Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 CULTURA VIERNES, 10 DE FEBRERO DE 2017 abc. es cultura ABC Hacer un Cervantes más iberoamericano no es hacer un Instituto menos español Juan Manuel Bonet Director del Instituto Cervantes ABC entrevista al nuevo responsable de la institución que ha recibido el mandato de amplificar su papel de embajada cultural y concentrarse en la sinergia con los países de Iberoamérica JESÚS GARCÍA CALERO MADRID uan Manuel Bonet (París, 1950) estrena su despacho del Cervantes en una primera jornada maratoniana. Recibe a ABC mientras el teléfono de su secretaria no deja de sonar con mensajes de todo tipo de instituciones y personalidades. Su llegada abre la puerta a una nueva etapa en la que toca consolidar los logros de una institución fundamental para la imagen de España, bien valorada, pero que, según nos cuenta, debe volcarse en Iberoamérica y en aportar una oferta cultural más amplia y excelente que acompañe a la enseñanza del idioma. Confiesa que ambas consignas le entusiasman. Soy el primer director de un centro que pasa a ser director de la red. Me enorgullece el espíritu de los que eran mis colegas hasta ayer y de sus equipos. Es una vocación ser cervantino, ser miembro de esta casa, gente que defiende nuestro idioma, nuestra cultura, nuestro país en casi todo el mundo La cultura y el idioma lo son de un país que extendió su lengua y visión del mundo al continente americano, y también un país con tensiones y problemas de identidad por su gran diversidad. Yo tengo raíces gallegas (por mi padre) y catalanas (mi madre es rosellonesa) así que conozco bien el tema Mano tendida y deseos de colaborar con los institutos gallego, vasco y catalán, aunque el horno político no esté para bollos. ¿La cultura puede tender puentes? -Claro. La primera carta recibida ha sido del director del Llull. El Cervantes hace muchas cosas por la cultura visual, musical, literaria catalana, vasca y gallega. Puede hacer más, pero tendrá que haber una voluntad por la otra parte de implicarse más con nosotros. Esa voluntad aún no se ha visto. Si se da, bienvenida será. Considero que hay una cantidad enorme de cosas que se J CLAVES DEL MANDATO Más presupuesto Bonet fue aplaudido cuando pidió aumentar el presupuesto en su toma de posesión para ofrecer un mejor programa cultural en los centros. Prioridades Una mayor presencia en Iberoamérica y nuevos acuerdos de colaboración se suman a un programa cultural de excelencia, con exposiciones y actividades. Plan de choque Bonet busca un consenso con fundaciones, entidades de gestión y museos para lograr proyectos culturales ambiciosos que mejoren la imagen de España en el exterior. pueden hacer juntos, desde dar clases de sus idiomas hasta exponer a sus artistas o escuchar a sus músicos. ¿Qué es un Cervantes? -El lugar al cual acude la gente que quiere aprender nuestro idioma, la gente que quiere estar en contacto con nuestra cultura. Y somos un referente para los iberoamericanos que viven en esos países y para los oriundos de otras culturas interesados en lo español. -Entendido como un ámbito más de la lengua que de la nación. -Tenía el Cervantes un perfil muy español en origen y hoy está más abierto a la dimensión iberoamericana. Pero eso lo da la realidad de nuestra cultu- ra, cuya capacidad vivificadora ha tenido fermentos en el Nuevo Mundo, desde el Inca Garcilaso a Rubén Darío o Huidobro. Y Miguel Ángel Asturias con su mundo de leyendas, o el Góngora tropical que fue Lezama Lima. Todo director del Cervantes sabe que tiene que tener en cuenta esta dimensión y debe conocer a los interlocutores en cada país. Hay que potenciarla y para eso hay que tener en cuenta esto está en la mente de todos las dobles redes que tiene España en algunos países. -Siempre se invoca el clima enrarecido con el mundo diplomático. Dígame si lo percibe así. -Es un mito. Ha habido momentos y momentos. En París, mi experiencia es otra, la embajada ha sido nuestra mejor aliada. Además, los ministros de Exteriores y Cultura son diplomáticos y tienen una sintonía intensa, les une Europa, Bruselas... Yo creo que es una muy buena conjunción. -Les exigió un cambio presupuestario. El mundo de la cultura presente en su toma de posesión le interrumpió y aplaudió. -No exigí, pero sí se lo pido. Y añadí que no voy a plantear cosas irrealistas. Hemos pasado por un tiempo duro, en el que las cosas se han hecho bien, sin permitir que repercutieran ni en ERE ni en cierres. Pero para hacer cultura necesitamos otro presupuesto. ¿Hay una conciencia de que es el momento de reivindicar el valor estratégico primordial de la cultura? -Sí, desde luego. Desde las primeras conversaciones con el ministro cuando se me ofrece el puesto, se me dicen dos palabras, que son casi las consignas de mi mandato: más cultura y más Iberoamérica. Son mis dos misiones. Eso no quita para decir y subrayar que el Cervantes es fundamental en la enseñanza del idioma y además lo hace extraordinariamente bien. ¿Esa dimensión estratégica cultural está tal vez por encima de la mirada de la política exterior?