Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE MARTES, 7 DE MARZO DE 2017 abc. es ABC Angela Merkel, François Hollande, Mariano Rajoy y Paolo Gentiloni atienden las explicaciones del chef Alain Ducasse, encargado de preparar la cena servida anoche en Versalles DIEGO CRESPO Minicumbre en Versalles Europa, plato único La reciente publicación del Libro Blanco de la Comisión Europea, antología de reproches y tareas pendientes que revela las debilidades de la UE, ha obligado a los principales socios comunitarios a mover ficha y escenificar cierto compromiso con un proyecto lastrado por el Brexit y amenazado por el populismo, interno o externo. El Reino Unido ya no cuenta y es España la que se integra en el reducido club mesa para cuatro que marca el camino. Mariano Rajoy aprovecha que Hollande y Merkel no están para muchas alegrías, tampoco el italiano Gentiloni, y con el lema de más Europa coge carrerilla, tanta que ayer llegó aceptar la idea de una UE a doble velocidad, de cuyo núcleo duro solo formarían parte los países más implicados en la integración. La unidad no es la uniformidad, y por eso defiendo que haya nuevas formas de cooperación, una cooperación diferenciada en la que unos puedan ir más rápido y más lejos señaló el anfitrión del encuentro, François Hollande, una declaración de principios que Rajoy suscribió al reconocer que España está dispuesta a ir más allá con todos aquellos que quieran seguir en la integración INTERNACIONAL