Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MIÉRCOLES, 15 DE FEBRERO DE 2017 abc. es espana ABC Errejón presiona para limitar al máximo la purga entre sus afines Cifra en un 40 el peso que debería tener en la Ejecutiva y quiere seguir de portavoz ABC MADRID El poder que Íñigo Errejón acumulaba como número dos de Podemos es cosa del pasado. Su futuro dependerá en gran medida de la voluntad de Pablo Iglesias respecto hasta qué punto vaciará las competencias a su cargo. Entre máxima expectación entró ayer Íñigo Errejón a la sala de prensa en la que pudo ser su última comparecencia como portavoz de Unidos Podemos. La cuestión se dirimirá el sábado en la primera reunión del nuevo Consejo Ciudadano. A partir de ahora este es el nivel competencial para tomar estas decisiones, aunque en él Iglesias tiene una cómoda mayoría. Pasadas 48 horas de un resultado en favor de Iglesias más amplio de lo esperado, Errejón quiso poner en valor que sus tesis recibieron un apoyo relevante pero no mayoritario El todavía portavoz reconoció que para él sería un honor seguir siendo la voz de Podemos en el Congreso si se considera que sigo siendo útil Y aseguró que nadie en el partido le ha trasladado que haya nadie mejor para ocupar el puesto. Pero lo cierto es que en el entorno más cercano a Iglesias se considera que difícilmente pueda dar voz a la línea política que sale de Vistalegre II. La opción de que mantenga esta posición no es descartable, si bien, en ese caso, se pretende limitar su actividad a la cuestión parlamentaria y su exposición mediática a la rueda de prensa de los martes. Cosa distinta será la composición del próximo Consejo de Coordinación, la Ejecutiva que pilota el día a día del partido. Errejón pidió que su composición debía intentar reflejar más o menos los resultados. Errejón ha reconocido que existen nuevos equilibrios pero fue muy claro en su demanda. Y le puso cifras: Los equilibrios son más o menos de en torno al 60 -40 Me parecería saludable que la Ejecutiva los reflejara Realmente él controla el 37 de la dirección, que debe tener entre diez y veinte personas. Errejón reclama así un mínimo de cuatro y un máximo de ocho repre- sentantes. No da espacio a los anticapitalistas en esa aproximación, pero es segura la presencia de su líder, Miguel Urbán. Hasta ahora, Íñigo Errejón controlaba la mitad del Consejo de Coordinación y aunque era difícil medir el grado de apoyo en el Consejo Ciudadano, en este órgano Iglesias solo era capaz de competir contando con los 17 secretarios generales autonómicos, que son miembros natos del órgano. Errejón hizo estas valoraciones cuando se le preguntó si consideraría suficiente representación para sus tesis que él mismo y el responsable de In- ternacional, Pablo Bustinduy, se integren en la Ejecutiva. Esos dos puestos los ha venido a garantizar Iglesias, aunque sin especificar el que ocuparía Errejón. Ambos ya hablaron ayer sobre estas cuestiones, pero Errejón aseguró que no hay decisiones en firme aunque reconoció que no sabe si seguirá existiendo la secretaría política que él venía ocupando. En privado, admiten que creen que ese área desaparecerá. Iglesias y Errejón entraron conjuntamente ayer al Pleno, intentando trasladar una imagen de normalidad Consiguieron justo lo contrario. La tarde se desarrolló entre reuniones de uno y otro con sus respectivos equipos. Y también los dos mantuvieron un encuentro al respecto. En el entorno de Errejón ven muy difícil que Iglesias dé espacio a figuras como Clara Serra o Rita Maestre. Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, ayer en sus escaños del Congreso de los Diputados ABC ISABEL SAN SEBASTIÁN HASTA MI VOTO PIDIÓ MONEDERO El mensaje directo llegó a las 5.12 p. m. (la red del pajarito es muy precisa en sus notificaciones) del viernes. Cuando vi quién era el remitente casi me da un vuelco el corazón. Juan Carlos Monedero en twitter mortal, el mismísimo brazo derecho de Pablo Iglesias, o acaso el brazo que mece su cuna, se dirigía personalmente a mí para pedir mi apoyo a la cabeza visible del tándem. A mí y a todos sus contactos accesibles, supongo, por más que esta humilde plumilla hubiese querido pensar que tal honor era exclusivo. Monedero diciéndome solemnemente a mí, Isabel San Sebastián: Nos estamos jugando, precisamente ahora y a golpe de un click, el tuyo, el futuro de nuestro país El futuro de Pablo Iglesias, confundido por Monedero nada menos que con el de España, dependiendo de mi voto... ¡Qué maravillosa ironía! Justificaba el alma pecunia de Podemos la molestia (sic) de escribirme, alegando sentirse obligado por el desequilibrio que marcan los medios, interesados en que Iglesias no siga de Secretario General Lo cierto es que me resbala quién sea o deje de ser el timonel de una formación que considero en sí misma dañina para la salud de nuestra democracia, pero me vino a la mente la Sexta, televisión de referencia de las tertulias políticas, y ahí le vi a él, con su coleta, formando parte del decorado en cualquiera de las franjas horarias. ¿Desequilibrio de los medios? ¡Desde luego! Pero siempre a favor de parte. Luego empezaba el lenguaje críptico al uso en la jerga populista: Podemos se juega abrir la puerta a su normalización o recuperar la capacidad de indignarse, de mantener el diálogo entre sectores populares y clases medias o de volver a frag- mentar la pelea con lo que eso implica de ventaja para el PP O sea, la gallina, concretada en la plurinacionalidad, la renta básica, el juicio a la familia Borbón y demás zarandajas, todas ellas dependientes de un Podemos dirigido por Pablo Iglesias Más concreta era la apelación al TIEMPO DE UNIDAD (en mayúsculas en el original) Seguro que Errejón también recibió el mensaje y se acuerda de él con cariño cuando le comuniquen su destitución fulminante. Coherente con el final de su tweet, Monedero podrá decir orgulloso: Yo he hecho mi parte de la purga.