Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 30 DE DICIEMBRE DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 Familia evacuada de la zona rebelde de Alepo a un campamento en la provincia siria de Idlib REUTERS Alto el fuego en Siria El triunfo de Putin y la nueva realidad HUGHES La paz en Siria es el triunfo de Rusia e Irán. Es decir, de Putin. Además es la escenificación del desastre de Obama, que dejó a su partido en las últimas y a su país como actor secundario. También es una derrota de Alemania y de la Unión Europea que empezó a tomar cuerpo con las escaramuzas en Ucrania y que se consolidará con la toma de posesión de Trump y una nueva entente rusoamericana. La pax trumpiana será la superación de la retórica de la Guerra Fría y la reconsideración de la relación con Rusia, la OTAN y Europa. Se esfuma el dibujo histórico en el que nos (ador) mecimos. EE. UU. tiene una batalla comercial y económica en el Pacífico y Europa está coronada por una diadema de bases nucleares rusas. Rusia se centraliza, y afianza su salida al Mediterráneo mientras consolida su equilibrio con China. La UE no tiene otra que acomodarse al regazo del oso ruso ¿Eurasia? Hay otra ramificación. Durante años creímos vivir protegidos de la propaganda rusa, sin saber que éramos víctimas de una de otro tipo. El mundo cambiaba y nosotros quedábamos sometidos a un discurso que no sabía explicarlo. La victoria de Trump ya fue una forma de despertar (para quien quiso enterarse) Siria es el Escenario 2, usando terminología matritense. A las implicaciones geoestratégicas acompañan otras ideológicas. Vivimos convencidos de que el reglamentarismo burocrático de la UE, la socialdemocracia merkeliana y el Consenso Mariano son las formas superiores de vida política, pero existe una democracia de poderes separados en América (sistema de desconfianzas y no de confianzas como una ministra dijo de España) la Rusia de Putin, y más allá China. Formas mixtas. La globalización avanza, pero a la vez se repliega y adopta contrafuertes políticos. Además de abrir los ojos, en España habría de tomarse con más rigor la política exterior de Rajoy. En el Parlamento será difícil, toda la oposición es de un pintoresquismo inaudito. Pero el seguidismo a Obama y Merkel, lo de Colombia o la resolución de la ONU sobre Israel merecerían más explicaciones. En cualquier caso, España es una soberanía y también un sistema de deuda, y está obligada a un triste realismo. La opción enérgica de un Brexit no parece a su alcance. INTERNACIONAL