Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD Histórica visita del Papa a Egipto SÁBADO, 29 DE ABRIL DE 2017 abc. es conocer ABC SANTIAGO MARTIN MENSAJERO DE PAZ Es un viaje valiente que demuestra el deseo del Papa de mediar en los conflictos para el bien de las víctimas de la violencia, sea cual sea su religión L Sacerdotes cristianos pasean por las calles de El Cairo, custodiados por el Ejército egipcio ABC Francisco celebrará hoy una misa con los cristianos de Egipto, una minoría perseguida por los radicales Necesitábamos este gesto ALICIA ALAMILLOS EL CAIRO acía falta un milagro para embutir en apenas cinco horas los tres encuentros claves de la primera jornada del Papa en Egipto: una visita al presidente del país, el histórico encuentro con el gran imán de Al Azhar la máxima institución académica del islam suní y una oración con el Papa de la Iglesia Ortodoxa Copta, Teodoro II. Con apenas retrasos, entre discurso y discurso, Francisco lo consiguió. Fue una jornada maratoniana cargada de visitas de protocolo, institucionales admitió ayer a ABC el nuncio papal en El Cairo, monseñor Bruno Musarò. Hoy, en cambio, el Pontífice dedicará gran parte de la jornada a encontrarse con la pequeña comunidad católica copta en Egipto, que celebran con emoción una visita que jamás imaginaron que se produciría señala a este diario Mariam, de unos 40 años. Beronia, una joven cristiana católica egipcia que ha seguido al Papa en televisión, se preparaba entusiasmada para saludar a Francisco en la Nunciatura, donde se alojará. Fui a verlo en Polonia, y luego en Roma, y H que se iba a celebrar en un recinto cerrado en la capital, fue trasladada al estadio de las Fuerzas Aéreas, con capacidad para 25.000 personas. Este cambio fue motivado, según confirmó a este periódico el Nuncio papal en Egipto, Bruno Musarò, por motivos de seguridad. Es una visita especialmente importante tras los atentados, necesitábamos este apoyo señala por su parte Girgis, que pese al espaldarazo de la visita a la comunidad, no cree que la situación de los coptos, objetivo de una cada vez mayor violencia sectaria, vaya a cambiar. Egipto antes no era así. Hay un discurso radical contra nosotros, estamos cada vez más separados. En Egipto, un cristiano sabe mucho del islam y los musulmanes, pero ellos no saben nada de nosotros y nuestra fe Más separados Precisamente las preguntas sobre las violaciones de derechos humanos, represión y persecución política que el Gobierno de Al Sisi justifica en aras de la contención del terrorismo estuvieron ayer fuera de la agenda durante el encuentro privado que mantuvo el presidente Abdelfatah al Sisi con Francisco en el opulento palacio de Ittihadya. Con la visita del Papa, que ambos han sellado con un afectuoso apretón de manos, el Gobierno de Al Sisi demuestra que está haciendo un buen trabajo añade a este diario el analista del Centro Hudson de origen copto Samuel Tadros. Mientras el Papa continuaba su peregrinación de autoridad en autoridad, de encuentro interreligioso a ecuménico, los cristianos católicos se preparan para hoy sábado, que será el día grande de encuentro entre fieles y el Santo Padre. Amplio despliegue militar ABC voy a verlo otra vez explica la joven. Hoy sobre las cinco de la mañana Beronia dirigirá sus pasos, con otros miles de jóvenes católicos de las parroquias egipcias y etíopes, hacia el estadio de las Fuerzas Aéreas, donde Francisco celebrará una multitudinaria misa. En el último minuto la ceremonia, a valentía del pueblo venezolano está logrando que la cortina del silencio exterior sobre la represión del régimen comunista poco a poco se vaya rompiendo. La OEA se ha manifestado dispuesta a hacer algo, por fin, y ante esto ha sido el Gobierno de Venezuela el que ha decidido abandonar esa institución, lo cual aumentará su aislamiento internacional. Por parte de la Iglesia, el sábado hicieron público su apoyo a los obispos venezolanos los episcopados de Panamá y Colombia, rompiendo un silencio que estaba convirtiéndose en ominoso. Está a punto de hacerlo el episcopado de Ecuador, tras su asamblea plenaria. Y, lo más importante y significativo, ha sido la llamada que el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Parolin, hizo al arzobispo de Caracas, cardenal Urosa, dándole su apoyo y el del Papa tras la agresión chavista. Esta llamada se hizo pública el martes 25 y no solo honra a quien la hizo, sino que supone un necesario consuelo para quien la recibió y para todos los obispos venezolanos. Sin embargo, el foco de atención de esta semana está puesto en Egipto. El Santo Padre se encuentra allí, en una visita organizada no hace mucho, pero ya anunciada antes de las matanzas del Domingo de Ramos en dos iglesias coptas, que provocaron 49 muertos y más de cien heridos. En un viaje valiente, que demuestra el coraje del Papa y su deseo de mediar en los conflictos para el bien de las víctimas de la violencia, sea cual sea su religión. Aunque es recibido con agrado tanto por coptos como por musulmanes, no lo tiene fácil el Pontífice con estos últimos. La Universidad de Al Azhar es una gran escuela de teología suní, pero que lleva usando los mismos textos desde hace siete siglos, según declaró recientemente el jesuita egipcio Samir Khalil Samir. En Egipto el fundamentalismo está profundamente arraigado, hasta el punto de que el 86 de la población está a favor de la pena de muerte contra el que abandona el islam y el 74 quiere que la ley islámica sea ley del Estado y sea aplicada también a los no musulmanes. Por eso la difícil y heroica misión del Papa no sólo debe ser aplaudida, sino acompañada con nuestras oraciones.