Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 SOCIEDAD SÁBADO, 13 DE MAYO DE 2017 abc. es conocer ABC Centenario de las apariciones El Papa desautoriza los catastrofismos apocalípticos ante la Virgen en Fátima El Sumo Pontífice defiende que sería una gran injusticia contra Dios verle como un castigador implacable frenado solo por María JUAN VICENTE BOO FÁTIMA Visita 10.00 (HORA ESPAÑOLA) La gran sorpresa de la primera jornada del Papa Francisco en Fátima con Encuentro con el primer motivo del centenario de las aparicioministro Antonio Costa. nes de 1917 fue, anoche, su recha 10.40 H. zo frontal de una línea de interMAYO Visita a la Basílica pretación catastrofista que falNuestra Señora del sea la relación con Dios, O SÁBAD Rosario de Fátima. centrándola en el temor en lugar del amor. El Santo Padre canoni 11.00 H. za hoy a los dos pastorcillos, FranSanta misa en el cisco y Jacinta, fallecidos muy jósantuario. venes en 1919 y 1920. En su saludo a los peregrinos antes 15.45 H. de comenzar el rezo del rosario nocTras comer con los obispos turno, el Papa abordó frontalmente lusos, ceremonia de despedida una anomalía: la obsesión por los casen la base aéra de Monte Real. tigos apocalípticos y las pseudorevelaciones catastrofistas. 16.00 H. Francisco empezó descartando las Despegue del avión papal deformaciones que ven a la Virgen de rumbo a Roma. Fátima como una santita a la que se acude para conseguir gracias baratas o la imaginan deteniendo el brazo justiciero de Dios es decir una María mejor que Cristo, considerado juez implacable Con palabras muy fuertes, Francisco afirmó que cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia afirmando en primer lugar el castigo de SANTIAGO los pecados sin anteponer, como enMARTÍN seña el Evangelio, que son perdonados por su misericordia Para remachar la idea insistió en que hay que anteponer la misericordia al juicio y tener presente que en cualquier caso, el juicio de Dios se realiza siempre a la luz de su misericordia Jesús vino al mundo para perdonar los pecados, incluso los de quie No debemos perder la nes le estaban dando muerte. esperanza ni dejar de luchar 13 de la que tomó una cita: Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y el cariño Por eso, el centro de su mensaje a los peregrinos y al mundo fue que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de dios que siempre perdona, perdona todo Terminaba así una primera jornada de gran intensidad espiritual. A su llegada al santuario, pasada la media tarde, el Papa Francisco se había dirigido a la Capelinha de las apariciones y, ante la imagen de la Virgen de Fátima, bajó la cabeza en silencio y se recogió en oración con los ojos cerrados. LO QUE LOS SECRETOS OCULTAN Abandonar el miedo En su saludo nocturno a trescientos mil peregrinos, Francisco fue claro y directo: Dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado Ante la imagen dulce de la Virgen de Fátima, el Papa recordó algunos puntos de su primer documento programático, La alegría del Evangelio con el arma de la oración E l Papa se encuentra en Fátima como un peregrino que acude a la casa de la Madre para poner ante ella sus preocupaciones y recibir su consuelo. Es notorio el gran amor que Francisco tiene a la Santísima Virgen y por ello no podía desaprovechar la oportunidad de estar en el santuario portugués cuando se cumplen cien años de la primera aparición. La canonización de Jacinta y Francisco dos de los videntes es el broche de oro perfecto para celebrar este acontecimiento. Siempre que se piensa en Fátima se piensa en los secretos revelados por la Virgen a los tres niños. Que algo sea secreto despierta inmediatamente interés y no cabe duda de que lo mucho que tardó en revelarse el tercero aumentó la curiosidad en muchos grados. Pero Fátima es mucho más que los secretos, hasta el punto de que estos que quizá influyeron a la hora de atraer la atención del público pueden estar opacando lo más importante del mensaje que la Virgen quiso transmitir. Nuestra Madre en Fátima dejó claras cuatro cosas. La primera es la existencia del infierno el cual no está vacío una existencia que no está reñida con la misericordia de Dios, puesto que ésta se manifiesta en el deseo del Señor en que nadie vaya a ese lugar de tormento. La segunda, que es necesaria la conversión, la oración y la penitencia, no sólo para no ir al infierno, sino para evitar que nuestro mundo se convierta en un infierno que en su momento estuvo simbolizado por el imperio soviético y sus millones de víctimas La tercera es que Dios es el Señor de la historia y que, aunque a veces el mal parezca tener mucho poder o incluso todo el poder, eso es sólo una ficción, pues el verdadero poder lo tiene el amor, lo tiene Dios que es amor. Usando una frase de la Virgen, la cuarta es: Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará aunque antes la Iglesia tenga que pasar por un duro periodo de persecución. No debemos perder la esperanza y, como consecuencia, no debemos dejar de luchar, con las armas de la penitencia y la oración, defendiendo la verdad, defendiendo a Aquel que es la Verdad plena, Cristo.