Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 2 DE FEBRERO DE 2017 abc. es espana ESPAÑA 17 coercitivas contra la consulta Las posiciones Mariano Rajoy Es absurdo que alguien pueda decir que algo que es ilegal se pueda celebrar. No tiene sentido. El referéndum ilegal no se puede celebrar LA RÉPLICA SECESIONISTA Adelantar la votación, tentación del independentismo Los procesos del 9- N y el de Forcadell se ven como un acicate para acelerar el desafío Calendario Abril El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, afirmó esta semana que el Gobierno catalán podría anunciar el próximo abril la fecha del referéndum Soraya S. Santamaría Lo que ustedes pretenden es ilegal. Anteponen ese derecho a decidir a los derechos fundamentales de las personas, a la libertad de pensamiento y al derecho a su intimidad J. GUIL BARCELONA R. Bermúdez de Castro JAIME GARCÍA la vicepresidenta con dirigentes independentistas. El Ejecutivo no ha visto ni un solo gesto, por pequeño que sea, que permita pensar que puede producirse un cambio para enderezar la situación y volver a la legalidad. Al contrario, todos los mensajes recibidos han ido en la dirección contraria. Pese a esta frustración, la operación diálogo puesta en marcha por el Gobierno continúa, aunque en La Moncloa reconocen que esperan una respuesta razonable por parte de los secesionistas. La reunión prevista entre Rajoy y Puigdemont se ha retrasado más de lo previsto, debido en parte a la ausencia en la Conferencia de presidentes, pero también a su creciente radicalidad. Videoanálisis sobre los planes del Gobierno en Cataluña El secretario de Estado de Admón. Territorial subrayó que el Ejecutivo tomará las medidas proporcionales ante los pasos que vayan dando los secesionistas. Carles Puigdemont Replicó a través de la red Twitter que no permitirán precintar los colegios: La democracia no se puede precintar, ni dejaremos que se precinte El rescate administrativo Cada medida será proporcional a los pasos de los independentistas, pero el Gobierno tiene preparada, con detalle, la aplicación del artículo 155, lo que llama rescate administrativo Joan Tardà (ERC) Pidió negociación para la celebración del referéndum ilegal, pero advirtió de que si no se logra se convocará de todas formas porque los independentistas tienen mayoría en Cataluña. La primera en lanzar la idea fue la CUP; ERC no le hizo ascos y el PDECat del presidente Puigdemont recelaba. Ahora todos ellos hablan abiertamente de la posibilidad: adelantar el referéndum independentista previsto para septiembre. A mayo o junio, por ejemplo. Para aprovechar el renovado calor social que provocarán las sentencias sobre el 9- N cuyo juicio comienza la semana que viene o la posible inhabilitación de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ya investigada por el TSJC por permitir la votación de resoluciones rupturistas desoyendo al Tribunal Constitucional. El pasado martes, la portavoz de la Generalitat, Neus Munté, no descartaba adelantar la consulta y admitía: La fecha debe estar al servicio de la estrategia, de poder hacer y hacerlo bien Mientras, el vicepresidente y líder de ERC, Oriol Junqueras, aceleraba. Aseguró que si inhabilitan a Forcadell, la mejor respuesta sería avanzar el referéndum e incluso dejaba caer que la fecha del mismo se podría anunciar el próximo mes de abril. Más allá de declaraciones públicas como las de ayer de Puigdemont, que en la tradicional recepción al cuerpo consular acreditado en Barcelona aseguró que habrá referéndum pese a las amenazas lo cierto es que en el seno del independentismo cunde otra sensación. El referéndum se convocará, pero difícilmente podrá celebrarse. De ser así, resulta aún más necesario medir los tiempos, calibrar las consecuencias. La más probable: que todo acabe en una nueva convocatoria de elecciones autonómicas. En la hoja de ruta del Gobierno catalán y la CUP se prevé el referéndum para septiembre. Su convocatoria se haría de forma consecutiva a la aprobación de la ley de Transitoriedad Jurídica sobre la cual se amparará. Una y otra medida se aprobarían en un Julio El Gobierno catalán preveía aprobar en el Parlament la ley de Transitoriedad Jurídica el próximo mes de julio y, simultáneamente, la convocatoria del referéndum Septiembre En principio, la hoja de ruta secesionista contemplaba celebrar el referéndum el próximo septiembre mismo pleno del Parlament, previsto para el próximo mes de julio, para evitar que el Gobierno y la justicia actúen antes para abortar el plan. De todas formas, la reacción judicial y del Gobierno llegará igualmente, de ahí que algunos se abonen a la opción de que cuanto antes, mejor. Las dudas tácticas surgen a propósito de las consecuencias legales, en forma de inhabilitaciones para cargos públicos, que puedan derivarse los desafíos secesionistas. En el PDECat, Artur Mas ya tiene sobre sí la amenaza por el 9- N y Puigdemont ha repetido que no volverá a ser candidato. En ERC, hasta ahora indemne de causas judiciales, podrían ver como a su líder Junqueras le inhabilitan para ser candidato. En esta especulación de escenarios, asoma incluso una opción apuntada en algún medio de comunicación: que la Generalitat convoque las elecciones autonómicas y el referéndum para un mismo día. Todo un órdago para un Gobierno que advierte de que podría cerrar colegios electorales para evitar la consulta.