Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 DEPORTES VIERNES, 10 DE FEBRERO DE 2017 abc. es deportes ABC Copa del Rey Otra final sin sede y con lío Como todos los años y a diferencia del resto de Europa, no hay un estadio definido. El Alavés quiere San Mamés; el Barça, el Camp Nou o el Bernabéu JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID Estadio fijo Inglaterra Todas las finales de Copa y los partidos de la selección inglesa se disputan en el nuevo Wembley. E n el mundo de las modernas tradiciones domésticas del fútbol español, una costumbre despunta por encima de todos los usos. Llega la final de la Copa del Rey y se puede anticipar sin temor al equívoco que habrá lío porque no hay sede. La primavera de 2017 no ha invertido las tendencias, pero ha adquirido una ventaja sobre los años precedentes. Al menos se ha establecido una fecha en el berenjenal de competiciones, compromisos y aplazados. Será el 27 de mayo, sábado, un fin de semana después de la última jornada de Liga, tres días después de la final de la Europa League y siete días antes de la final de la Champions. Y como todos los años, la ausencia de un estadio único, emblemático o definitivo enfrenta a los dos contendientes. El Alavés, nuevo en la plaza, ya que disputará su primera final de Copa, quiere jugar en San Mamés (Bilbao) a 61,9 kilómetros de Vitoria. El Barcelona no se ha pronunciado oficialmente, pero siempre ha sido partidario de los estadios de mayor capacidad para poder satisfacer las peticiones de sus más de 100.000 socios. Por eso, se inclina por el Bernabéu o el Camp Nou. El protocolo del torneo exige que sean los clubes interesados en acoger el partido los que presenten la solicitud a la Federación Española de Fútbol, la organizadora de la competición. El Atlético reclamó la sede como conmemoración de los cincuenta años del Vicente Calderón y en homenaje al recinto, que se despedirá del fútbol pro- Francia Desde que se inauguró en 1998 para el Mundial de Francia, el Stade de France alberga la Copa. Alemania Desde 1985, las ediciones de la Copa germana se han disputado en el estadio Olímpico de Berlín. Italia El fútbol italiano también tiene sede fija para el último partido de la Copa, el Estadio Olímpico de Roma. fesional este año. El Atlético se traslada la próxima campaña al Wanda Metropolitano, ubicado al noreste de la capital. El Real Madrid no ha solicitado la organización del encuentro y ha alegado de nuevo obras en el Bernabéu En el recuerdo del madridismo pesa la última edición que acogió el estadio blanco con el Barcelona como protagonista. Fue en 1997 y ganó el equipo azulgrana al Betis (3- 2) Don Juan Carlos entregó el trofeo a Popescu, capitán azulgrana, mientras un grupo de directivos encabezados por Joan Gaspart jaleaba la conquista para fastidio de los hinchas merengues. El madridismo no quiere otro episodio de esas características, mientras la prensa de Barcelona alienta esa sede con el argumento de disponer de un aforo abundante (81.044 personas) para ambas aficiones. Gaspart reapareció ayer en la cadena Ser de Barcelona. Pido públicamente que el Madrid tenga narices de escribir una carta y decir que no quiere que se juegue en el Santiago Bernabéu. Si lo que le preocupa a Florentino Pérez es que salte al terreno de juego o monte un show, que esté tranquilo. Vicente Calderón San Mamés 54.907 espectadores Distancia desde Vitoria 360 km Distancia desde Barcelona 624 km ERNESTO AGUDO 53.289 espectadores Distancia desde Vitoria 61,9 km Distancia desde Barcelona 610 km EFE El único que se ha ofrecido J. C. C. MADRID Un concierto lo complica ADRIÁN MATEOS BILBAO Hace tiempo que el Atlético ha presentado su candidatura para organizar la final en una petición reglamentaria a la Federación Española de Fútbol. La entidad colchonera ya expresó su deseo hace meses como homenaje a los cincuenta años de vida del estadio Vicente Calderón, que se despide del fútbol, ya que el Atlético juga- rá la próxima campaña en el Wanda Metropolitano. Si se concreta esta opción, sería el último partido oficial del recinto colchonero. Hasta la fecha, es el campo que más probabilidades tiene de acoger la final de la Copa, pues es el que menos elementos en contra presenta por parte de los dos contendientes. Sería el mal menor para el Alavés y el Barcelona. La celebración de la final de la Copa del Rey en San Mamés ha provocado el enfrentamiento entre la Administración vasca y el Athletic de Bilbao. A pesar de que el lendakari, Íñigo Urkullu, afirmó ayer que sería extraordinario que el estadio del conjunto rojiblanco fuese la sede del encuentro, un sector del club no está por la labor de solicitar los derechos. Por otra parte, tres días después de la fecha fijada para el partido está previsto en el mismo campo un concierto de Guns N Roses, que según los expertos requiere de al menos ocho días de preparación por medidas de seguridad. A pesar de todo, el portavoz del PSE en el Consorcio de la capital vizcaína, Alfonso Gil, declaró a Efe que la ciudad quiere lo uno y lo otro