Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 CULTURA Álbum de familia Eddie Fisher Debbie Reynolds se casó tres veces. La primera, con el cantante Eddie Fisher, con quien tuvo a sus dos hijos, Carrie y Todd. Fisher la abandonó para casarse con Elizabeth Taylor VIERNES, 30 DE DICIEMBRE DE 2016 abc. es cultura ABC Ante las tropas A los 16 años, ganó un concurso de belleza. Su carrera fue meteórica. En 1955 cantó para las tropas de EE. UU. en Seúl (en la imagen) Entre 1965 y 1975 ofreció recitales en el hotel Riviera de Las Vegas Debbie Reynolds Cantar bajo la lluvia, morir de pena La actriz, inolvidable protagonista del legendario musical, falleció apenas un día después de que lo hiciera su hija, Carrie Fisher MARÍA ESTÉVEZ LOS ÁNGELES D ebbie Reynolds no superó la muerte de su hija, Carrie Fisher; falleció un día después que ella en el mismo hospital de UCLA. Debbie Reynolds (Mary Frances Reynolds, nacida en El Paso, Texas, el 1 de abril de 1932) representaba el Hollywood dorado, y con su marcha se apagan su voz y su talento como bailarina, que fueron el sello de su carrera. El hijo de Debbie, Todd Fisher, dijo en un comunicado: Para mi madre fue imposible aguantar el duelo por la muerte de Carrie Reynolds, ingresada de urgencia por un derrame cerebral, moría horas después que su hija. La muerte de mi hermana fue demasiado para ella, quería estar con Carrie afirmó Todd. Reynolds estaba en casa de su hijo en Beverly Hills, planeando el funeral por su hija, cuando se sintió mal y tuvo que ser llevada de urgencia a UCLA. Morir de pena con el corazón roto es algo real, aunque no se diagnostique con frecuencia dice David Kessler, experto en dolor. Carrie Fisher y Debbie Reynolds eran vecinas; apenas unos metros de distancia separaban las casas de una y otra. Carrie cuidaba de su madre y de su hija, Barrie Laurd, de 23 años, que, como el resto de las mujeres de su familia, también ha decidido ser actriz. Actualmente, la relación entre Carrie y Debbie era estupenda y siempre aparecían de la mano en premios y presentaciones, pero hubo momentos a lo largo de los años en que estuvieron distanciadas. En su libro de memorias, Extravagancias de esta Galaxia Carrie contaba cómo, cuando nació, nadie le hizo caso: El personal sanitario se desvivía en atender a una inconsciente Reynolds y a mi padre, el actor Eddie Fisher, desmayado ante el alumbramiento de su hija. Desde que llegué al mundo tuve que llamar la atención por encima de mis progenitores Reynolds nunca fue una madre tradicional para sus hijos. Ella se llevaba a sus retoños de rodaje en rodaje, y en 1959 los tres vivieron en España durante la grabación de la cinta Empezó con un beso Entre las muchas historias que Carrie Fisher contó en sus memorias, destaca la actitud positiva de su madre. Ella me enseñó a sobrevivir porque era muy trabajadora. Cuando estaba en casa, los fines de semana, mi hermano y yo nos sentábamos a mirarla mientras dormía porque venía ago- La novia de América A los tres años de matrimonio, cuando Carrie contaba un año y su hermano Todd apenas unos meses, Eddie Fisher fue a consolar a Elizabeth Taylor por la muerte de su marido, Mike Todd, fallecido en accidente de avión, y no regresó. Eddie Fisher dejó a Debbie Reynolds, la novia de América, por Elizabeth Tayor y el escándalo las enfrentó durante siete años. Sin embargo, aun con la traición, Reynolds no era rencorosa y pasado un tiempo retomó su amistad con Liz. Las dos volverían a trabajar juntas en una película que escribió y dirigió la propia Carrie para televisión, titulada Esas chicas fabulosas El filme es una carta de amor de Fisher hacia su madre y en él se explica la naturaleza efímera del éxito en el mundo del espectáculo. Divertida y extravagante, Debbie Madre e hija Dos imágenes de Debbie Reynolds y Carrie Fisher, cuya relación sufrió altibajos. Estuvieron años distanciadas Su hijo, Todd Fisher Mi madre no pudo aguantar el duelo. La muerte de mi hermana fue demasiado para ella, quería estar con Carrie tada de los rodajes. Nos tumbábamos a su lado en la cama admirándola como una estatua Con la adolescencia de Carrie creció la distancia entre madre e hija. Me di cuenta de que ella le pertenecía al mundo y no a mí. Por eso busqué refugio en las drogas diría Fisher a Vanity Fair Adicta a las pastillas, los problemas llevaron a Carrie a varias a varias clínicas de rehabilitación. También llegaron varios internamientos en psiquiátricos por episodios puntuales y un diagnóstico: trastorno bipolar, del que Fisher habló siempre abiertamente. Con la llegada de Billie, su única hija, Carrie perdonó a su madre y le pidió que se mudara a su lado después de que Debbie fuera abandonada en la ruina por su tercer marido, Richard Hamlet, en 1996. Miss Burbank título de belleza que ganó a los 16 años, fue el primer éxito de Debbie Reynolds y le consiguió su primer contrato en Hollywood. Sin embargo, su gran éxito llegó con Cantando bajo la lluvia filme que grabó sangrando en muchas de las escenas por las horas de ensayos a las que la sometía Gene Kelly. El actor y director la hizo llorar y sufrir por su tiránica actitud durante la grabación. Lo más difícil que he hecho en mi vida ha sido tener a mis hijos y rodar Cantando bajo la lluvia repitió la actriz hasta el cansancio. Según explicó, consiguió terminar gracias a la ayuda de Fred Astaire, que una noche la encontró llorando: Tras una pelea con Kelly, Fred me descubrió escondida bajo un piano y decidió ayudarme, dándome consejos de baile Figura inolvidable de la gran pantalla, Debbie Reynolds apaga seis décadas dedicadas a la interpretación. La noticia ha helado el corazón de Hollywood, que trata de recuperarse de un año especialmente difícil y que ayer se volcó en lamentos a través de las redes sociales.