Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 DEPORTES Fórmula 1 Gran Premio de España SÁBADO, 13 DE MAYO DE 2017 abc. es deportes ABC La hora del salto de Carlos Sainz Fue piloto por Alonso, lo visitó en 2005, se subió a un Toyota. Hoy, busca un buen coche JOSÉ CARLOS CARABIAS MONTMELÓ Bucear en el álbum de la memoria de Carlos Sainz puede ser una maniobra estéril. A los 22 años se tienen más expectativas de futuro que fotografías en blanco y negro. Son tiernos recuerdos de un joven con sueños que ha alcanzado su objetivo según marcaban los plazos de su vida. A los siete u ocho años le dijo a su célebre padre, el piloto de rallys campeón del mundo, que no quería seguir sus pasos sino conducir monoplazas como Fernando Alonso. A los 10 ya era invitado vip en el paddock de la Fórmula 1 y pudo conocer a su ídolo, el campeón mundial. A los 15 ya viajaba por Europa con el representante de su padre. Y a los 19 aterrizó en la exclusiva parrilla de la F 1 apadrinado por una de las fuerzas vivas del negocio, Red Bull. Tres inviernos después de instalarse en el Toro Rosso, a Carlos Sainz le llega la hora de dar el salto. Entiende que ha finalizado su periodo de aprendizaje y busca, como todos, un coche potente en 2018. La historia de Carlos Sainz con la Fórmula 1 arranca en una escena que coincide en tiempo con su nacimiento, 1 de septiembre de 1994. Su padre, uno de los deportistas más célebres de España en la época, realizaba una exhibición en Oviedo. Un rallyspring, modalidad que combina tierra y asfalto, que se celebró en una comunidad autónoma enamorada de esta disciplina y que siempre ha tenido una gran aceptación de público. Dos de los espectadores del certamen eran José Luis Alonso y su hijo, Fernando. Amante el padre de todas los especialidades del motor e impulsor de su retoño como piloto. Alonso Sainz y Alonso en 2005 ABC Padre e hijo en 2014 EFE Carlos Sainz, ayer, durante la primera sesión en Montmeló so. Y unos años antes tuvo la oportunidad de conocerlo. Fue en 2005, en plena euforia del alonsismo, rumbo a su primer título con Renault. Sainz hijo acudió a Montmeló con su padre y estrechó la mano del asturiano en el viejo motorhome de Renault, camisetas azules y Flavio Briatore al comando. Aquel día Sainz júnior se subió a un Toyota de F 1, el equipo japonés en el que tripulaban Ralf Schumacher y Trulli. Y la marca de coches en la que su padre había construido su éxito. Estoy viviendo mi mejor momento desde que llegué a la Fórmula 1. Los años de experiencia ayudan. No me EFE tenía 14 años y ya opositaba a ser alguien en el mundillo. Participaba en campeonatos de karts y dos años después se coronó campeón del mundo en Gante (Bélgica) Carlos Sainz padre suele contar con orgullo aquella anécdota para establecer una línea continua de su relación con Alonso. Viene a decir que su vínculo ya es añejo. Con el promotor de Alonso Alonso progresó de la manera conocida y se transformó en un gigante, campeón mundial de la especialidad reina. Sainz hijo siguió la estela de un ídolo. Compitió en campeonatos de karts de la mano de Genís Marcó, el primer promotor que tuvo Alonso cuando no era ni adolescente y al que cedió su marca, FA, cuando ya era una celebridad para rotular sus karts. Con 12, 13 y 14 años, Sainz corrió en karts serigrafiados con la FA de Alon- Un rally en Oviedo Carlos Sainz padre conoció a Alonso en una exhibición en 1994 y desde entonces han estrechado vínculos puedo quejar. Ahora nuestra lucha está con Williams, Force India y Renault y nuestro objetivo es acabar entre los cinco primeros indica Carlos Sainz. Desde entonces el vínculo de los Sainz con Alonso se ha estrechado. El asturiano lo promociona en cuanto puede e incluso su mánager, Luis García Abad, entabló la negociación que pretendía llevar a Sainz a Renault la pasada temporada. El madrileño intenta no ser el Olano de Induráin, aquel gran ciclista sepultado por la grandeza del pentacampeón del Tour. Con el talento y la experiencia que tiene, Fernando debería estar luchando por los campeonatos recuerda a su mentor. Después de tres años en Toro Rosso, está esperando una señal de Red Bull. Que lo suba al primer equipo o que lo libere de compromiso para volar hacia otros nidos. El motor Honda se rompió y Alonso se fue a jugar al pádel J. C. C. MONTMELÓ Otro desastre de Honda en este curso aciago para McLaren y su estrella, Fernando Alonso. Un nuevo bochorno. Nada más salir del garaje en los primeros entrenamientos del Gran Premio de España, dos curvas más allá, el coche se paró, el motor se rompió y Alonso volvió a la frustración. Como los mecánicos iban a tardar varias horas en reparar y cambiar el motor, el asturiano se fue al cercano hotel que ocupa en Granollers y dedicó parte de la mañana al pádel. Dio rienda al asunto con una foto en Instagram. Manteniendo el cuerpo activo dijo en cuatro palabras cargas de significado, a falta de rodaje con el coche. Luego participó en la segunda sesión y quedó el último. Los Mercedes (con Hamilton) y Ferrari dominaron los primeros ensayos. La grúa se lleva el McLaren de Alonso AFP