Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 2 DE FEBRERO DE 2017 abc. es estilo GENTESTILO TV 77 TVEO Ana Rosa, última presentadora pillada por un micrófono abierto Los deportivos son los programas más sensibles a este tipo de errores, que arrasan en las redes sociales F. M. B. MADRID ROSA BELMONTE CONTEXTOS Vivimos en la cultura de la queja y la disculpa. Ana Rosa se disculpó ayer na Rosa Quintana se disculpó un poco por el micrófono indiscreto y lo que dijo de la chica murciana apaleada Me parece bien que le hayan partido la cara Lo de ayer, casi sin voz: No me parece bien que le partan la cara a nadie Pero también: Por lo visto dije... O No soy consciente, no me acuerdo del contexto Además: Yo no digo una cosa delante y otra detrás Y lo mejor, tras pedir disculpas a la familia de la muchacha que celebraba los cumpleaños de Hitler en una cervecería (ya podría celebrar el putsch) Digo en esta cadena lo que quiero y lo que me da la gana Claro. Vivimos en la cultura de la queja pero, sobre todo, en la cultura de la disculpa. ¿Pero por qué tendría que pedirlas? ¿Quiere que demos un curso de urbanidad parlamentaria con Rufián? preguntó ayer Soraya Sáenz de Santamaría a Tardà (este exigía que desautorizara a Casado, que había llamado xenófobo al Gobierno catalán) Jorge Javier se rebotó el martes con la Pantoja. Susanna Griso hablaba ayer de Podemos: Más allá de ese Sálvame que tenemos montado... Sálvame no es la medida de pelea alguna. La pelea es tan antigua como el hombre y la televisión. Cárdenas está escocido con Buenafuente por la bárbara imitación que le han hecho en Late Motiv María Patiño también se ha mosqueado con Terelu (esta la llamó competitiva y la otra entendió trepa) El diputado conservador británico Nicholas Soames ladró en el parlamento a Tasmina Ahmed, del Partido Nacional Escocés, mientras pronunciaba un discurso contra la política de inmigración de Donald Trump. Soames es nieto de Churchill. Debería pedir disculpas por cómo degeneran las familias. Al menos en cuanto a brillantez parlamentaria. Sacar una frasecita de contexto... Reprochaba ayer Ana Rosa a los medios que publicaron su frase. Hombre, su programa, el de Griso, el de Ferreras y otros sacan cosas de contexto. Si no, de qué. En el de Ana Rosa, como en todos, vale, miden la audiencia plano a plano. Han dicho a algún tertuliano que cuando sale su cara baja pero que con fulanito no. El tertuliano señalado saca poco las cosas de contexto. Los micrófonos los carga el diablo y, a veces, no los desconecta nadie. Ana Rosa Quintana ha protagonizado esta semana la última pillada De poco sirvieron sus disculpas posteriores y su denuncia contra cualquier tipo de violencia. Su A mí me parece bien que le hayan partido la cara acababan de hablar de la chica que recibió una paliza en Murcia lo escucharon medio millón de espectadores. Algunos incluso lo grabaron. Las redes sociales hicieron el resto, en un caso ya de por sí polémico. Probablemente, le costó más críticas que si lo hubiera declarado en público de forma consciente. Por supuesto, no era la primera vez que un micrófono traicionero jugaba una mala pasada en televisión, pero ahora cualquier desliz tiene mucha más repercusión. Ejemplos hay por docenas, en todas las cadenas. A veces, ocurre incluso en los informativos, donde casi todo está escrito previamente. Nos van a dar, pero bien comentaba por lo bajini Sandra Golpe a Álvaro Zancajo en el informativo nocturno de Antena 3, hace un año, tras ofrecer una pieza que vinculaba a Podemos, la CUP, ETA y Venezuela. La cadena acababa de estrenar la aplicación Periscope, para emitir sus telediarios a través de Twitter, y los duendes, conocidos en el periodismo escrito desde hace siglos, hicieron el resto. La información deportiva es especialmente vulnerable, con tantas horas sin guión. Es frecuente que los presentadores estallen ante la acumulación de fallos en el sonido o las conexiones. Le ha ocurrido incluso a Matías Prats, que no suele perder el buen humor. Y a María Escario. Me estáis volviendo loca confesó en la Eurocopa de 2008 a media España. Más agreste fue J. J. Santos cuando se declaró hasta los huevos de la FIFA, con varios exabruptos en la misma frase, si bien es cierto que en aquella ocasión, en el Mundialito de Clubes, no llegó a emitirse. Alguien filtró después la grabación. A David Carnicero y Nicola Loncar se les escuchó bromear sobre los pechos de una maquilladora de su programa sobre la NBA en Canal No salieron finuras por sus bocas. Julia Luna comentó en unos Juegos que los nadadores de la primera tanda son unos mataos Las mujeres suelen ser más discretas. A Ana Blanco solo la han pillado como pacificadora y limpiando la mesa del Telediario. A Me parece bien que le hayan partido la cara La agresión a una joven en Murcia propició este patinazo de Ana Rosa Quintana. La presentadora pidió después perdón y se declaró en contra de la violencia ¿Te ríes porque hay parné? Inés Ballester recriminaba a Edurne que solo se mostrara feliz si hay por medio un taloncito Nos van a dar, pero bien Sandra Golpe fue pillada durante su comentario a una pieza sobre Podemos y Venezuela, en Antena 3 Pero ¿esto qué es? Aquí no hubo un micro abierto, sino el enorme enfado de Matías Prats por una conexión fallida en Francia 98 Hasta los huevos J. J. Santos explotó contra la puta FIFA de los cojones por un problema de audio en el Mundial de Clubes Cesc se va ya, 33 millones Garard Piqué se fue de la lengua y les contó al mundo y a Vicente del Bosque que Cesc se iba del Barça Como un pepino Además de algún gesto, Beatriz Pérez Aranda triunfó con su frase sobre el piloto polaco de Fórmula 1 Robert Kubica Vamos a dejarlo ya Marcos López saltó por los problemas de sonido y fue Ana Blanco quien trató de tranquilizarlo así en directo Cuánto cabrón hay suelto En los Juegos de Calgary (1988) el presentador creyó que le gastaban una broma, pero seguía en directo