para el propietario, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora, cuya mera titularidad obligaba a pagar en función del valor catastral del terreno y los años transcurridos desde su adquisición. La injusticia de este tributo era manifiesta, puesto que el municipio cobraba, sí o sí, a pesar de que la venta de la vivienda se saldara con pérdidas, vulnerando con ello la regla jurídica por la cual el cobro de impuestos debe atenerse a la capacidad económica del contribuyente y a la existencia de beneficios como consecuencia de un incremento real del valor del bien. Este atropello fiscal ha pasado desapercibido durante demasiado tiempo debido a la prolongada e intensa revalorización inmobiliaria que registró España años atrás pero, tras el estallido de la crisis, fueron muchos los propietarios que vendieron sus viviendas a un precio inferior al de la compra teniendo que abonar, además, el citado tributo, lo cual carece de lógica y, por supuesto, no se ajusta a Derecho. Ahora que el Constitucional ha enmendado este abuso, los ayuntamientos deben facilitar y agilizar al máximo la devolución de los pagos indebidos durante los últimos cuatro años no prescritos, cuya aplicación podría afectar a más de 500.000 inmuebles, al tiempo que Hacienda, en coordinación con los municipios, cambia la normativa para que el impuesto sobre la plusvalía se ajuste a la legalidad. Protagonistas Miguel Urbán Eurodiputado populista Omar Fraile Ciclista La frase del día Borja Prado Presidente de Endesa Mariano Rajoy Presidente del Gobierno Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. A ver si el domingo llega su Pentecostés y dejan de hacer méritos Con año y medio de retraso, imita la performance de Bescansa en las Cortes y lleva a su hijo al Pleno de la Eurocámara. Eso no es conciliación, sino una impostación, sobre todo cuando uno cobra 6.250 euros netos al mes, más dietas y otras canonjías laicas. Seguro que el bebé estaba mejor en una guardería Rey de la Montaña en las dos últimas ediciones de la Vuelta a España, el corredor vizcaíno conquistó ayer los Apeninos. Neutralizó una primera escapada y luego provocó otra que, tras una exhibición de ciclismo de alta escuela, le hizo ganar la undécima etapa del Giro del centenario La multinacional energética renueva su patrocinio en la máxima competición nacional de baloncesto. Desde que la eléctrica ejerce este mecenazgo, la liga ha implementado su interés y su valor como motor de nuevas vocaciones deportivas. Desde la élite también se hace cantera El jefe del Ejecutivo tiró de la liturgia cristiana para retratar la estrategia del PSOE, con su lucha de poder interna como fondo. Cree Rajoy que los socialistas han emprendido una carrera para hacer méritos para que gane uno y no pierda otro en referencia a las primarias y la batalla entre Díaz y Sánchez. Pero tal como están las cosas, cincuenta días parecen pocos para el santo advenimiento del liderazgo en Ferraz. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,60 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 37.030 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid