Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABCdelOCIO VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2017 abc. es ABC C ine Hedi, un viento de libertad Amar en tiempos revueltos El director tunecino Mohamed Ben Attia nos trae su debut, premiado en el Festival de Berlín ISRAEL VIANA P ara Mohamed Ben Attia hacer esta película fue una auténtica necesidad personal Abandoné un guión que llevaba años escribiendo por la urgencia de contar esta historia de amor a través de la cual quería hacer un paralelismo con lo que hemos vivido en Túnez después de la Primavera Árabe asegura el director sobre Hedi, un viento de libertad su debut en el largometraje. Y no puede estar más satisfecho con el resultado, pues fue galardonado en la pasada edición del Festival de Berlín con el Premio a la Mejor Ópera Prima y el Oso de Plata al Mejor Actor, Majd Mastoura. El filme cuenta la historia de un chico de 25 años, introvertido y con poco carácter, que trabaja en un concesionario de coches y está a punto de casarse con una chica elegida por su familia. Pero, de repente, se enamora locamenABC te de una guía turística mucho más mo- Escena de Hedi con los actores Majd Mastoura y Rym Ben Messaoud derna y liberal que él, que le hará plantearse la rebelión contra todos aquellos que han dirigido su vida. La volucionario, a medio camino entre la han conseguido todavía, después de Revolución de los Jazmines (que acabó tradición y la modernidad, y a través tres elecciones y una Constitución. con el régimen de Ben Alí después de del flechazo entre los dos protagonis 24 años de dictadura) fue tan fuerte y tas. Nunca quise que dicho retrato fue- Buscando su sitio conmovedora para todos nosotros se frontal ni directo, entre otras co- Al igual que a Hedi le cuesta escoger que podía parecerse a una hissas porque no me sentía capaz entre la estabilidad de los valores fami La toria de amor o a un flechade hacerlo en ese momento. liares y la inestabilidad de su viaje harevolución zo. Es una idea un poco inMe pareció que contar lo que cia lo desconocido encarnado por su de Túnez fue estaba ocurriendo en mi país amante (la actriz Rym Ben Messaoud) genua, vale, pero fue así como una explica el realizador tunea través de la vivencia de la República tunecina también vive concino, que había dirigido cinHedi era una buena forma de fusa entre la modernidad y las tensiohistoria de co cortos antes de estrenar reinterpretar la situación, pero nes políticas, la violencia interior y el amor este filme. Uno de ellos pidiena escala humana e íntima, no a poder de los conservadores. Muchos do directamente a la población escala política y social afirma el jóvenes no saben a dónde dirigirse ni el voto para los progresistas, cuando director sobre su película, que la pren- encuentran su sitio en la sociedad añase instaló el miedo a los islamistas en sa extranjera ha calificado de sensi- de convencido el cineasta pero no pueépoca de elecciones ble bella e inteligente des pedir que una revolución llegue a A lo largo de 93 minutos, Ben Attia Ben Attia no esconde que, seis años su meta y se concrete en tan poco tiemconsigue mezclar de una manera muy después de la Primavera Árabe, mu- po. Seis años en la vida de una persona sutil el romance con el drama social, chos de los objetivos revolucionarios es mucho, pero en una sociedad no es haciendo un retrato del Túnez posre- perseguidos en el Túnez de 2011 no se más que una gota de agua Mastoura bailando en el filme ABC La pasión conoce fronteras HEDI, UN VIENTO DE LIBERTAD Dirección: Mohamed Ben Attia. Con: Majd Mastoura, Rym Ben ANTONIO WEINRICHTER H emos visto unas cuantas películas sobre la represión que sufre la mujer bajo determinada concepción del islamismo. La novedad de esta película es recordarnos que la represión también afecta a la otra parte contratante. Hedi vive una vida plácidamente ordenada por una madre autoritaria, tiene una novia tradicional y un trabajo que no le apasiona pero que tampoco cuestiona demasiado. Ese precario equilibrio vital se desmorona cuando conoce en un viaje de trabajo a un tipo de mujer muy diferente, que le revela no sólo un mundo nuevo sino también un Hedi distinto que albergaba en su interior. Y es así como un personaje que hasta entonces era uno de esos protagonistas pasivos, que provocan en el espectador ganas de zarandearle para que espabile un poco, sufre lo que en tiempos se llamaba una toma de conciencia cuya resolución no vamos a destriparles aquí... Sólo apuntar el detalle de que la acción tiene lugar en Túnez, antaño uno de los países de costumbres más abiertas del Magreb, en un enclave turístico que ahora no tiene apenas visitantes foráneos. Un retrato íntimo BIGAS POR BIGAS Dirección: Santiago Garrido. Documental A. WEINRICHTER B igas Luna fue uno de los directores más estimulantes del cine de la era posfranquista. Si figura como director de esta película fechada en 2016, cuando falleció tres años antes, es porque la mayor parte de su contenido procede de materiales que grabó él mismo con una cámara digital pero casera desde su refugio tarraconense. Su carrera en la industria la dejó un poco de lado: su último título relevante, Yo soy la Juani es de 2006, aunque también firmó un corto impresionante, Allatatrice un poco antes (el documental lo recoge) Pero si no hizo películas, sí siguió ha- ciendo cine, como diría Godard, siguió creando imágenes que documentan el mundo de huertos y hortalizas, amigos y familiares, al que decidió retirarse recuperando también su nunca perdida vocación de artista plástico. Es este pues un retrato íntimo, una genuina película casera de artista: aunque lo hayan visto promocionado por algunos pesos pesados de nuestro cine, los famosos que comparecen sólo son una nota de color en el ya de por sí florido universo del más orgánico, orgásmico y lácteo de nuestros cineastas. Bigas Luna ABC