Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE ABRIL DE 2017 abc. es espana madrid MADRID 65 Golpe al proyecto de Casanova Riu renuncia a invertir en el Edificio España y complica el plan de Baraka La cadena hotelera descarta comprar el 25 del complejo, aunque no vería mal seguir como inquilino Wanda retrasa la venta del rascacielos, prevista para ayer, al no entregar parte de la documentación MIGUEL OLIVER MARTA R. DOMINGO MADRID L os cimientos del Edificio España comienzan a tambalearse de nuevo. El proyecto del grupo murciano Baraka, que en el mes de julio anunció su intención de comprar el rascacielos, ha sufrido dos serios contratiempos en los últimos días. Un problema con la documentación de Wanda frenó ayer la firma de la venta del edificio a la compañía que preside Trinitario Casanova. En un principio, las dos partes se habían citado en una notaría de Madrid para cerrar la operación después de meses de idas y venidas, pero el grupo chino acudió a ella sin las escrituras y el cierre del ejercicio fiscal de 2016, por lo que no se pudo firmar la compraventa. Este contratiempo, según comentó Baraka, provocará un retraso de tres meses como mínimo en el inicio de las obras. Sin embargo, la compañía murciana ha sufrido un revés todavía más importante. Según ha podido saber ABC, y han confirmado fuentes del sector financiero e inmobiliario, la cadena hotelera Riu ha decidido renunciar a invertir en el proyecto. La empresa mallorquina iba a adquirir el 25 de la propiedad del rascacielos por el que Baraka se había comprometido a pagar 272 millones de euros a Wanda. Wanda se presentó a la firma sin las escrituras del inmueble ni las cuentas del ejercicio 2016, aspecto indispensable para que hubiera podido cerrarse la operación. De momento, el inicio de las obras de rehabilitación se retrasa unos tres meses, que es el tiempo que se necesita para tener la documentación necesaria. Fuentes del sector inmobiliario no descartan que la no firma de ayer obedezca a una maniobra del grupo chino para intentar frustrar la compra del Edificio España por parte de Baraka y ganar más tiempo para seguir revalorizando el rascacielos. Los chinos saben que Madrid está recuperando su atractivo inversor y que el sector inmobiliario ha vuelto a recuperar músculo: cuanto más tarden en vender más dinero podrán sacar por él apuntan. Las dudas en torno a la operación y al proyecto, por otra parte, son los motivos fundamentales que han llevado a la cadena Riu a renunciar a adquirir el 25 del complejo. La mallorquina, que no tiene ningún problema de financiación, no descartaría sin embargo seguir como inquilino del edificio y pagar un alquiler a cambio de gestionar el hotel. Nueva imagen A principios del mes de marzo ABC desveló la nueva imagen que iba a tener el Edificio España. La intención de Baraka era recuperar la esencia de los años cincuenta y que el rascacielos luzca imponente a lo largo de 2019, fecha en la que estaba previsto acabar la rehabilitación. Este calendario, sin embargo, se tambalea ahora con los dos reveses sufridos por Baraka. La compañía reiteró ayer su compromiso de seguir adelante con el plan. Queremos manifestar nuestro firme compromiso y nuestra ilusión máxima en el proyecto de rehabilitación del Edificio España, estando ya organizados los trabajos de construcción de modo inmediato, una vez que Wanda haya solventado los trámites explicaron ayer fuentes del grupo murciano. Tras esta noticia, los planes originales de Baraka sufren un importante contratiempo puesto que estaba previsto que las obras fueran a comenzar a lo largo del mes de abril. Desde el área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento indican a ABC que los futuros propietarios del emblemático rascacielos tenían ya todas las licencias necesarias para comenzar con la remodelación. Pero la marcha atrás de Wanda y, sobre todo, Riu pueden condenar el sueño de Casanova. Trinitario Casanova posa ante el Edificio España BELÉN DÍAZ Retraso (de momento) de tres meses El grupo murciano emite un comunicado en el que reitera su compromiso e ilusión con el proyecto, pese a no haber cerrado aún la compra del inmueble rías Lafayette y Printemps, entre otras compañías internacionales. Todo este proyecto, ahora mismo, está en el aire tras la decisión de la cadena Riu de no aportar los 68 millones de euros que le corresponderían. La decisión obliga a Baraka a buscar un nuevo socio si no quiere echar por tierra su gran inversión en la capital. Desde la empresa de Trinitario Casanova se ha ido informando de los pagos que Baraka a hecho a Wanda a modo de señal. La compañía murciana, según apunta, ha adelantado ya 20 millones por el rascacielos. A finales del año pasado pagó los 6 primeros en concepto de depósito, mientras que en el mes de enero informó del pago de otros 14 millones. Entonces se comunicó que la firma de la venta se realizaría a finales de marzo. Pero la operación no se ha podido realizar ya que Con 700 habitaciones A cambio, Riu gestionaría el hotel de cinco estrellas que ocuparía gran parte del inmueble. El establecimiento tendría 700 habitaciones, dos piscinas (una exterior en la azotea y otra interior en la planta 16) salas de congresos independientes y restaurantes temáticos. El resto del edificio cuatro plantas se destinaría a una zona comercial por la que, según Casanova, se han interesado firmas como El Corte Inglés, así como las francesas Gale-