Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Cambio en la Casa Blanca Relaciones con la UE DE LEJOS JUEVES, 2 DE FEBRERO DE 2017 abc. es internacional ABC PEDRO RODRÍGUEZ Ted Malloch, experto en mercados Theodore Roosevelt Malloch (Filadelfia, 1952) ha trabajado en la Junta ejecutiva del Foro Económico Mundial, que acoge anualmente la reunión de Davos en Suiza. También ha trabajado en mercados internacionales de capitales, en el banco de inversión Salomon Brothers, Inc. En política ha formado parte del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos y en el Departamento de Estado. Sirvió como secretario ejecutivo adjunto de la Unece la Comisión Económica de la ONU para Europa en Ginebra, por lo que la UE le es familiar. Reacción de Farage al veto al embajador de EE. UU. ayer en Bruselas AFP EL ENEMIGO AMERICANO Más que ignorancia, la Administración Trump demuestra un profundo desprecio hacia la UE E l genial Christopher Hitchens decía que Trump había logrado el milagro de cubrir el 90 de su cabeza con solo el 30 de su pelo. Aunque muchísimo más inquietantes que las hipérboles peluqueras del flamante presidente de Estados Unidos son algunas de sus nociones sobre el mundo, cardadas con bastante hostilidad dentro de su cabeza. Como españoles, nos afecta especialmente que el ocupante del despacho oval, más que ignorancia, lleve tiempo haciendo gala de su profundo desprecio hacia la Unión Europea. En retrospectiva, Estados Unidos no ha hecho más que respaldar desde el final de la Segunda Guerra Mundial el proceso de integración europeo. Algunos incluso piensan que los logros de antes y después del Tratado de Roma de 1957 pueden considerarse un invento americano precisamente para hacer frente al gran problema geoestratégico en el origen de las dos guerras mundiales sufridas en el siglo XX: la reconciliación franco- germana. ¿Qué es lo que ahora tanto ofende a Trump de la Unión Europea? Por mucho cursillo acelerado que le haya podido impartir Kissinger, Trump seguro que no tiene ni idea sobre la Paz de Westfalia que puso fin a la Guerra de los Treinta Años (1618- 1648) y planteó un orden internacional basado en la supremacía de los Estados. Lo que sí sabe es que odia el proyecto postnacional construido en torno a Bruselas, con dejación de soberanía por parte de sus miembros. Para Trump, Westfalia First es lo que mola. El Parlamento Europeo rechaza al embajador propuesto por EE. UU. El diplomático elegido por Trump desea el fin del euro y la disolución de la UE ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS No hay memoria de una situación como esta. Antes de que el nuevo presidente norteamericano, Donald Trump, haya cumplido dos semanas en el cargo, el Parlamento de la comunidad de países con la que se supone que comparte la mayoría de sus valores e intereses ha decidido recoger el guante y aumentar la tensión que han creado los primeros gestos de la Casa Blanca. Los principales partidos, incluidos el popular y el socialista, han reclamado que Ted Malloch sea recha- zado como embajador de Estados Unidos ante la UE en caso de que su nombramiento fuese confirmado. Varios partidos los socialistas entre ellos han pedido que los países europeos llamen a consultas a sus embajadores en Washington, además del propio representante europeo, y que veten las posibles visitas de Trump. Y la presidencia de la Cámara ha planeado invitar al próximo pleno de Estrasburgo al presidente de México, Enrique Peña Nieto, como acto de desagravio. El debate de ayer en el pleno del Parlamento y con presencia de la alta representante, Federica Mogherini, supone un gesto altamente hostil, de acuerdo con las prácticas habituales. Aunque sea, tal como explicó la alta representante, porque como buenos amigos estamos obligados a ser claros cuando se trata de defender los valores en los que creemos ya que en estos momentos estamos en desacuerdo, como lo están muchos ameri- canos con la orden ejecutiva que limita la acogida de refugiados y cierra las fronteras americanas a los ciudadanos de siete países musulmanes. Incluso el hecho de que el Departamento de Estado haya aclarado que los europeos que tengan también un pasaporte de esos países no están afectados por la medida no cambia nuestra opinión sobre la misma. Pero el elemento que se repitió en todas las intervenciones fue la censura hacia Ted Malloch, anunciado como eventual embajador norteamericano en Bruselas, que es alguien que ha dicho desear la disolución de la UE y el fin del euro. El portavoz del grupo popular europeo, el alemán Manfred Weber, ha asegurado que su grupo no puede en ningún caso dar la bienvenida a un embajador de Estados Unidos que quiere ver el fin de la Unión Europea: no podemos trabajar con alguien así En el turno de los portavoces, el representante del grupo socialista, el italiano Gianni Pittella, ha dicho que si este embajador es nombrado no será bienvenido y ha ido más allá al reclamar que los gobiernos europeos llamen a consultas a sus embajadores. Solo el antieuropeo británico Nigel Farage y el grupo de la populista francesa Marine Le Pen apoyaron sin fisuras a Trump y su política migratoria y nacionalista. nQ ZT W P ã STQ S QPTUb J PObU Zb U bVbQTO TaW ZUO QZTQ U QË ZV U S UPZÊU TVSW Ob M- WZ T SbQb O QVZUb bP bP W V P SNaWZ b Tp vU WNJ MN WTP U WbP ONQZPOb P rb QZ ObPbP bËQ bP J OQbPWb TPp jbPbP VabQRN 5 DCGe STQ S QPTUb MZPb T 59 e STQ S QPTUb J bPOTP 87I JD? 9. B; 8 3, DB ID F 5I (B 8 F, 0,8 FIEI 7, 8 BD 85 F 7, BD (I+ IBD 8 1 F, D 8 LD, D +I, +I JD G A) 2 H! 6 A 4 GCC) 99- A) 6 G