Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA SÁBADO, 13 DE MAYO DE 2017 abc. es cultura ABC Rocío Márquez Nuestro cuerpo define la forma en que cantamos flamenco Entrevista Tras publicar su nuevo disco, Firmamento la artista onubense ha terminado una rompedora tesis doctoral sobre la técnica vocal flamenca NACHO SERRANO MADRID La resonancia cinemática del cante Rocío Márquez ha estudiado la influencia de la fisiología en la resonancia del sonido. Los resultados se obtuvieron cruzando datos de un resonador magnético con entrevistas a artistas Las conclusiones indican que la fisiología del cantaor define su zona de confort sonoro, y que no hay solo una técnica válida de cante. La cantaora Rocío Márquez encargaron una actividad paralela a la ópera flamenca que hizo Mauricio Sotelo sobre El Público de Lorca. Quise hacer algo original, así que tiré de otro tipo de tímbricas y prescindí de la guitarra. Cuando salimos al escenario tuve una sensación tan bonita, me encontraba tan bien y todo fue tan natural que pensé inmediatamente en desarrollarlo más, en tirar de la cuerda. ¿Por qué los renovadores del flamenco reniegan de ese término? -Porque en el flamenco siempre han coexistido distintas líneas, las más tradicionales y las más arriesgadas. Eso es así desde hace décadas, y que ahora nos adjudiquen ese término nos hace sentir que se desprecia todo ese pasado, como si nosotros fuéramos los únicos renovadores, y no lo hubieran sido Marchena, Camarón o Morente. -Ha terminado su tesis doctoral sobre técnicas de cante flamenco. ¿Ha sido duro? (Risas) Sí, muy bonito y muy gratificante, pero muy duro, durísimo. Parecía que no se acababa nunca. ¿En qué ha basado su estudio? -Está basado en la resonancia cinemática. Las personas son instrumentos y dependiendo de cómo sean los huecos que tenemos dentro, los sonidos que se obtienen de nosotros varían de una forma u otra. Hice la misRUBÉN MUÑOZ A Rocío Márquez (Huelva, 1985) la meten sin remedio en el saco de los renovadores del flamenco junto con Niño de Elche, Rosalía y otros cantaores y cantaoras de nuevo cuño que no hacen ninguna gracia a los puristas. Ninguno de ellos va a dar un paso atrás, y, de hecho, Firmamento es el nuevo paso adelante de la onubense, una mujer en plena efervescencia creativa que ha compartido nuevas composiciones con letras de marcado contenido social firmadas por autoras contemporáneas como María Salgado, Christina Rosenvinge o Isabel Escudero. En el álbum conviven flamenco clásico con melodías folclóricas, la improvisación jazzística con colores propios de la música contemporánea, en un caldo de cultivo sabiamente controlado por Proyecto Lorca (Daniel Borrego Marente, piano; Juan M. Jiménez: saxos; Antonio Moreno: percusiones) con la ayuda del artista Pedro G. Romero y del siempre inquieto Raül Refree a la producción. Mientras lo componían y grababan, Márquez además ha trabajado duro en una tesis doctoral sobre cante flamenco, cuya finalización ha sido todo un reto. -En este disco las letras juegan un papel más fundamental de lo habitual, si cabe. -Sí, esa es la palabra: fundamental. Esa era mi apuesta, que las letras reflejaran una visión, una conciencia feminista, social y medioambiental. Pero a nivel instrumental la apuesta también ha sido muy fuerte, al prescindir de la guitarra. Al utilizar solo saxo, piano y percusión, el color del disco ya es algo muy especial. Además, la banda a su vez está compuesta por músicos de clásico contemporáneo, que no se quedan en su campo sino que se adentran en otros terrenos. Por eso hay tantos colores: jazz, clásico, contemporáneo, música popular, flamenco... Por otra parte, la presencia masculina en la instrumentación, y también en la producción con Raül Refree, sirve de equilibrio con ese aspecto más femenino de las letras. ¿La idea nació en un concierto? -Sí, yo con estos músicos sólo he actuado una vez, en el Teatro Real. Nos ma melodía en el mismo tono, pero en distintos resonadores (utilizando un equipo de resonancia magnética) para ver cómo afecta la fisiología. Eso lo he contrastado con el análisis de cada sonido, y con las entrevistas que he hecho a diferentes artistas, como Niño de Elche, en cuanto a sus sensaciones respecto a la resonancia. En resumen: el cuerpo de cada uno acaba definiendo bastante dónde se encuentra cómodo a la hora de cantar. Esto explica por qué hay tantísimas formas distintas de interpretar el cante flamenco, por encima de la importancia de las técnicas que puedas aprender. Por eso, en el fondo no hay una sola técnica. José María Ballester, miembro vitalicio de Europa Nostra ABC MADRID José María Ballester ha sido nombrado miembro honorario vitalicio de Europa Nostra y considerado por su actual presidente, el célebre tenor Plácido Domingo, como una de las más eminentes voces del patrimonio cultural en Europa. La Asamblea General de Europa Nostra, reunida en Turku (Finlandia) ha rendido homenaje a José María Ballester, al cumplir cincuenta años de vida profesional dedicada al patrimo- Patrimonio Cultural, jefe del Servicio de Patrimonio Cultural y Natural, para concluir su servicio a esta Organización como director de Cultura, de Patrimonio Cultural y Natural. En la acnio cultural, nombrándole miembro tualidad dirige el Programa Patrimohonorario vitalicio. nio y Territorio en la Fundación Botín Es la primera vez que alguien re- y es coordinador del Programa para cibe esta distinción en la historia de la conservación preventiva de las pinEuropa Nostra. Ballester comenzó su turas y cueva de Altamira. En la misacción en favor del pama reunión fueron trimonio cultural en nombrados miembros 50 años 1967, en el Diario Madel Consejo de Europa drid La continuó en En su larga carrera, Nostra la presidenta de ha desempeñado Hispania Nostra, AraceBlanco y Negro y luego cargos relevantes li Pereda Alonso, y el arla culminó en el Conseen el Consejo de jo de Europa, donde fue queólogo Felipe Criado jefe de la División de Boado. Europa