Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ABCdelOCIO VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2017 abc. es ABC C ine El tacaño François Gautier, interpretado por Dany Boon, recoge las sobras de un restaurante junto a su enamorada Valerie (Laurence Arné) ABC Manual de un tacaño Viaje de ida y vuelta desde el bolsillo hasta el corazón El director francés Fred Cavayé debuta en la comedia tras éxitos como Cruzando el límite FERNANDO MUÑOZ De Molière no es MANUAL DE UN TACAÑO Dirección: Fred Cavayé. Con: Dany Boon, Laurence Arné. L a comedia siempre fue un recurso de los cineastas ANTONIO WEINRICHTER para contar lo que no se poany Boon ha protagonizado día contar. O lo que no es fácil de decir. Cuando la cenunos cuantos taquillazos cómicos en Francia y es lógico sura dejó de actuar, el huque se siga confiando en él para susmor se consagró como un escudo con el que exponer realidades ásperas. En tentar una comedia y que además sigamos viéndole con regularidad Manual de un tacaño la cinta de Fred en nuestras pantallas: cualquier esCavayé que se estrena este viernes, la trella europea es siempre un saludiversión se topa con el contrapundable antídoto contra el monoto del drama: Es una pelícu Ser polio del (mal) Hollywood. Pero la muy divertida, todos cotacaño no el problema es que, teniendo nocemos a tacaños y nos en cuenta que esto de la risa hace gracia ver sus tretas es solo no es algo muy subjetivo, me papara no pagar. Pero aquí pagar, es no rece que este tacaño tiene tan el protagonista es un perabrir el poca Adam sonaje cerrado, que está corazón Sandler, gracia comoejemplo por poner un solo: ser tacaño no es solo al azar. Boon nunca está mal y enno pagar, es no abrir el coratiende bien la regla de oro de que zón. Ese subtexto, de diversión y un cómico no tiene que hacerse el emoción, me gustaba antes de empegracioso, sino que la gracia está en zar la película explica el director franlo que le ocurre, en lo que le rodea. cés a ABC. Como ocurría un poco, me temo, Manual de un tacaño llega a Espaen su comedia anterior, Lolo el ña tras haber sido la película más visproblema está en todo lo que no es ta de 2016 en Francia. Un éxito que ya Boon: la película tiene un gag únituvieron cintas como Intocable o Bienvenidos al Norte y que espera repetir este tacaño protagonizado por D co, que no evoluciona ni se enriquece: este hombre es un avaro, y punto. Y los personajes que le sirven de contrapunto (un proyecto de novia, una hija perdida y hallada) tampoco aportan nada, no son verdaderos antagonistas sino amables, o más bien, perezosos vectores que apuntalan hasta la rigidez esa única premisa hasta que se le acaba gastando la gracia. No es cosa de añorar a Louis de Funes o a Molière, por evocar a otros avaros galos de renombre, pero Dany Boon se merecía un vehículo cómico más a su altura. Dany Boon, la gran estrella cómica del país. Es el mejor de Francia y es un honor haber contado con él en mi primera comedia. Aceptó que un novato como yo le dirigiera explica Fred Cavayé. El cine español ha vivido en un eterno mirar a Francia, donde se presume que cuidan a su industria como nadie. Sin embargo, las bondades que brillan en la distancia pierden lustre cuando uno se acerca: Actualmente el cine español es más interesante que el francés. Aquí hacéis películas de géneros muy distintos mientras que en Francia solo hacemos películas de autor y comedias analiza Cavayé. El motivo, según explica, es que los productores no invierten en otros géneros porque no han sido tan exitosos. Me encantaría que en Francia se hicieran thrillers ciencia ficción, películas policiacas. En España ha habido éxitos de estos géneros, pero en mi país este tipo de películas no se pueden montar. Es una pena porque me gustaría hacer una obra de ciencia ficción El violín de Dany Boon Hasta que ese momento llegue, el director de Cruzando el límite o Cuenta atrás se ha olvidado del cine de autor para embarcarse en un proyecto que ya lleva recaudados más de 20 millones de euros. La historia de un hombre que ahorra hasta el extremo sin saber para qué, y en la que el amor, la música y el dinero tejen unas relaciones que acaban con escenas irresistibles. Todo con un humor blanco que se apoya en las situaciones de un violinista de orquesta que no pone un disco en casa para no gastar luz. Como curiosidad, las melodías que Dany Boon arranca del violín son también una ficción. A diferencia de Ryan Gosling en La La Land él no tuvo que aprender a manejar el instrumento. Dany Boon, en una escena