Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE MARTES, 28 DE FEBRERO DE 2017 abc. es ABC A vueltas con Cataluña El Rey, Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras, ayer, en el congreso de móviles de Barcelona INÉS BAUCELLS Francesc Homs, ayer, en el Tribunal Supremo POOL De pie (de izquierda a derecha) Jaime Mayor Oreja, Jorge Campos, José Antonio Ortega Lara, Josep Bou, Mariano Gomá, María San Gil e Íñigo Gómez- Pineda; sentadas, Ana Velasco Vidal- Abarca, Consuelo Ordóñez y Dolores Agenjo, ayer, en el debate organizado por la Fundación Villacisneros y Valores y Sociedad sobre el fortalecimiento del coraje cívico para la defensa de España ANGEL DE ANTONIO Francesc Homs, ante el Supremo El vendedor de helados SALVADOR SOSTRES Ahora Quico Homs dice que si le condenan por el 9- N será el fin del Estado español pero se ha pasado todo este tiempo suplicando a PP y PSOE que le libraran del juicio y de su eventual inhabilitación. La Semana Santa pasada se llevó a su familia a Madrid a la espera de la llamada de Pedro Sánchez, como si para hablar con Barcelona todavía hubiera que poner conferencias, o como mi tiet Pepe, que al principio de tener teléfono gritaba más o menos en función de la distancia de su interlocutor. Pedro no llamó, se repitieron las elecciones y Homs se ofreció al PP para votar la Mesa del Congreso a cambio de su alivio personal, en aquel penoso espectáculo del yo no he sido con el que vendió los votos que los independentistas de buena fe habían depositado en él para que se jugara el tipo por la causa. Tampoco sirvió de nada, pero es importante consignar que jamás exigió el referendo a cambio de sus diputados, con los que comerció con el único objetivo de sortear el rigor del Estado al que ahora bravuconea que se destruirá si le condena. El señor Quico sabe que la dirección de lo que queda de Convergència le odia, que en caso de inhabilitación no va a reubicarle y que su única experiencia laboral lejos de la política fue vender helados de la casa Camy. Él mismo le explicó a Nacho de Sanahuja, en una memorable entrevista, que su especialidad eran los distintos tipos de crocantis. ¡Cómo palidece la épica cuando peligran los privilegios! Pero no todo son malas noticias para Homs, porque la sentencia de su inhabilitación es muy probable que coincida con el inicio de la temporada de los helados. ¿Qué patriota no irá a comprarle un crocanti de la llibertat ESPAÑA