Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 22 DE MARZO DE 2017 abc. es espana ESPAÑA 19 Seguridad Ciudadana El PP tratará de salvar la ley tras otra derrota en el Congreso El Parlamento inicia su reforma y los populares aceptan algunos cambios ANA I. SÁNCHEZ V. R. ALMIRÓN MADRID ÁNGEL DE ANTONIO ra Albert Rivera. Yo sé que esto de tomar todos los días decisiones es complejo, pero esto es el Parlamento señaló, en alusión a los frecuentes cambios de posición que les achacan. Pero lo cierto es que el presidente de Ciudadanos volvió a dejar claro que se puede contar con su partido en la fórmula que permita aprobar las cuentas. El sí de los 32 diputados de Rivera tiene un precio: 3.850 millones de euros en los que están cifradas las partidas de gasto social que Cs ya ha negociado con los ministerios de Economía y Hacienda. Rivera reiteró que si el Gobierno cumple y aterriza esas partidas en el proyecto de Presupuestos contarán con su apoyo. También pidió un gesto al PSOE para que al menos permita la tramitación de las cuentas y le demandó responsabilidad porque muchos españoles no pueden esperar a ver qué pasa en sus primarias. Rivera fue optimista: Va a haber presupuestos gracias a Ciudadanos, no gracias al PSOE La negociación con PNV y Coalición Canaria, en caso de fructificar, dejaría a solo un voto la aprobación de las cuentas públicas. Se presenta clave el voto del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo. Ayer, en un corrillo con periodistas en el Senado Montoro confirmó su intención de reunirse con él antes del 31 de marzo. Videoanálisis sobre la posición de los partidos ante los Presupuestos Junto a la reforma laboral y la LOMCE, la Ley de Seguridad Ciudadana fue la tercera reforma insignia de la primera legislatura de Mariano Rajoy. También la tercera que según auguró la oposición nacía muerta por el gran rechazo político con el que era aprobada. Pero, a diferencia de las dos primeras, la oposición no había pasado de las amenazas ni iniciado en el Congreso su demolición parlamentaria. Hasta ayer. El Pleno de la Cámara Baja comenzó este martes, con el voto en contra del PP, la marcha atrás de esta ley de la mano de dos iniciativas distintas del PSOE y el PNV que fueron votadas y debatidas acumuladamente, aunque persiguen fines muy distintos. Los socialistas quieren derogar el texto actual y volver a la ley Corcuera y el grupo vasco propone una profunda reforma que afecta a 44 artículos en vigor. Ambas fueron aceptadas en una nueva derrota parlamentaria del Gobierno. Aunque las dos proposiciones de ley salieron adelante, es la impulsada por el PNV la que cuenta con más visos de convertirse en el marco negociador sobre el que los distintos grupos tendrán que buscar ahora un acuerdo en la Comisión de Interior. Allí proseguirá ahora una tramitación parlamentaria que nadie cree que pueda acabar antes de final de año, ni que vaya a ser sencilla. No en vano, las diferencias que existen entre los grupos parlamentarios sobre cómo reformar la actual ley son difíciles de salvar. Antonio Hernando y Rafael Hernando, ayer en el hemiciclo EFE Podemos pide que Rajoy comparezca en la comisión sobre Fernández Díaz Podemos solicitó ayer que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca en la comisión de investigación sobre el supuesto uso de medios del Ministerio del Interior por el exministro Jorge Fernández Díaz para perseguir a políticos independentistas. En una rueda de prensa en el Congreso, la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero, explicó que además de la comparecencia de Rajoy, también pedirán que, entre otros, declaren en dicha comisión el exministro Fernández Díaz, el excomisario José Manuel Villarejo, el exdirector adjunto operativo de la Policía (DAO) Eugenio Pino y el periodista Eduardo Inda. Esta comisión se reunió ayer por segunda vez para ordenar sus trabajos y para que los grupos solicitasen información. La reforma, en marcha Así, mientras el PSOE o ERC reclaman su derogación, Podemos y Ciudadanos advierten que no apoyarán regresar a la legislación precedente. Y ambos por distintos motivos. En este río revuelto, el PP aprovechó ayer para tender la mano al diálogo y a la reforma consensuada de algunos artículos de la Ley de Seguridad Ciudadana. La oferta del PP no es fruto de un cambio de convicción sino de la única estrategia posible para intentar que los cambios que introduzca la oposición durante la tramitación parlamentaria sean los menores posibles. De hecho, el portavoz parlamentario popular, Rafael Hernando, dejó claro que su grupo buscará un acuerdo sobre lo que no ha funcionado y ver qué ha funcionado bien para poder conservarlo siempre sobre la base de que ha sido una ley buena para mejorar la seguridad en nuestro país En las votaciones, tanto la iniciativa del PNV como la del PSOE recibieron el visto bueno del Congreso, pero fue la del PNV la que sumó más apoyos ya que Ciudadanos no quiso votar la del PSOE y se abstuvo. Los de Rivera se identifican más con la idea Reforma o derogación La propuesta del PNV que modifica una parte de la ley sin derogarla aparece como campo negociador de cambiar la legislación a partir de la modificación de aspectos concretos, como propone el PNV, y no recurriendo a la derogación como propugna el PSOE. Con la disposición al diálogo que Hernando mostró durante la mañana, será por esa vía por la que discurra una reforma que el PP solo podrá intentar modular, pero tras la votación de ayer ya nunca frenar. El PP votó también en contra del texto del PNV, porque había puntos de la iniciativa vasca que los populares no comparten de ninguna manera, como la legalización del consumo público de drogas. De momento, los próximos pasos de esta reforma serán la apertura del trámite de enmiendas y la ponencia posterior, que servirán para desvelar en qué términos existe una mayoría para alcanzar un acuerdo.