Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ECONOMÍA MARTES, 28 DE FEBRERO DE 2017 abc. es economia ABC Panorama de la fiscalidad autonómica y foral Solo Castilla- La Mancha, Extremadura y Valencia subieron impuestos en 2016 Las tres comunidades están gobernadas por el PSOE con el apoyo de Podemos, tras perderlas el PP en las últimas elecciones MARÍA CUESTA MADRID Comparativa entre CCAA que han subido o bajado la carga fiscal 2016- 2017 Baja Sube CC. AA. Andalucía Aragón Asturias I. Baleares Canarias Cantabria C. y León C. -La Mancha Cataluña Extremadura Galicia Madrid Murcia La Rioja C. Valenciana Navarra País Vasco Leyenda partidos PP CUP PSOE C s Igual Gobierno apoyos Rentas bajas 16.000 Podemos IRPF medias 45.000 IU CHA MÉS IE altas 110.000 IP ISD Sucesión Donaciones Grupo I y II ITPyAID TPO AJD E l color del Gobierno también tiene un efecto sobre la deriva fiscal de la comunidad. Según la comparativa elaborada por el Registro de Asesores Fiscales (Reaf- Regaf) solo tres autonomías subieron los impuestos en 2016. Las tres estaban gobernadas por alianzas del PSOE y Podemos. Se trata de Castilla- La Mancha, que ha endurecido el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así como Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales Onerosas. También Extremadura, con alzas en el Impuesto sobre el Patrimonio, Donaciones y Actos Jurídicos Documentados. Y, por último, la Comunidad Valenciana (gobernada por PSOE, Compromís y Podemos) donde se han subido el IRPF a las rentas superiores a los 110.000 euros anuales (aunque simultáneamente se han bajado para las rentas bajas y medias) así como Sucesiones y Donaciones. Los impuestos autonómicos tienen un efecto anecdótico en los ingresos que reportan a las comunidades autónomas, pero su impacto electoral no es nada desdeñable. Los tributos autonómicos supusieron solo el 2,2 de la recaudación de 2015 y sufrieron 677 cambios en 2016 entre deducciones, bonificaciones o cambios en los tipos puestos en marcha por los gobiernos regionales. Hay cierta teatralidad en las modificaciones tributarias realizadas en las CC. AA. Juegan a bajar y subir impuestos, pero en realidad la incidencia que eso tiene en el presupuesto es mucho menor que la que tiene de cara a los votantes aseguró ayer el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich. En la presentación de la XVI edición del estudio Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2017 elaborado por el Reaf- Regaf, el órgano especializado en materia fiscal del Consejo General de Economistas, se puso de manifiesto cómo las comunidades autónomas han hecho uso de su capacidad normativa en los tributos que tienen cedidos, produciéndose muchos cambios en las distintas figuras, CC PNV PRC JxSÍ Compromís Geroa Bai EH Bildu Fuente: Consejo General de Economistas y REAF- REGAF Asesores Fiscales ABC Suprimir Patrimonio y armonizar Sucesiones La apuesta de los Economistas pasa por suprimir el Impuesto de Patrimonio y armonizar, al menos en lo que se refiere a los tipos mínimos, el de Sucesiones y Donaciones. Hay que fijar tipos mínimos y, a partir de ahí, que cada uno se espabile según apuntó Valentín Pich, al tiempo que el presidente del Reaf, Jesús Sanmartín, subrayó que lo que recauda de verdad son los grandes impuestos, tampoco hay que hacer piruetas, ya que Sucesiones recauda relativamente poco Los grandes impuestos son los que nutren de gran financiación al Estado y las autonomías apuntó. aunque, eso sí, con requisitos muy concretos, lo que tiene un efecto secundario claro: dificulta el control advierten los asesores. Además, en muchos casos las deducciones se pueden aplicar a colectivos muy pequeños y tienen una importancia económica individual y colectiva muy reducida asegura el informe presentado ayer. Tanto es así que en algunos casos es muy probable que la recaudación del impuesto no llegue a cubrir los costes derivados de su establecimiento y recaudación concreta. Según advirtió Pich, aprobar impuestos vale mucho dinero y provoca conflictos a nivel judicial que también conllevan un gasto Por ello, ante la actual estructura fiscal autonómica, con 79 impuestos propios y el anuncio de nuevos impuestos medioambientales, urge una revisión en profundidad del sistema, excesivamente complejo Maraña fiscal La estructura tributaria autonómica está compuesta por 79 impuestos propios En este sentido, Pich se ha mostrado muy partidario de la necesaria reforma del sistema de financiación autonómica porque el actual no es transparente y los resultados que arroja son arbitrarios, manteniendo unas diferencias que no se explican por las necesidades de gasto El informe, de hecho, tacha al actual sistema de espeso e incomprensible y que fomenta debates territoriales e institucionales estériles Según desvela el documento, la mayor parte de los ingresos impositivos de las CC. AA. corresponden a la participación en los grandes impuestos y solo en el IRPF tienen alguna capacidad normativa. En concreto, los ingresos impositivos por los grandes impuestos supone el 83,36 distribuido entre el IRPF (35,7 IVA (31,62 e Impuestos Especiales (16,04 Las desigualdades entre regiones oscilan, en el caso del IRPF y según las rentas, entre el 6 y el 21 En el caso de Transmisiones Patrimoniales las máximas varían entre el 40 y el 67 y en Actos Jurídicos Documentados son de hasta el cien por cien. Además, en el de Patrimonio y el de Sociedades las diferencias pueden ser radicales