Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 13 DE MAYO DE 2017 abc. es conocer SOCIEDAD 43 Peregrinos con velas y cirios antes de prenderlos en el santuario EFE Abarrotado pese a la lluvia, en el santuario afloran las historias de solidaridad, compasión y amor El Papa Francisco sostiene una vela durante la vigilia celebrada anoche en el santuario de Fátima AFP Trae la bendición que necesitamos FRANCISCO CHACÓN LISBOA Permaneció así muchos minutos cia para referirse al Papa en la tercera con gesto intenso y como apesadum- parte del secreto de Fátima relativa a brado hasta que alzó la mirada hacia las persecuciones contra la Iglesia en la imagen y continuó su plegaria silen- el siglo XX y el atentado contra san Juan ciosa otro buen rato como si el tiempo Pablo II. se hubiese detenido a su alrededor. El uso del idioma portugués añadió En la explanada del Santuario, más intimidad a su apertura del corazón de trescientas mil persoante la vida y dulzura, nas se sumaron durante esperanza nuestra a Familia esos siete u ocho minuquien suplicaba mirar El Papa pidió no los dolores de la familia tos a la oración del Papa solo por los en un silencio impresiohumana que gime y llora nante, cuajado del re- asistentes. Une a en este valle de lágrimas todos en una cuerdo de las aparicioFrancisco le pidió a la nes a los tres pastorcillos Virgen que hiciese a toúnica familia iniciadas el 13 de mayo dos peregrinos como tú humana de 1917. fuiste peregrina pero no Durante el vuelo desse refería solo a las tresPeregrinos de Roma, Francisco hacientas mil personas que bía comentado a los peCon la ayuda de participaban en el acto, riodistas que este es un María seremos pues le suplicaba: Une a viaje un poco especial. Es todos en una única famiperegrinos en un viaje de oración, de humana todos los caminos, lia El Papa aseguró que encuentro con el Señor derribaremos y con la santa Madre de con la ayuda de María todos los muros seremos peregrinos en Dios Eso era precisamente todos los caminos, derrilo que se notaba en ese baremos todos los muprimer encuentro con la imagen de la ros y superaremos todas las fronteVirgen de Fátima, en cuya corona per- ras Se refería a dramas y maldades manece engastada una de las dos ba- de nuestro tiempo, frontalmente opueslas que estuvieron a punto de acabar tas a la idea de armonía entre todos con la vida de Juan Pablo II el 13 de los seres humanos, cada uno de los mayo de 1981 en la plaza de San Pedro. cuales es imagen de Dios. A continuación, Francisco leyó muy despacio la oración en la que se presenVea la galería de imágenes del Papa en taba como obispo vestido de blanco su visita a Fátima Era la expresión utilizada por Sor Lu- as historias humanas afloran al ritmo de la oración en en el santuario de Fátima. Ayer, abarrotado pese a la lluvia incluso horas antes de la llegada del Sumo Pontífice, una anciana aseguraba que el Papa nos trae la bendición que Portugal necesita Hoy, la anécdota más emotiva se encarna en el singular encuentro que mantendrá Francisco cuando estreche la mano del párroco más veterano de Portugal, de 104 años. El cura Joaquim Cunha se ha desplazado a Fátima desde la Diócesis de Oporto. Le restan escasos dos meses para cumplir los 105 años (el próximo 8 de julio) y está nervioso como un quinceañero pensando en la velada que le aguarda en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. El sacerdote, que cuenta con un asistente que no se despega de él, vio la luz en 1913, cuatro años antes de las apariciones. La sonrisa de Francisco ante él puede conmoverle tanto que el dispositivo sanitario vigila que no le dé ninguna taquicardia. Detrás de cada peregrino se esconde una motivación, de modo que Fátima no cesa de lanzar al mundo relatos de solidaridad, de compasión y, sobre todo, de amor. Como el que personifican Emília Esteves L y Emanuel Supico. Esta pareja de Castelo Branco se conoció hace 12 meses camino de Fátima, adonde se desplazan cada año en estas fechas. Ella se torció el tobillo y, de entre el grupo de 58 lugareños que avanzaban entusiastas, surgió Emanuel para ofrecerle su ayuda. Desde aquel instante, ya no se marchó de mi lado confiesa ella en una cadena portuguesa de televisión, esbozando una sonrisa. 33 años ella, 28 él. Y un vínculo muy fuerte entre ambos como guía espiritual, según testimonian. En otras ocasiones, pernoctaban unos días en los alrededores del santuario para convertir la estancia en un modelo de convivencia. Pero este año el desembarco de una multitud los disuade, por no hablar de los precios astronómicos solicitados de los alojamientos. Precisamente, una mujer de 70 años de Nazaré, a 40 kilómetros de Fátima, protagoniza una de las contracrónicas. Pretendía sacar algo de dinero alquilando una de las habitaciones de su modesto domicilio. Pero, como solo pedía 30 euros, comprobó que la gente pasaba de largo por si una cantidad tan baja implicaba encontrarse alguna sorpresa desagradable. Anécdotas de este fin de semana tocado por la bendición.