Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL Informe de la CIA y del FBI A finales de diciembre, las dos agencias confirman los ataques contra el Comité del Partido Democráta, y la injerencia de Rusia en las elecciones. Trump sigue negándolo. VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2017 abc. es internacional ABC Desencuentros con las agencias de inteligencia Ciberataques en las presidenciales En diciembre de 2016, Obama anuncia una investigación de las agencias de inteligencia sobre ciberataques que habrían influido en los resultados de las elecciones presidenciales, y de los que se sospecha estaría detrás el Gobierno ruso. Trump niega que este Rusia detrás. El dosier sobre Trump Unos días antes de ser nombrado presidente, sale a la luz un dosier, realizado por un espía inglés, sobre los vínculos de Trump con Rusia. El entonces presidente electo lo califica de falso y critica a las agencias de inteligencia (CIA y FBI) por haberlo distribuido. Trump declara la guerra a la prensa deshonesta Primera comparecencia ante los medios, en la que amenaza a los periodistas y promete encausar a los que revelan información confidencial JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK D e no ser por el sello presidencial, con su águila sobre fondo azul oscuro en el atril desde el que hablaba ayer, se podría pensar que Donald Trump todavía estaba en campaña. El presidente de EE. UU. recuperó el tono combativo, electrizante de las primarias republicanas. Fue una conferencia de prensa prevista para anunciar el nombre de su nuevo nominado a secretario de Trabajo, pero acabó en un intercambio de una hora y cuarto con los periodistas en el que Trump se enfrentó a los diferentes escándalos que han marcado los primeros pasos de su presidencia, que todavía no ha cumplido ni un mes: la derrota judicial de su veto migratorio, la dimisión de su asesor de seguridad Michael Flynn y, sobre todo, las conexiones con Rusia. La tesis principal del presidente es que su Administración funciona como una máquina perfectamente engrasada y que los escándalos que le rodean se deben al mal perder de los demócratas, a filtraciones criminales y a una prensa con la que, como ya dijo nada más jurar su cargo, está en guerra A Trump hay que reconocerle que admitió preguntas de todos los medios, también de esos que le han atacado sin descanso y los que él se harta de calificar como prensa deshonesta Pero antes de abrir el turno de preguntas, desempolvó el traje de campaña y regaló una especie de mitin político desde la Casa Blanca mañana protagoniza otro de verdad en Florida, algo inusual para alguien que ya ha ganado las elecciones y lleva semanas en el poder en el que insistió que había llegado para cambiar un sistema quebrado y protestar porque había heredado un desastre, tanto en casa como en Stephen Feinberg Un millonario para espiar a los espías La relación entre Trump y la comunidad de Inteligencia no es buena y podría empeorar. Al parecer, el presidente de EE. UU. pretende asignar a un multimillonario de Wall Street la tarea de auditar el trabajo de las agencias de Inteligencia del Gobierno. El elegido, según varios medios estadounidenses, es Stephen Feinberg, cofundador de Cerberus Capital Management, un gigante del capital riesgo. Ayer Trump reconoció que era una posibilidad, pero no lo confirmó. Feinberg es un miembro del consejo asesor económico del presidente y una persona muy cercana a su estratega jefe, Steve Bannon, y su yerno, Jared Kushner. Las tensiones arrancaron cuando las agencias señalaran que Rusia había tratado de interferir en las elecciones presidenciales para favorecer a Trump y se han disparado con la avalancha de filtraciones. el extranjero Aquí combinó su discurso apocalíptico de las elecciones, con aroma populista tendremos un ejército como nunca nos estamos convirtiendo en un país infestado de droga acabaremos con la hemorragia de empleos con un repaso a los logros que ha conseguido en las cuatro semanas en el poder: Nunca un presidente ha hecho tanto como yo en tan corto periodo de tiempo dijo. Pero al enumerarlos, fue una lista más de objetivos que de hechos: acabar con las regulaciones, construir el muro, fortalecer la frontera con México, acabar con la corrupción... Aprovechó el repaso para golpear a cada paso a la prensa, cuyo nivel de deshonestidad está fuera de control y que no defiende a la gente sino a intereses especiales En el turno de preguntas, se calzó los guantes de boxeo y se acorraló en su esquina ante la avalancha de preguntas sobre los escándalos relacionados con Rusia. Aquí se vio el abanico de personalidades que despliega Trump: iracundo en ocasiones, chistoso en otras, interpelaba a los periodistas en medio de las preguntas, bromeaba sobre su afiliación o caía en el esperpento. Su explicación sobre la dimisión de su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, fue confusa. No hizo nada malo, solo hizo su trabajo explicó antes de justificar su fulminación porque no le dijo los datos al vicepresidente Mike Pence Y después no se acordó de ello. Eso no fue aceptable para mí Flynn mantuvo conversaciones con Rusia sobre las sanciones que le impuso Barack Obama. Flynn lo negó a la prensa, así como a Pence, inducido por lo que le contó el asesor del presidente. Una información de The Washington Post acabó por desmontar el engaño, y Trump le hizo dimitir. El presidente Donald Trump, ayer durante la rueda de prensa Un presidente furioso Trump se mostró furioso como ha dejado claro en los últimos días desde Twitter con las filtraciones que aquejan a su presidencia y a su recogida por medios que él considera enemigos. Esta semana, The New York Times y CNN revelaron que altos miembros de la campaña de Trump tuvieron contactos frecuentes con la Inteligencia y el Gobierno de Rusia antes de las elecciones. Podéis hablar todo lo que queráis sobre Rusia, son verdades inventadas, son todo noticias falsas recriminó antes de decir que la prensa y quienes filtran las informaciones miembros de la actual y la anterior Administración deberían estar avergonzados. Dio explicaciones tan rocambolescas como asegurar que las filtraciones son reales pero las noticias son falsas Hasta cuatro veces tuvieron que preguntar los periodistas si él supo de cualquier contacto de personas de su campaña con miembros de la inteligencia o del Gobierno de Rusia. Evitó con-