Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 29 DE ABRIL DE 2017 abc. es economia ECONOMÍA 35 de empleos más en 2020 ficit de la única administración que seguirá en números rojos entonces, la Seguridad Social. La mejora de los números del sector público se traducirá en una reducción más acentuada de la deuda, que en 2016 cerró en el 99,4 Hacienda augura que el pasivo público bajará al 92,5 en 2020, un intenso recorte que se explica porque dicho año será el primero sin déficit, lo que acelerará el desapalancamiento. Montoro también ahondó en el mayor impacto de la reforma fiscal, de 12.300 millones frente a los 9.000 inicialmente estimados. Donde la rebaja de impuestos seguirá teniendo peso es en la actividad. La inercia de la reforma fiscal insuflará un 0,7 de crecimiento este año, según Hacienda, después de haberlo hecho un 0,34 en 2015 y un 0,57 en 2016. El panorama que dibuja el Ejecutivo recoge que la presión fiscal irá aumentando poco a poco desde el 37,9 del PIB de 2016 al 38,7 de 2020, si bien queda lejos del 40,9 de 2007. Un horizonte fiscal que, en palabras de Montoro deja margen para una bajada de impuestos cuando sea posible. Mientras, el gasto público seguirá perdiendo peso del 42,4 de 2016 al 39,2 en 2020, nivel que el ministro tildó de similar al del 39 de 2007, cuando José Luis Rodríguez Zapatero presidía el Gobierno antes de la crisis. El objetivo de la política económica parece claro: aún con más deuda y menos empleo, casi todas las previsiones del Gobierno están encaminadas a que la economía española recupere su estado precrisis al cierre de la legislatura. IGNACIO MARCOGARDOQUI EL GOBIERNO BIEN, EL PARTIDO NO El Partido Popular no puede exigirnos una amnistía que no se merece in duda alguna, el Gobierno de Mariano Rajoy está preocupado por los demoledores efectos que provocan las riadas de corrupción que nos aquejan, día tras día. No es para menos. Si alguien duda de ello, aquí tiene la avalancha de datos económicos positivos que, con una intención mezcla de inyección de optimismo y de apoyo al perdón de sus pecados, hizo pública ayer. Aseguró que el PIB crecerá este año al 2,7 una cifra estupenda y que posiblemente resulte incluso timorata, a la vista de las mejores previsiones avanzadas por todos los organismos y casas de análisis que han opinado al respecto. En consecuencia el paro bajará sensiblemente, hasta un 11,2 en 2020, y los 20 millones de empleos dejan de ser una quimera para convertirse en un objetivo al alcance de la mano. Nos olvidaremos del déficit público y la deuda se reducirá de manera significativa, tanto la del Estado como la de los particulares. Para completar el esplendor de la previsión, la balanza por cuenta corriente registrará superávits próximos al 2 hasta el año 2020, gracias al empuje de unas exportaciones sostenidas y una demanda interna que no ceja. ¿Exagera el Gobierno y utiliza esta imagen de bonanza como compensación de sus pecados? A lo primero diría que no, aunque el logro de tales objetivos dependa de algunas condiciones externas que se escapan a su perímetro de decisión, como pueden ser la cotización del dólar, el nivel de los tipos de interés, la estabilidad política internacional y el crecimiento global. A lo segundo diría, sin duda, que sí. El Ejecutivo quiere demostrar lo bien que maneja la economía hace bien, porque es verdad y sobre todo nos muestra todo lo que podríamos perder nosotros, si nosotros le perdemos a él. ¿Aviso a navegantes? El Gobierno está legitimado para sacar pecho, pero el PP no puede exigirnos una amnistía que no se merece. Entre otras cosas, porque no acabamos de ver con claridad el necesario propósito de la enmienda. A cada cual lo suyo y los aplausos a unos pueden coincidir con los pitos a otros. Aunque, en ocasiones, sean los mismos. S Luis de Guindos, Íñigo Méndez de Vigo y Cristóbal Montoro La senda fiscal también recoge modificaciones. Como detalló el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en 2020 se conseguirá déficit cero, aunque el plan remitido a la Comisión no lo refleje e incluya un déficit del 0,5 del PIB de la Seguridad Social. Esto ÓSCAR DEL POZO no son previsiones del Gobierno, son compromisos ante Bruselas aclaró para añadir que varias administraciones, como las comunidades o las entidades locales, cuentan con una meta de déficit cero para 2020 si bien tendrán superávit, lo que absorberá el dé- Déficit Público (en del PIB) 2016 Administración Central Comunidades Autónomas Corporaciones Locales Corporaciones Locales TOTAL- 2,52- 0,82 0,64- 1,62- 4,33 2017- 1,1- 0,6 0,0- 1,4- 3,1 Objetivos 2018 2019- 0,7- 0,3 0,0- 1,2- 2,2- 0,3 0,0 0,0- 1,0- 1,3 Deuda pública (en del PIB) 2020 0,0 0,0 0,0- 0,5- 0,5 2016 2017 2018 2019 2020 Objetivos 99,4 98,8 97,6 95,4 92,5 El gasto público baja al 39,2 Senda fiscal La presión fiscal abre la puerta a más bajadas de impuestos En el horizonte fiscal que maneja el Ministerio de Hacienda, la presión fiscal sube ligeramente los próximos años mientras que el gasto sobre el PIB se diluye por el mayor crecimiento de la actividad. El gasto sobre el PIB bajará del 42,4 de 2016 al 39,2 de 2020. Pese a ello, la partida destinada al pago de pensiones no dejará de crecer hasta el entorno de los 160.000 millones en 2020, 20.000 más que en la actualidad. La presión fiscal subirá del 37,9 del PIB de 2016 al 38,7 en 2020. Montoro señaló que estas previsiones de ingresos tienen en cuenta que al Gobierno le gustaría bajar los impuestos en los próximos años, si bien apostilló que habrá que ver si las circunstancias políticas lo permiten Sin déficit en 2020, pero con una deuda del 92,5 El Ejecutivo también proyecta que la reducción de la deuda pública acelerará su ritmo en 2020, cuando las administraciones ya no tengan déficit, que permitirá reducir el pasivo al 92,5 en dicho año. Un recorte menor al que preveía en 2012 la Ley de Estabilidad, que contemplaba una deuda para 2020 del 60 del PIB para así cumplir con el límite de la UE.