Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 SOCIEDAD MARTES, 24 DE ENERO DE 2017 abc. es conocer ABC El peligro de la acrilamida Reino Unido desaconseja el pan muy tostado y las patatas fritas o a la brasa La agencia británica de seguridad alimentaria lanza una campaña para reducir el consumo de cancerígenos LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES N ada se salva. Las tostadas de pan bien horneadas, de color marrón, o las patatas a la brasa podrían ser cancerígenas, según advierte la Food Standards Agency (FSA) el organismo del Gobierno británico para la seguridad alimentaria. Desaconseja su consumo frecuente y ha lanzado una campaña titulada Ve por el dorado como un modo gráfico de recomendar que los alimentos con alto contenido en almidón, como las patatas o el pan, no se pasen demasiado. Lo correcto es dejarlos con un amarillo pálido También previene contra los cereales típicos del desayuno. La advertencia atiende a un extenso estudio de 2002, que probó en ratones de laboratorio que una sustancia llamada acrilamida, generada al cocinar a altas temperaturas alimentos almidonados, puede causar cáncer y daños neuronales. En los seres humanos todavía no se ha demostrado de manera fehaciente. La acrilamida se encontraría también en el humo del tabaco. Los científicos señalan que los mayores daños se producen en los niños. Steve Wearne, el director de la FSA, explica que no podemos decir que una persona contraiga cáncer por exceso de acrilamida, pero no podemos asegurar que no ocurra en humanos lo mismo que sucede en los animales Con todo, intenta no sonar alarmista: No hay que preocuparse por una pieza ocasional esté demasiado pasada, sino por tratar de variar la dieta. Se trata de controlar el riesgo a lo largo de toda la vida Las advertencias de la agencia gubernamental de salud ali- mentaria han suscitado críticas, incluso de una exministra de Sanidad del Partido Conservador, Edwina Currie: La gente se va quedar muy sorprendida con esta campaña, porque parece que el Gobierno la ha lanzado sin que se haya completado toda la investigación Algunos científicos han declarado que en lugar de ocuparse de una cuestión que todavía es discutible, el Ejecutivo debería centrarse en atajar pro- blemas reales como la tasa de obesidad creciente y la comida de ínfima calidad de algunos restaurantes En esa línea se expresa la conocida experta en gastronomía Prude Leith, distinguida en su día como oficial de la Orden del Imperio Británico: Deberían centrarse en recomendar que se consuman más vegetales y menos carne, en lugar de lanzarse a demonizar ciertas comidas El producto más british Lo de las patatas a la brasa puede ser todo un golpe para los británicos, grandes aficionados, en especial en los asados típicos del domingo, una institución en los pubs. Cada año se sirven en el Reino Unido 900 millones de co- midas con ese tubérculo como guarnición. Además se venden patatas congeladas por importe de 400 millones de libras al año. Los científicos también desaconsejan conservar los tubérculos en la nevera y luego freírlos u hornearlos. Deben ser guardadas en una zona oscura y a más de seis grados. Entre la relación de alimentos que ha facilitado la agencia figuran los populares cereales del desayuno, galletas, patatas fritas y hasta el café. Como norma general, se aconseja cocinar con temperaturas de más de 120 grados y si se opta por el horno, dar la vuelta al alimento cada quince minutos para evitar que se dore. El presidente de la Asociación Británica de Productores de Patatas, Da- ¿Qué es la acrilamida que tienen algunos alimentos? La acrilamida es una sustancia química que se genera de forma natural en los alimentos que contienen almidón durante procesos de cocción a altas temperaturas (fritura, cocción, asado y también durante procesos industriales) En animales se ha visto una relación clara con la aparición del cáncer, pero en humanos los resultados son dudosos. La acrilamida también está presente en el tabaco. Para los fumadores, el tabaco es una fuente de exposición de acrilamida más significativa que los alimentos.