Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 DEPORTES MIÉRCOLES, 22 DE MARZO DE 2017 abc. es deportes ABC Asier Illarramendi En el Madrid me faltó ser más valiente Entrevista Jugador de la Real y de la selección Renacido en la Real Sociedad, donde regresó después de su irregular etapa en el club blanco, Lopetegui le ha abierto la puerta de la absoluta ENRIQUE YUNTA LAS ROZAS sier Illarramendi (Motrico, 8 de marzo de 1990) sigue siendo joven, pero ya no tanto. Cumplió hace unos días 27 años y, en su plena madurez, le llega un tren que por momentos pensó que jamás volvería a pasar, pues lo fue todo con la sub 21 y nunca ha debutado con la selección absoluta. Ahora ha hecho méritos en la Real Sociedad para estar en Las Rozas y Julen Lopetegui, que le conoce de maravilla porque le tuvo en las inferiores, le premia al incluirle en la lista para los dos próximos partidos de España, que tiene compromiso oficial el viernes ante Israel (en Gijón) y el martes 28 disputa un amistoso en París ante Francia. Vive estos días en el campamento de la selección pendiente de las novatadas, reclamado por los medios y cumpliendo con los actos protocolarios que llenan la agenda del equipo. Ayer, después de posar en una enorme foto de familia para celebrar la renovación de un acuerdo publicitario, acude a la cita con ABC en manga corta, con el neceser bajo el brazo en esa tendencia tan de futbolista del siglo XXI. Tranquilo, que aguanto, podemos estar aquí fuera propone pese al vientecillo que altera la primaveral mañana, tan dispuesto a hablar de su excelente momento en la Real Sociedad como de los dos irregulares cursos que estuvo en el Real Madrid. Se presentó a lo grande como el futuro del centro del campo del conjunto blanco, con 31 colegas (él sufragó el viaje en autobús desde Motrico) posando en la zona noble del Bernabéu con Florentino Pérez, pero las cosas no salieron del todo bien y volvió por donde había venido. Ahora recupera esa confianza, un término que repite hasta la saciedad, el motivo de todo lo que le está pasando. -Por fin recibe la llamada de la selección absoluta, una oportunidad de las buenas y más en este momento de reconstrucción. Sí, en ese sentido estoy muy contento. Venir aquí me hace feliz, estar en este grupo es magnífico. Estoy muy bien y me han acogido de maravilla, así que sí, es una oportunidad muy bonita. Ya conocía a gente de la sub 21, al míster también. Ya sé cómo trabaja, así que se trata de aportar todo lo A que tengo, de dar el máximo y devolver la confianza con la ilusión y las ganas que siento. ¿Llegó a perder la esperanza? -Tanto como eso no. Sí que es verdad que en algunos momentos he llegado a pensar que estaba un poco lejos la selección. Al final, con el trabajo y el sacrificio todo puede llegar, y aquí estoy. Cuando acabó el Europeo sub 21 de Israel (2013, con España campeona y con Illarramendi de titular en el equipo que dirigía precisamente Lopetegui) fiché por el Real Madrid y en el aspecto deportivo las cosas no me fueron muy bien. De ahí salté a la Real Sociedad y, aunque el año pasado no fue muy bueno para nosotros, este año las cosas van muy bien y todos estamos aportando mucho. El premio es este: ahora me han llamado para la absoluta, antes llamaron a Íñigo (Martínez) en la sub 21 están tres chavales del equipo... ¿Y por qué ahora sí está jugando bien al fútbol? -Creo que al final influye mucho el equipo. Si está bien, todos destacamos. En cuanto a confianza estoy a tope, me están saliendo bien las cosas y sabemos a qué jugamos. Es fundamental en el fútbol creer en uno mismo. Y es verdad que aquí en el Madrid me faltó un poco de eso, pero de todo se aprende. De cada situación, de cada momento intentas coger todo lo positivo, aprender de todas las cosas que te pasan. Y eso es con lo que me he quedado de esos dos años. Un jugador no cambia, sigue siendo el mismo, sólo que a veces te falla la confianza. El aspecto mental es básico. ¿En qué nota un futbolista la confianza? ¿Qué sentía en el Madrid? -Al final, cuando tienes esa confianza de la que hablamos, intentas hacer de todo y muchas veces te sale ese todo. Luego, cuando te falta, intentas hacer lo mismo y fallas, y eso hace que quizá no vuelvas a intentarlo. Es verdad que en el Madrid no tuve confianza y valentía, que son conceptos que van unidos. Ahora ya me siento valiente, como todo el equipo. Estamos haciendo un juego bastante atractivo y por esa parte todo el mundo está contento, yo el primero. ¿Le pesó demasiado el cambio tan drástico al Madrid, y más teniendo en cuenta que se pagó un buen dine- Asier Illarramendi, ayer en Las Rozas EFE ro por usted (más de 30 millones) -Pesar no, pero sí que admito que fue un gran salto. Estaba en la Real, que es un club de la cantera, de gente de la provincia... Y el Madrid es todo lo contrario. Es un club de todo el mundo, un club con una repercusión tremenda, que llega a todos los rincones. De-