Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 AGENDA Necrológicas Fernando Amarelo de Castro (1937- 2017) MARTES, 24 DE ENERO DE 2017 abc. es ABC El alma de la Galicia emigrante Dio a la diáspora gallega cuerpo legal, jurídico y administrativo ecir que es hondo el pesar por el fallecimiento de Fernando Amarelo de Castro, ex secretario general de Relaciones con las Comunidades Gallegas de la Xunta, implica quedarse muy corto en la descripción de la tristeza que hoy nos embarga. Es tarea imposible resumir la absoluta admiración que por él sentíamos quienes trabajamos por la diáspora gallega en los cinco continentes, a la que él supo dar cuerpo legal, jurídico y administrativo durante los gobiernos de Manuel Fraga Iribarne, con quien compartió etapa en el PP. Galicia no podría expresarse en toda su grandeza sin contar con los centenares de millares de paisanos que residen fuera. A esa Galicia, tan indeleble en nuestro ADN como pueblo, Fernando destinó toda su fuerza y dedicó la parte más intensa de su vida. Su ímprobo trabajo fue pieza fundadora y fundamental para el reconocimiento de las comunidades gallegas en el exterior. A él se debe el diseño básico de muchas de las líneas de actuación en favor de los gallegos que residen fuera. La consolidación y crecimiento de esa gran red universal es, en gran medida, producto directo del cariño y la pasión con Fernando Amarelo de Castro nació el 2 de noviembre de 1937 en Muras, Lugo, y ha muerto el 19 de enero de 2017 en Ferrol. Fue secretario de emigración de la Xunta de Galicia con Manuel Fraga y miembro del PP de Galicia. D MIGUEL MUÑIZ los que Amarelo de Castro, licenciado en Derecho, llevó a cabo su tarea en la Xunta y también en otras organizaciones públicas y privadas. Si hay una materia en la que Galicia puede sentirse orgullosa es la solidaridad. Somos un pueblo con unas cotas en este ámbito que ya quisieran para sí las naciones más desarrolladas. Ningún otro ha demostrado esta capacidad para unir esfuerzos en favor de quienes menos tienen, de impulsar proyectos ambiciosos en el campo social y sanitario que siguen siendo referente en muchos países de América Latina. Ningún otro pueblo fue tan capaz de involucrar a segundas generaciones, nacidas en la diáspora, en la cultura de sus padres y abuelos: hoy cualquier gallego se emociona al escuchar el sonido de la gaita en ciudades como Buenos Aires, Londres, Montreal, Barcelona o Zúrich. Esa universalidad de nuestro sentimiento de pertenencia a un pueblo, sin renunciar a la plena integración en las sociedades de recepción, es característica intrínseca de la propia naturaleza gallega. A esa universalidad hubo un hombre que le dio cuerpo y nombre, y que fue capaz de convencernos a todos de la necesidad de otorgarle la importancia y la fuerza que merece. Ese hombre fue Fernando Amarelo de Castro y hoy buena parte de esa universalidad queda huérfana. Galicia y la galleguidad no serían la misma sin su figura. En el futuro echaremos de menos su sabio consejo a tiempo, su profundo conocimiento de nuestra diáspora y el tesón y el cariño para cada ocasión en la que la universalidad de nuestro pueblo requirió sus servicios. Deseo de corazón que ese camino que el tejió, de solidaridad y hermandad, de alguna manera le ayuden en este tránsito. Gracias por tu trabajo y tus enseñanzas, Fernando. ANTONIO RODRÍGUEZ MIRANDA SECRETARIO DE EMIGRACIÓN DE LA XUNTA Dieter Eckart (1938- 2017) Editor del Frankfurter Su máxima: Una noticia es una noticia, es una noticia... jercer algo distinto que el periodismo nunca se le pasó por la cabeza: Dieter Eckart, que en pocas semanas cumpliría 79 años, trabajó 40 para el Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) diario que ayudó a construir. Una enfermedad fulminante detectada días antes de Navidad mermó sus fuerzas. Periodista ante todo, incluso durante sus estudios de Filología inglesa y alemana y de Ciencias E Políticas en Fráncfort, Oxford y Newcastle, nunca dejó de escribir para el diario de su ciudad, el Offenbach- Post A principios de 1966 llegó Eckart al FAZ directamente a política, donde pasa a redactor jefe en 1973. Entretanto es enviado como corresponsal a Londres. Luego, desde 2001 hasta su jubilación en 2005, Eckard fue editor influyendo en generaciones de redactores y corresponsales del diario fundado en 1949. Según su amigo y actual editor del FAZ, Werner D Inka, el mítico periodista sabía exactamente lo que el diario necesitaba en cada época ejerciendo un pragmatismo a prueba de Dieter Eckart nació el 20 de febrero de 1938 en Darmstadt y ha muerto el 18 de enero de 2017. Fue un periodista que en el Frankfurter Allgemeine Zeitung ejerció como redactor, corresponsal y editor. fuego. Como editor se interesó en la vida cultural de Fráncfort, en la actividad artística e intelectual de la ciudad, en la vida local. Según D Inka, desdeñaba las ideologías de cualquier tipo, porque las reglas del periodismo eran para él sagradas y agrega la máxima de Eckart: Una noticia es una noticia, es una noticia, es una noticia JOSÉ- PABLO JOFRÉ