Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 GENTESTILO TV SÁBADO, 7 DE ENERO DE 2017 abc. es estilo ABC Cuando Nancy Reagan pronosticó el triunfo de Donald Trump La condesa viuda de Romanones recuerda su amistad con la que fuera primera dama de EE. UU y su primer encuentro con Hillary Clinton ALINE GRIFFITH contó que traía dinero frecuentemente de un partido comunista norteamericano. La cantidad de dinero no era una gran suma, pero el agente de las FMLN se entusiasmó cuando ella le prometió traerle más dentro de unos meses. Mi misión era crear una red de colaboradores en El Salvador que identificara a los agentes comunistas enviados por la Alemania Oriental. En Nueva York Antes de que Ronald Reagan fuese elegido presidente de los Estados Unidos, fui amiga de él y de su mujer, Nancy, así es que teníamos amistad durante muchos UN años. Cuando el presiFAVOR dente estaba demasia Nancy me do ocupado, Nancy vepidió que invitase a cenar a nía a pasar unos días en mi apartamento en un joven Donald Nueva York. Trump En 1987, Nancy me llamó por teléfono a Nueva York preguntando si podía quedarse dos días en mi apartamento y si la haría el favor de invitar en una cena a un joven que salía mucho en la prensa y al que quería conocer. Se llamaba Donald Trump. Yo no le conocía, pero en atención a Nancy le invité a una cena con unas diez personas. Trump era hijo de un hombre rico, que tenía muchos edificios y apartamentos en la ciudad. Donald vino a la cena y divirtió a Nancy con su animada y simpática conversación. Era muy rubio, alto y bastante atractivo, y estaba acompañado por su mujer (IvaABC na) que era guapísima. No le dije a De casa a casa Donald Trump que era Nancy la que Sobre estas líneas, Aline me pidió que le invitara y que ella y Griffith y Nancy Reagan en Ronald Reagan estaban interesados 1987 en la Casa Blanca, en él. durante una visita de la Después de conocer a Donald Trump Condesa Viuda de en la cena que organicé en mi casa de Romanones a la primera Nueva York en 1987, Nancy Reagan me dama. Izqda. Nancy dijo que Donald Trump podría ser un Reagan e Ivana Trump, en buen candidato a senador por Nueva un almuerzo que organizó York. Quiero decirle a Donald Trump Griffith en su apartamento que hay algo mágico que le une a Rocon mujeres de la sociedad nald Reagan. Ahora deseo que Donald Trump pueda ser un buen presidente de EE. UU como lo ha sido mi querido amigo Ronald Reagan. Conocí a Hillary Clinton en 1983 en El Salvador cuando estaba en Centroamérica colaborando una vez más con la CIA. En aquellos países iberoaméricanos había muchos agentes de Alemania Oriental que estaban desestabilizando los gobiernos con movimientos comunistas y era el camino que utilizaban para filtrarse también en los Estados Unidos. Encontré a Hillary en el bar del hotel principal de la ciudad, Camino Real Hotel, donde había muchos periodistas quienes me explicaron que era norteamericana y que los hombres que estaban con ella eran del FMLN, el partido revolucionario comunista. La vigilé durante un buen rato y la vi entregarles un fajo de dólares, que tenía en una bolsa de tela, al jefe del FMLN de El Salvador. Ella pensaba que yo era española, porque en esa época viajaba con mi pasaporte diplomático español, al que tenía derecho al tener título de Grande de España. Me