Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA SÁBADO, 1 DE ABRIL DE 2017 abc. es economia ABC Tres regiones recortan su deuda por primera vez desde 2007 El pasivo público subió en 33.058 millones en 2016, y cierra en el 99,4 del PIB JAVIER TAHIRI MADRID 29.000 millones más por la liquidez regional El Gobierno detalló ayer a qué se debió el recorte de la deuda en cuatro décimas del PIB en 2016. El crecimiento redujo 3,4 puntos el peso de la deuda sobre la economía. Sin embargo, los mecanismos de liquidez con los que el Estado provee a comunidades y ayuntamientos aumentaron la deuda en 2,9 puntos del PIB y fueron el principal factor al alza. El propio déficit de las administraciones lo engordó en 1,5 puntos y el pago de intereses de deuda en 2,8. Las ayudas a la banca terminaron de elevar el pasivo otras dos décimas mientras que el déficit eléctrico lo redujo en una. Los 4,3 puntos de reducción restantes no se detallan. Deuda por comunidades Deuda en del PIB. (IV trimestre de 2016) C. Valenciana Castilla- La Mancha Cataluña Baleares Murcia Cantabria Extremadura Andalucía Aragón Castilla y León Asturias Galicia La Rioja Navarra Canarias País Vasco Madrid FUENTE: Banco de España 42,5 37,0 35,4 30,1 29,1 23,0 22,9 22,5 21,6 20,4 18,9 18,7 18,5 18,2 16,0 14,5 14,4 ABC La deuda pública ha escalado de manera vertiginosa en la crisis pero parece haberse estabilizado en las alturas y por segundo año ha perdido peso frente al PIB. El pasivo de las administraciones engordó en 33.058 millones en 2016 hasta alcanzar los 1.106.952 millones. Un montante de vértigo que supone el 99,4 del PIB, cuatro décimas menos que en 2015, según publicó ayer el Banco de España. En dinero contante y sonante, el aumento del apalancamiento de las administraciones provino fundamentalmente de las comunidades, que aumentaron su endeudamiento en 13.651 millones el año pasado hasta el 24,9 del PIB. Sin embargo, comienza a percibirse un cambio de tendencia en las regiones: por primera vez en la crisis tres comunidades redujeron su endeudamiento en 2016 en relación al PIB. Fueron Baleares, que lo bajó cinco décimas al 30,1 Cataluña dos décimas al 35,4 y Canarias, que lo redujo del 16,3 de 2015 al 16 de 2016. Desde 2007, ninguna región había recortado su endeudamiento de un año a otro. Ello significa que las comunidades han iniciado, lentamente, eso sí, el procedimiento de ir reduciendo el peso de su deuda por el mayor crecimiento de sus economías, pese a que las tres (como todas las autonomías el año pasado) aumentaron su deuda en términos absolutos. En el caso de Baleares, Canarias y Cataluña son tres de las comunidades que más estaban crecien- do, impulsadas por el buen comportamiento del turismo. La Ley de Estabilidad exige que para 2020 las autonomías tengan un 13 del PIB de deuda (y el conjunto de las administraciones, un 60 algo que no se alcanzará hasta 2037 según la Autoridad Fiscal) Una deuda autonómica que en importe alcanza ya los 276.899 millones, de los que el 53 están en manos del Estado: 148.595 millones de euros. Precisamente una de las opciones que debaten los expertos para la reforma de la financiación territorial es la de que la Administración Central aplique quitas sobre el pasivo autonómico a través de los instrumentos de financiación que les ha desplegado desde 2012. Al revisar por comunidades, Extremadura fue la comunidad que más engordó su deuda en cuanto al peso que tiene en el PIB: 2,2 puntos más hasta el 22,9 mientras que Baleares fue la Por administraciones Estado y municipios bajaron su pasivo mientras que el conjunto de regiones siguió aumentándolo que más la redujo. Le siguen Murcia (1,5 puntos más al 22,9 así como Cantabria (23 y Comunidad Valenciana (42,5 ambas elevaron su pasivo en 1,1 puntos. Precisamente esta última región, junto a Castilla- La Mancha (con un pasivo del 37 de su PIB) y Cataluña (35,4 está a la cabeza del ranking de autonomías más endeudadas. En términos absolutos, Cataluña (75.098 millones) es la que más pasivo tiene. Frente a la situación de las comunidades, el Estado y los ayuntamientos redujeron su pasivo. La Administración Central lo bajó siete décimas al 87 del PIB mientras los ayuntamientos lo hicieron en dos décimas al 2,9 En términos absolutos, como ha ocurrido los últimos años, solo los municipios bajaron su deuda, en 2.559 millones, a 32.094 millones, un 7 menos. Madrid redujo 898 millones Entre las grandes ciudades, destaca el desendeudamiento de Madrid, que por otro lado es el consistorio que tiene más pasivo. El ayuntamiento redujo su deuda en 898 millones hasta los 3.868 millones, un 19 menos. El consistorio de Manuela Carmena se enfrentó al Ministerio de Hacienda por los límites impuestos al gasto, que le obligaban a destinar su superávit a reducir su abultada deuda o a inversiones sostenibles. Debido a estos controles del Gobierno central, fue el municipio que más deuda amortizó. La escala de calificación de la deuda soberana Bonos a largo plazo Agencias de rating Moody s EE. UU. Japón Zona euro Finlandia Alemania Austria Francia Estonia Eslovaquia España Italia Irlanda Eslovenia Portugal Grecia Chipre FUENTE: Agencias S P AA A AA AAA AA AA AAA BBB BBBA ABB BBB- Fitch AAA A AAA AAA AA AA A A BBB BBB A BBB BB CCC B Aaa AAA Riesgo mínimo Aa AA Muy bajo A A Riesgo bajo Baa BBB Riesgo moderado Ba BB Riesgo importante B B Riesgo alto Caa CCC Muy alto Aaa A 1 Aaa Aaa Aaa Aa 2 A 1 A 2 Baa 2 Baa 2 Baa 1 Baa 3 Ba 1 Caa 3 B 1 Standard Poor s mejora su perspectiva para España MONCHO VELOSO MADRID ABC Las agencias de rating siguen confiando en la recuperación de España. Standard Poor s corroboró ayer la calificación de la deuda soberana del país en BBB una suerte de aprobado, y elevó su perspectiva de estable a positiva. Esto quiere decir que si mantiene el rumbo de crecimiento económico y consolidación fiscal podría elevarla en los próximos 24 meses. De hecho, la entidad considera que España mantendrá en 2017 y 2018 un fuerte y sostenido crecimiento económico del 2,5 este año y del 2,1 en el siguiente ejercicio. Además, confía en que el Gobierno, pese la mayor exigencia de gasto por la oposición, logrará mantener la senda de consolidación fiscal y reducir el déficit público al 3,3 del PIB, ligeramente por encima del objetivo del 3,1 Ahora bien, S P llama la atención sobre el nivel de paro y reclama más reformas para reducirlo, así como sobre el déficit de la Seguridad Social, advirtiendo de que las nuevas cotizaciones, derivadas de salarios más bajos y menos empleos fijos, no son suficientes para cubrir ese déficit.